#TEMP
domingo 29/5/22

La policía desaloja a activistas de Greenpeace del Consejo de Europa

Los miembros de la organización aprovecharon la reunión de los ministros de Economía de la Eurozona para pedir más fondos que ayuden a los países en vías de desarrollo en la lucha contra el cambio climático
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS -10.3.2009

Los cerca de 350 activistas de Greenpeace, entre ellos "una veintena de españoles", que este martes bloquearon las distintas entradas de la sede del Consejo de la UE en Bruselas fueron desalojados a mediodía y "todos ellos han sido detenidos", según confirmó la responsable de la campaña de Cambio Climático y Energía, Aída Vila: "Todos (los activistas que participaron en la acción) han sido detenidos y están siendo identificados. No obstante, la portavoz de Greenpeace señaló que "esperamos que a lo largo de la tarde sean puestos en libertad". Durante el desalojo de los activistas, algunos de ellos fueron incluso arrastrados por la Policía ya que se negaban a abandonar el lugar.

Los manifestantes protagonizaron una sentada a las puertas del edificio en cuyo interior se reunían en ese momento los ministros de Finanzas de los 27. Más tarde, el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, también acudió al Consejo de la UE para asistir a un almuerzo con el Alto Representante para Política Exterior y Seguridad Común, Javier Solana, y otros representantes de la UE.

La protesta comenzó en torno a las 11:00 horas de la mañana para pedir a la Unión Europea que dedique más fondos para ayudar a los países en vías de desarrollo en la lucha contra el cambio climático. Los manifestantes, vestidos con monos amarillos, también trataron de bloquear las entradas laterales del edificio Justus Lipsius, pero las fuerzas de seguridad belga despejaron rápidamente estos accesos. Llevaban pancartas con lemas como "Salva el clima" o "Rescata el planeta".

"Los ministros de Finanzas están dando miles de millones de dinero de los contribuyentes a bancos quebrados, y nosotros estamos aquí para garantizar que también pongan dinero sobre la mesa para luchar contra el cambio climático", dijo el portavoz de Greenpeace, Thomas Henningsen. "Si el planeta fuera un banco, lo salvarían", agregó.

Los ministros de Economía de los 27 todavía no han llegado a un acuerdo sobre cuánto dinero destinará la UE para ayudar a los países en vías de desarrollo a luchar contra el cambio climático.

La policía desaloja a activistas de Greenpeace del Consejo de Europa
Comentarios