viernes 13.12.2019

Las estaciones de esquí no descansan en verano

Pensar en esquí a las puertas del verano puede resultar chocante.

Las estaciones de esquí no descansan en verano

Pensar en esquí a las puertas del verano puede resultar chocante. Las pistas se cerraron hace unos meses y parece que la mente está ya ocupada en otros quehaceres, como reservar un viaje o localizar un destino para el veraneo próximo al mar.

Sin embargo, la nieve está siempre muy presente, aunque sea fuera de temporada. Primero, porque es época de ofertas de cara al invierno y, segundo, porque también en verano se puede esquiar.

 Ofertas para temporada 2018-2019

Los aficionados a la nieve tienen ahora la mejor oportunidad de ahorro. Aprovechar las ofertas de esquí que se lanzan en estos meses conlleva dos ventajas añadida: por un lado, permite obtener descuentos muy interesantes y por otro, sirve para asegurarnos una plaza en las fechas y estaciones más concurridas. En invierno,  las pistas suelen llevarse hasta la bandera, así que vale la pena avanzarse a la temporada y reservar con antelación. Es una manera perfecta de estar tranquilos y, además, el bolsillo lo agradecerá.

En Esquiades.com, portal líder en turismo de montaña, podemos encontrar ofertas en las principales estaciones de esquí de la península y en las mejores zonas de los Alpes franceses. Andorra, Pirineo Aragonés, Pirineo Catalán y Sierra Nevada forman parte del programa. Para los más exigentes, también hay promociones en las estaciones francesas de Les Deux Alpes, Serre Chevalier o Vall Thorens.

Los packs de Esquiades incluyen alojamiento y forfait con los precios más económicos de internet. Las ofertas no tienen competencia. Por ejemplo, 2 noches de hotel + forfait durante el puente de Diciembre y en la estación de Ordino Arcalís (Andorra) cuestan menos de 100 € por persona. Los que quieran estar más días tampoco han de pagar demasiado: el alojamiento durante 7 noches y 6 días de forfait en Granvalira cuestan ahora alrededor de 450 euros.

Esquiar en verano

Pero no hace falta esperar al invierno para disfrutar del esquí. Para eso están los glaciares, que conservan la nieve intacta durante todos los meses del año. El glaciar más próximo a España está situado en los Alpes Franceses. En la zona de Les Deux Alpes, por ejemplo, hay pistas abiertas en verano para practicar el esquí o deslizarse en tabla. También hay programado un conjunto de actividades acuáticas que solo pueden practicarse en verano, como el surf de pala (paddle surfing), el water jump o el blob jump.

Durante el verano, el número de pistas abiertas es más reducido que en invierno y el horario también cambia, pero la experiencia no defrauda. De hecho, los Alpes franceses atraen año tras año a miles de visitantes durante la etapa estival y procedentes de toda Europa.

La oferta de Esquiades.com en los meses de junio y julio incluye estancias en las zonas de Tignes y Les Deux Alpes. Vale la pena echar un vistazo a la web porque los precios son realmente atractivos.  

Estaciones de esquí en verano, ¿a qué se dedican?

La ausencia de nieve no implica necesariamente un parón absoluto en las estaciones de esquí; de hecho, la actividad se mantiene. Durante los meses de primavera y verano, los esquiadores dan paso a los senderistas y a los amantes de la naturaleza, que aprovechan las laderas y bosques para realizar largas excursiones o rutas en bicicleta.

En Baqueira Beret, Sierra Nevada o Panticosa se organizan multitud de actividades de montaña, que van desde paseos a caballo hasta rafting, puenting, baranquismo o kayak. En Esquiades.com podemos encontrar una amplia oferta de este tipo, a la que hay que unir el programa termal. El complejo lúdico-termal de Caldea, en Andorra, es punto de encuentro para miles de personas en cualquier época del año y una opción perfecta para huir de las altas temperaturas del verano. Además, Andorra acoge en verano algunas representaciones del Cirque du Soleil, lo que añade un aliciente más a la estancia en el principado.

Al margen de los programas de ocio alternativos a la nieve, las estaciones de esquí también viven en verano otro tipo de actividades: el mantenimiento y los trabajos medioambientales para encarar la nueva temporada. Las estaciones de esquí incluyen un gran número de instalaciones que deben acondicionarse y revirarse a fondo. Las labores que se desarrollan en verano afectan tanto a las pistas como a los edificios:

  • Trabajos en pistas

Los remontes y telecabinas son objetos de revisión permanente, pero en verano se añade la reparación de otros elementos, como pueden ser cañones de nieve, balizas de señalización, sistemas antiavalanchas, vallas o redes de saneamiento. También es el momento de eliminar las basuras o desechos que hubiesen quedado ocultos bajo la nieve.

Los edificios también sufren un deterioro por efecto del frío, por eso en verano se procede a revisar cubiertas, reparar filtraciones, substituir vidrios dañados o pintar y barnizar elementos externos.

  • Trabajos mediambientales

Consisten en la limpieza de bosques y ríos, así como la reforestación de zonas que hayan podido resultar dañadas por la climatología o el paso de máquinas y esquiadores.

Comentarios