viernes. 19.07.2024

El cantautor reconoce estar feliz tras ser absuelto de un delito contra los sentimientos religiosos por el vídeo en el que cocinaba un crucifijo. "Cuando uno es absolutamente inocente, solo se puede estar contento", ha señalado a Europa Press.

El Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid ha absuelto al cantautor porque considera que no tuvo intención de "menoscabar, humillar o herir los sentimientos religiosos".

En este sentido, el artista considera "inconcebible" que el juez lo hubiera condenado por un delito contra los sentimientos religiosos por la realización de aquel vídeo y agradece a todos los amigos y compañeros el apoyo prestado.

El cantautor, agotado tras las muchas llamadas que está recibiendo de amigos y medios de comunicación, subraya que piensa seguir trabajando, componiendo y dando conciertos por toda la geografía española. Precisamente, este mismo viernes ofrecerá un concierto en el teatro Olympia de Valencia.

"Cuando uno es absolutamente inocente, solo se puede estar contento"