#TEMP
miércoles. 29.06.2022

El 90% secunda la huelga en Telemadrid, que sigue en negro

La representación sindical de RTVM considera una absoluta irresponsabilidad de la Dirección convertir una empresa pública como esta en un cortijo al servicio de intereses puramente personales, particulares y partidistas.
> Arrancan las movilizaciones en RTVM
NUEVATRIBUNA.ES - 14.4.2009

Los sindicatos CCOO, UGT y CGT denuncian que es la Dirección de RTVM la que ha privado a los madrileños de su derecho a la información durante esta jornada de huelga, al negarse a cumplir la sentencia judicial y la propuesta firme y por escrito del comité de huelga, que garantizaban unos servicios mínimos de 15 minutos de información local en cada informativo y que se han remitido a la Consejería de Empleo de la Comunidad de Madrid. Además en Onda Madrid se está emitiendo publicidad, por lo que tendrán que asumir la responsabilidad personal aquellos que hayan dado la orden de contravenir la sentencia judicial.

Pero sobre todo, dicen, "es la actual Dirección de RTVM la que vulnera sistemáticamente el derecho constitucional a la libertad de expresión cuando secuestra cintas en las que un grupo de ciudadanos abuchean a la presidenta de la Comunidad de Madrid. Y añaden que es la Dirección del RTVM la que sistemáticamente vulnera los derechos constitucionales de los ciudadanos de Madrid, manipulando partidistamente la información, marginando a los profesionales que simplemente quieren ejercer su profesión de periodistas o cuando veta a colectivos sociales que no coinciden con sus intereses partidistas".

La representación sindical recuerda que en el último año se han perdido en esta empresa unos 180 puestos de trabajo (despidos de trabajadores fijos y temporales, no renovaciones de contratos o finalizaciones de obra). Mientras tanto, se ha duplicado el número de cargos directivos (con sueldos muy por encima de los que cualquier trabajador de la casa) y se ha llenado la empresa con familiares, amigos y conocidos. Aparte de multiplicar los puestos de responsables y los pluses del personal afín a la Dirección (a costa de los impuestos de todos los madrileños).

Los tres sindicatos rechazan que la movilización actual se deba al despido de tres jefes, como asegura la Dirección, y subrayan que lo que piden es que se les garantice su puesto de trabajo fijo, que no su jefatura, obtenido en una oposición pública. Pero también, aseguran, "nos movilizamos por un futuro y una viabilidad para el Ente Público. Es también por conseguir la estabilidad en el empleo en esta empresa. Por conseguir unos porcentajes de producción interna que aseguren el trabajo. Por impedir que se externalicen productos y servicios que se hacen ahora con medios propios, técnicos y humanos de la casa, y que sólo beneficiarían a empresarios amigos que consiguen las subcontratas (nunca a los trabajadores de esas empresas). Y por conseguir negociar y firmar un convenio colectivo que lleva más de un año paralizado y que contemplaría una subida salarial del 2 por ciento, la misma que ya tienen los trabajadores de la Comunidad de Madrid (y la propia presidenta regional y sus consejeros que ya se han subido el sueldo el año pasado y este mientras los trabajadores lo tienen congelado)".

Asimismo denuncian que entre las muchas mentiras que está lanzando la Dirección habrá que recordarle que no son los trabajadores de RTVM los que más ganan de la FORTA. Bastaría que mirase las tablas salariales de las otras autonómicas. Y acusan a los responsables de la televisión pública madrileña de mentir cuando aseguran que los cámaras que trabajan en ella ganan 33.000 euros al año. "Si mirasen las tablas salariales podrían comprobar que su salario base bruto es de 27 366".

CCOO, UGT y CGT indican finalmente que "Modernidad no es poner una empresa pública de comunicación al servicio de intereses particulares. Modernidad no es facilitar negocios privados con dinero público. Y desde luego, modernidad no es precarizar el trabajo y hacer hueco en el edificio para llenarlo de jefes y directivos".

El 90% secunda la huelga en Telemadrid, que sigue en negro
Comentarios