miércoles 27.05.2020
PUEBLOS Y PAÍSES DEL MUNDO

Bélgica, el sabor de lo tradicional

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

El territorio de Bélgica tiene una extensión de 30 528 km² y tiene una forma triangular. An note se encuentra con el Mar del Norte, al este hace frontera con Holanda, Alemania y Luxemburgo y al osete con Francia. Se divide geográficamente en tres regiones: la planicie costera al noroeste, la meseta central y las altiplanicies de las Ardenas al sureste.

Siguiendo el ejemplo de los Países Bajos, la planicie costera ha ganado algunos espacios del Mar del Norte, los conocidos polders por medio de diques y canales. En esta región está la llanura de Flandes, parte de la f8cuenca belgo-neerlandesa.

En cuanto a su relieve debemos destacar la meseta central, en el interior, es un área lisa y de poca altitud, que tiene muchos valles fértiles y es irrigada por numerosas vías navegables, como los ríos Mosa, su afluente el Sambre y el Escalda.

La región de las Ardenas es más accidentada que las otras dos. En esta región se localiza el punto más alto de Bélgica, la Signal de Botrange, con sólo 694 metros de altitud. El macizo herciniano se divide, a su vez, en: Condroz, una meseta baja y cubierta de bosques; la Famenne y la Fagne, depresiones entre el Condroz y las Ardenas; y, finalmente, las Ardenas propiamente dichas, con bosques, landas y turberas.

Bélgica esta recorrida por numerosos cursos de agua, la mayoría de ellos pertenecientes a las cuencas del Mosa y el Escalda, que son los principales ríos del país. Muchos de ellos son navegables y hay varios canales de navegación que entrelazan las distintas cuencas.

Toda Bélgica drena en el mar del Norte, a excepción del municipio de Momignies, que drena a través del río Oise en el canal de la Mancha. Tres son los ríos principales que drenan el país: el Escalda con 200 km en Bélgica, 350 km en total, el Mosa con 183 km en Bélgica, 925 km en total y el Yser con 50 km en Bélgica, 78 km en total. Los tres tienen su origen en Francia y los tres desembocan en el mar del Norte, aunque el Yser es el único que desagua directamente por territorio belga al mar.

La historia de Bélgica de los últimos años es de todos conocida pero si llama continuamente la atención los problemas políticos surgidos entre Flandes y Valonia que hacen muy difícil su gobernabilidad

El lago más grande del país es el lago de la Plate Taille, un embalse artificial en el conjunto de los lagos del Eau d'Heure. Otros lagos importantes son los de Genval, Bütgenbach, Gileppe, Eupen y Robertville.

Bélgica tiene un corto litoral en el mar del Norte, 66 km de costas bajas, arenosas y rectilíneas.

El clima de Bélgica es marítimo templado, con precipitaciones significativas durante todo el año. La temperatura media anual es de 9 a 10°, siendo la temperatura media en enero de 3,1°C y en julio 17,7°C. Las temperaturas son más suaves en la costa, mientras que en la región más interior de las Ardenas alterna veranos cálidos con inviernos fríos.

f7

Es el país más densamente poblado de Europa. La población de Bélgica es de 11.460. 000 habitantes. La densidad de población de Bélgica 350 habitantes por km2 y es una de las más elevadas de Europa, después de la de los Países Bajos. Las áreas con mayor densidad de población son las que están alrededor de las aglomeraciones de Bruselas-Amberes-Gante-Lovaina, así como en otros centros urbanos importantes Lieja, Charleroi, Brujas, Namur.

La región de las Ardenas es la que tiene menor densidad de población del país. En el año 2005, la Región Flamenca tenía una población de aproximadamente 6. 596. 000. La seguían Valonia con 3. 644. 000 y Bruselas con 1.125.000. Casi toda la población es urbana el 97,3%. Las ciudades principales son Bruselas 1.125.000 y unos 2,1 millones en su aglomeración), Amberes 520. 504 en la comuna y 1.000 000 con su área metropolitana, Gante 262 219, Charleroi 202.267, Lieja 197 355 en el municipio y 600 000 en su aglomeración y Brujas 118. 284.

Cerca del 59 por ciento de la población de Bélgica tiene como lengua materna el neerlandés, lo conoce hasta el 70% de la población, entre ellos un 20% de valones, el 40 por ciento es francófona, el 70% de la población total conoce la lengua francesa, incluido el 60% de los flamencos, y menos del 1% es germanófona. Bruselas, con el 9% de la población del país, es oficialmente bilingüe, francés y neerlandés.

Hay dos grupos étnicos y lingüísticos muy diferenciados: un 58% de flamencos, que viven en la zona septentrional del país, y los valones con un 31% que vive en el sur. Hay otros grupos que representan el 11% de su población. El flamenco es una lengua germánica emparentada con el neerlandés, es cooficial y lo habla casi el 60% de la población.

f6

También es oficial el francés, que es hablado por el 40% de la población. El alemán es lengua cooficial, aunque lo habla menos del 1% de la zona donde está la población que lo tiene como lengua materna en el extremo oriental del país. Bruselas es un enclave de bilingüismo. La mayoría de la población es católica en un 75% y hay una minoría protestante

ECONOMÍA

Bélgica fue primer país de Europa continental en el que se desarrolló la revolución industrial, a comienzos del siglo XIX. Lieja y Charleroi desarrollaron rápidamente una industria minera y acerera, que floreció hasta mediados del siglo XX. Sin embargo, en la década de 1840 la industria textil de Flandes estaba pasando por una aguda crisis y había hambruna.

Después de la II Guerra Mundial, Gante y Amberes experimentaron una rápida expansión del sector químico y petrolífero. Las crisis del petróleo de los años 1973 a 1979 causaron una prolongada recesión económica.

La industria siderúrgica belga ha sufrido desde entonces por un grave retroceso, y éste ha sido el responsable de inhibir el desarrollo económico de Valonia. En los años 80 y 90, el centro económico del país continuó desplazándose hacia el norte, a Flandes.

Bélgica adoptó el euro, la moneda única europea en el año 1999, que reemplazó definitivamente al franco belga en 2002. La economía belga está estrechamente orientada hacia el comercio exterior, especialmente productos de alto valor añadido. Las principales importaciones son productos alimenticios, maquinaria, diamantes, petróleo y derivados, sustancias químicas, vestimenta y accesorios y tejidos. Las exportaciones principales son automóviles, comida y productos alimenticios, hierro y acero, diamantes procesados, tejidos, plásticos, productos petrolíferos y metales no ferrosos.

f5

El sector primario representa solamente el 0,75% de su PIB. Tiene una superficie agrícola 1.350.000 Ha y sólo se dedican a la agricultura unas 75.000 personas.

El sector secundario representa el 20,33% de su PIB. Destacan en la industria los sectores: químico, metalurgia y materiales de transporte, caracterizado por su alto grado de apertura internacional.

Destaca la industria química y farmacéutica se encuentra principalmente concentrada en Amberes y algo en Gante y representa el 19% del total de la industria belga. La industria metalúrgica y la fabricación de productos metálicos que representa más de 13% del total industrial.

En la región de Bruselas y Flandes surge una industria más ligera. El centro más importante industrial del país es Amberes alrededor de la industria petro-química, la construcción de coches y los productos no ferrosos. Amberes es el principal centro mundial de producción y comercio de diamantes del mundo. Esta industria juega un papel muy importante en el comercio belga.

Como en la mayoría de países industrializados, el desarrollo del sector terciario ha sido clave en los últimos veinte años. El sector servicios representa el 69% del PIB. Bélgica posee un sector servicios a empresas muy desarrollados. La región de Bruselas es sede de una gran cantidad de empresas de asesoría jurídica, consultoría, contabilidad y todo tipo de servicios. Un gran número de empresas se han implantado en Bruselas debido a la presencia de las Instituciones europeas y su localización estratégica.

SU HISTORIA

Bélgica, Holanda, Luxemburgo y una parte del norte de Francia forman la región de los Países Bajos con historia común hasta el año 1579. La separación entre el idioma romance y el germánico coincidió con el límite del Sacro Imperio Romano-Germánico que dividió los Países Bajos por la mitad.

Entre los años 1519 y 1814, las provincias sureñas fueron gobernadas sucesivamente por España desde 1519, Austria desde el año 1713 y Francia desde el año 1794. Tras la caída de Napoleón en el año 1814, las f4potencias europeas impusieron la unificación con el norte. Las provincias del sur habían ya forjado una identidad propia y no estaban dispuestas a aceptar la autoridad holandesa.

La economía de la región reposaba en la producción de lino y la manufactura textil, cuya expansión fomentó un gran crecimiento demográfico. Terratenientes y manufactureros coincidieron y la concentración de telares facilitó la industrialización.

La burguesía belga se armó contra las autoridades holandesas en el año 1839. El conflicto se generalizó, y las potencias reconocieron la independencia de las provincias del sur, que desde entonces se llamara Bélgica. El Congreso adoptó la monarquía parlamentaria, que ha sobrevivido hasta nuestros días.

A finales del siglo XIX, los obreros exigieron el derecho de voto y mejores condiciones de trabajo. Tras violentos incidentes, el gobierno aprobó leyes de vivienda popular y de protección en el trabajo, en particular a mujeres y niños. El Parlamento cambió la Constitución y, en el año 1893, se implantó el sufragio universal masculino, pero en forma limitada. El voto universal, sin limitaciones para los hombres fue introducido en el año 1919.

Entres los años 1880 y 1885, el rey Leopoldo II, al frente de un grupo de inversores, financió expediciones internacionales al Congo, que convirtió en un enclave privado.

f3

La mala administración económica, junto con las severas protestas de varios países europeos por la excesiva represión y explotación que sufrían los nativos, forzó al gobierno belga a asumir el Congo como colonia desde el año 1908. Esto hizo que se pusieran fin a los excesos que se habían cometido, si bien tanto el gobierno, como la iglesia y los negocios belgas aumentaron su influencia en el territorio durante los años siguientes.

En el siglo XX, el sistema democrático se vio dos veces amenazado debido a las guerras mundiales. Sin embargo, prevaleció en ambos casos. Bélgica negó el paso a Alemania para cruzar su territorio en el año 1914, lo que la involucró en la guerra. El Tratado de Versalles devolvió a Bélgica los territorios de Eupen y Malmédy. Bélgica firmó en el año 1920 un acuerdo de asistencia militar con Francia y, el año siguiente, se unió económicamente con Luxemburgo. En África, las tropas belgas ocuparon las excolonias alemanas de Ruanda y Burundi, luego de que la Liga de Naciones les otorgara un mandato.

Entre los años 1940 y 1944, Bélgica fue ocupada por Alemania. El retorno del rey, que había sido prisionero de los alemanes, generó gran controversia. En un plebiscito, el 57% voto por el regreso de la monarquía, pero la tensión en la región valona obligó a Leopoldo III a abdicar a favor de su hijo Balduino en el año 1950.

En el año 1947, Bélgica, Holanda y Luxemburgo formaron la asociación económica llamada Benelux, en el marco de la entonces Comunidad Económica Europea. Bélgica se integró asimismo en la OTAN en el año 1949.

f2Se independizó el Congo de Bélgica en el año 1960, pero tanto Bélgica como las potencias europeas siguieron interviniendo en el Congo. En el año 1962 se independizaron Ruanda y Burundi.

Se les permitió a las comunidades lingüísticas belgas una mayor autonomía en las cuestiones culturales en el año 1970. El Parlamento aprobó una nueva estructura federal en el año 1980, con las regiones de Flandes, Valonia y Bruselas como distritos capitales, lo que inició un proceso de descentralización que aún continua y genera graves problemas de competencias.

Las mujeres belgas conquistaron el derecho a igual remuneración que los hombres en el año 1975.

A partir del año 1983, la instalación de cohetes nucleares de la OTAN en el país, generó una gran polémica nacional. Entre los años 1984 y 1985, las instalaciones de la OTAN sufrieron atentados. Los misiles fueron retirados en el año 1988 tras un acuerdo de reducción de armamentos entre los Estados Unidos y la URSS. Junto con los misiles también desapareció el movimiento de f1masas.

El treinta y uno de julio de 1993, tras cuarenta y tres años de reinado murió el rey Balduino, quien fue sustituido por su hermano Alberto.

El Parlamento aprobó cambios constitucionales, que transformaron a Bélgica en un Estado federal. En mayo de 1995, los votantes eligieron por primera vez a sus representantes al Parlamento, a los 75 representantes de las tres nuevas asambleas regionales de Bruselas, Flandes y Valonia. El primer ministro, Jean Luc Dehaene, en el poder desde el año 1992, obtuvo una clara victoria en los comicios nacionales.

El gobierno cerró el presupuesto con un déficit del 2,7% del PBI en el año 1997. A pesar de la enorme deuda pública, que excedía claramente de los criterios del Tratado de Maastricht, se le permitió a Bélgica ingresar en la Unión Monetaria Europea.

Los acuerdos de Lambermont del año 2001, continuaron con la reforma del Estado por la vía de la descentralización. Se transfirió el control de la agricultura y el comercio exterior a Flandes y Valonia. La seguridad alimentaria siguió siendo un asunto federal: Por años se sucedieron escándalos vinculados a la alimentación, que amenazaron al país.

La fiebre porcina, la enfermedad de las vacas locas y la aftosa forzaron la dimisión de Dehaene y llevaron al poder a una coalición lideradas por Guy Verhofstadt, líder del Partido Liberal Flamenco coaligado con socialistas y verdes de ambas comunidades, dejando por primera vez fuera del gobierno a los democristianos.

f9

La historia de Bélgica de los últimos años es de todos conocida pero si llama continuamente la atención los problemas políticos surgidos entre Flandes y Valonia que hacen muy difícil su gobernabilidad.

Bélgica, el sabor de lo tradicional
Comentarios