lunes. 04.03.2024
rap
Pixabay

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 
  1. ¿Qué es la lujuria?
  2. ¿Qué es el amor?
  3. Diferencias principales entre estos dos sentimientos
  4. Estudios

Siguiendo a Nahum Montagud la lujuria y amor se suelen relacionar con el mundo de las relaciones interpersonales más íntimas, aunque no en la misma dimensión. Una implica intimidad en lo sexual, interés casi exclusivamente físico y carnal, mientras que la otra implica una intimidad mucho más profunda, emocional y personal. Son varias las diferencias entre lujuria y amor, dos sentimientos que, aunque pueden manifestarse en todas las relaciones a la vez, lo cierto es que siempre hay más de una que de otra.

A continuación, vamos a ver las definiciones de estos dos sentimientos, además de destacar cada una de las principales claves para distinguir entre lujuria y amor. La lujuria y el amor son dos sentimientos que a menudo vienen juntos. No es que sean considerados sinónimos, puesto que en el ideario colectivo la lujuria se entiende como aquello relacionado con el puro sexo mientras que el amor implica una relación mucho más profunda y personal. Pero, pese a que se sabe que son dos cosas diferentes, a veces es difícil establecer dónde acaba una relación lujuriosa y dónde empieza una de amorosa.

Puede haber lujuria dentro del amor y puede haber amor dentro de la lujuria, todo depende del punto con el que se mire. Sin embargo, podemos separar del todo ambos conceptos, delimitar con claridad qué es la lujuria y qué es el amor, destacando sus diferencias como lo vamos a hacer a continuación, no sin antes ver las definiciones de estas dos palabras.

¿Qué es la lujuria?

Normalmente, la lujuria se entiende como el sentimiento fuertemente relacionado con el deseo de tener relaciones sexuales, sin comprometerse con la persona con quien se tiene sexo.

En la lujuria más pura lo único que se busca es el placer carnal y no se espera que las relaciones que se mantiene con las parejas sexuales sean a largo plazo. El único deseo que se quiere satisfacer es el fisiológico del sexo, nada más. En este sentimiento el único interés que hay sobre la otra persona es acerca de su apariencia física. Se podría decir que ambos implicados en la relación sexual solo ven al otro como una mera herramienta para conseguir su placer más inmediato, un objeto sexual, aunque esto no tiene por qué ser necesariamente malo si los dos han acordado que solo es sexo lo que tienen entre ellos.

Los signos de la lujuria son el deseo, la pasión y las sensaciones físicas intensas. Es un sentimiento basado en el placer que solo necesita la gratificación de las propias necesidades.

¿Qué es el amor?

El amor es un sentimiento fuerte que suele implicar afecto y cuidado. Culturalmente, se entiende que en una relación amorosa hay un alto grado de compromiso entre dos personas, quienes comparten deseos y tienen intenciones genuinas de conseguir hacer que la otra se sienta bien.

Cuando uno está enamorado, desea con todas sus fuerzas que la relación sea duradera, que haya una expectativa de estar juntos a largo plazo y que las emociones de los dos amantes vayan aumentando con el paso del tiempo.

Cuando alguien ama a otra persona le brinda respeto y la desea en todos los aspectos de su ser e, incluso, es capaz de sacrificar sus propios deseos con tal de satisfacer y brindar felicidad a la otra persona.

Así pues, podemos ver que en el amor hay fidelidad, lealtad, compromiso, confianza y los sacrificios de unos por otros, fundamentando su relación en la necesidad de estar en compañía de la otra persona y sentir que es feliz. El amor es ese sentimiento que inspira a dar lo mejor de uno mismo.

Una relación de amor saludable proporciona paz, seguridad y confianza. No exige nada más que el beneficio del otro. Se interesa más en lo emocional y psicológico que no en la apariencia física.

Diferencias principales entre estos dos sentimientos

Ahora que hemos visto las definiciones de lujuria y amor, vamos a proceder a poner en comparación sus principales diferencias:

Diferencia fundamental: implicación sentimental

El amor es un sentimiento fuerte, que se relaciona con emociones como el cariño y el cuidado hacia la otra persona. La lujuria es, casi exclusivamente, el deseo de mantener relaciones sexuales con otra persona al margen de sus emociones y bienestar.

Compromiso

El amor implica un compromiso entre dos personas con intenciones genuinas, mientras que en la lujuria nadie se compromete a nada.

Duración

El amor es un sentimiento que se espera que dure a largo plazo, incluso que llegue a estar presente durante toda la vida. En cambio, la lujuria implica una interacción corta, meramente temporal entre dos personas, una relación que durará lo que dure el deseo sexual.

Intensidad a lo largo del tiempo

El amor verdadero tiende a aumentar con el paso del tiempo, mientras que la lujuria va disminuyendo a medida que el placer sexual es satisfecho o, también, se acaba convirtiendo en amor.

Signos de estas emociones

Como hemos visto, los signos del amor son la fidelidad, el compromiso, la confianza, la lealtad y los sacrificios de ambos miembros de la pareja. En cambio, la lujuria se relaciona más con el deseo carnal, la pasión y las emociones intensas en el momento de satisfacer la necesidad sexual.

Necesidades

El amor se fundamenta en el sentimiento de que la persona quiere lo mejor para la otra persona. En el caso de la lujuria, en cambio, esta se basa en el placer de satisfacer la gratificación propia, que es el deseo sexual.

Satisfacción personal

En una relación amorosa se obtiene paz, seguridad y la sensación de que se puede ofrecer y disfrutar de un ambiente idóneo para generar confianza. La lujuria tiene como único efecto la satisfacción sexual aunque, de no ser satisfecha tal necesidad, puede traer consigo sensación de frustración y tensión.

Valor de la apariencia física

En el amor la apariencia física de la pareja es más secundaria, priorizándose su salud mental, bienestar emocional y necesidades internas. En cambio, en la lujuria uno solo se ocupa de la apariencia física, dejando muy de lado las emociones y preocupaciones del otro.

Sentimientos hacia el otro

Cuando se ama a una persona, se ve al otro como una persona que merece respeto y se desea lo mejor para él o ella. En la relación de lujuria, si bien no significa que se desee ningún mal al otro, la otra persona es percibida simplemente como una herramienta con la que obtener satisfacción sexual.

Estudios

Lujuria, amor y el influjo de la música

Una investigación reciente, publicada en Psychology of Music por McKell A Jorgensen-Wells et al., ofrece una perspectiva novedosa sobre cómo el deseo sexual (lujuria) y el deseo romántico (amor) se representan en la música popular, un medio influyente en la formación de la conciencia pública, particularmente entre adolescentes y adultos jóvenes.

Los hallazgos ponen de relieve un cambio cultural hacia una mayor aceptación de la sexualidad fuera de los contextos románticos tradicionales. El análisis, que abarca 360 canciones, arroja luz sobre la interacción entre los temas de lujuria y amor en las letras de las canciones y su evolución a lo largo del tiempo.

La disminución de las canciones con temas de amor y las que combinan la lujuria y el amor, junto con el aumento de las canciones que enfatizan la lujuria en ausencia de amor, refleja el cambio de actitudes sociales.

Estas tendencias son particularmente pronunciadas en la música hip-hop/rap, aunque el cambio trasciende los géneros. Este cambio puede influir en las normas culturales e indicar un movimiento social hacia la aceptación de la sexualidad más allá de los confines de las relaciones amorosas.

Los adolescentes y los adultos jóvenes, que consideran que los medios de comunicación como una fuente crucial de información sexual, están muy expuestos a estos temas. Esta exposición da forma a sus actitudes y guiones sexuales, posiblemente debido a su limitada experiencia personal.

La música popular, que contiene más contenido sexual que otros medios dirigidos a los jóvenes, juega un papel importante en esta dinámica. El alto consumo de música por parte de los jóvenes de 8 a 18 años, con un promedio de 16 horas a la semana, subraya su impacto.

El estudio también explora la representación de los roles de género en la música popular. Documenta una tendencia hacia los roles de género estereotipados, con las mujeres a menudo representadas como objetos sexuales para el placer masculino, particularmente en vídeos musicales. Esta representación varía según el género, ya que el hip-hop y el rap muestran un contenido sexual más explícito y la cosificación.

Cabe destacar que el estudio también sitúa estos hallazgos en el contexto más amplio de los cambios en la música popular a lo largo del tiempo. Desde la década de 1960, la música popular ha evolucionado en términos de sonido, contenido y temas.

Esto incluye no solo el cambio en el contenido sexual, sino también los cambios en el tono emocional (como la música que suena más triste), el volumen, la variabilidad del tono y las referencias al comportamiento antisocial y al consumo de sustancias. Estos cambios son un reflejo de cambios sociales y culturales más amplios.

La metodología del estudio, que se centra en los temas de la lujuria y el amor en las letras, ofrece una lente única para comprender estas tendencias

La metodología del estudio, que se centra en los temas de la lujuria y el amor en las letras, ofrece una lente única para comprender estas tendencias. A diferencia de investigaciones anteriores que a menudo se centraban en actos sexuales específicos o contenido cosificador, este estudio clasifica ampliamente los temas en expresiones de deseo sexual (lujuria) y amor romántico (amor).

Este enfoque proporciona una imagen más clara de la evolución de la interacción entre estos dos temas en la música popular.

Un hallazgo clave es que el aumento de los temas centrados en la lujuria no es simplemente un aumento en el contenido sexual en general. En cambio, representa un cambio en la forma en que se enmarca la sexualidad, alejándose de los contextos románticos hacia un enfoque más informal o no relacional.

Este cambio, particularmente marcado desde principios de la década de 2000, sugiere una tendencia cultural hacia la normalización de la sexualidad fuera de las relaciones románticas tradicionales.

El estudio también investiga los posibles mediadores de estas tendencias, como el género del artista y el género musical. Curiosamente, el género del artista no influyó significativamente en los temas de lujuria y amor en las canciones. Sin embargo, el género tuvo un impacto notable, ya que el hip-hop/rap presentaba temas más centrados en la lujuria y un contenido menos orientado al amor en comparación con otros géneros. Esta tendencia específica del género se alinea con los hallazgos previos sobre la representación de la sexualidad en la música hip-hop/rap.

A pesar de estas ideas, el estudio reconoce limitaciones y hace un llamado a futuras investigaciones. Sugiere que análisis más detallados, incluyendo evaluaciones anuales y un muestreo más amplio de géneros, podrían proporcionar una comprensión más matizada de estas tendencias líricas.

Además, reconoce la necesidad de explorar el impacto de estos temas en los oyentes, especialmente en los adolescentes y adultos jóvenes, que son los más expuestos e influenciados por la música popular.

En conclusión, el estudio ofrece una visión integral de cómo las letras de la música popular han cambiado a lo largo de cuatro décadas, reflejando y potencialmente influyendo en las actitudes sociales hacia el amor y la lujuria. Subraya el poder de la música como barómetro cultural y medio que refleja y da forma a la conciencia pública, especialmente en el ámbito de la sexualidad humana.

Datos clave

  1. Análisis longitudinal de 40 años de letras musicales: El estudio realizó un análisis exhaustivo de las 40 mejores canciones de las listas de sencillos Billboard Year-End Hot 100 cada cinco años entre 1971 y 2011. Este enfoque, que abarca 360 canciones a lo largo de cuatro décadas, permitió un examen longitudinal de los cambios en la prevalencia e interrelación de los temas de lujuria y amor en las letras de la música popular.
  2. Cambio de temas de amor a lujuria: El estudio encontró una tendencia significativa a lo largo del tiempo: una disminución en la proporción de canciones con temas de amor romántico y una combinación de amor y lujuria. Por el contrario, hubo un aumento notable en la proporción de canciones centradas en temas de lujuria en ausencia de amor. Esta tendencia indica un cambio cultural en la representación y aceptación de la sexualidad fuera de las relaciones románticas tradicionales.
  3. Tendencias específicas del género e implicaciones más amplias: Los temas de la lujuria en ausencia de amor fueron particularmente frecuentes en el género hip-hop/rap. Sin embargo, los cambios en los temas no fueron atribuibles únicamente al género musical, lo que sugiere un cambio cultural más amplio. El estudio también destaca la influencia potencial de estos temas líricos en las actitudes y comportamientos sexuales de los oyentes jóvenes, considerando el papel significativo de la música como fuente de información sexual para adolescentes y adultos jóvenes.

Por último, compartir esta reflexión de Arthur Schopenhauer:

"En la música todos los sentimientos vuelven a su estado puro y el mundo no es sino música hecha realidad”.

José maría Manzano Callejo

Aspectos emocionales del impacto de la música moderna