martes. 05.03.2024

Al igual que los bebés anhelan caminar, tienen un impulso acelerado por el lenguaje: a la edad de tres o cuatro años, un niño se ha vuelto esencialmente competente en su lengua materna. Si bien las habilidades lingüísticas continuarán perfeccionándose, se han adquirido todas las habilidades necesarias para el procesamiento y la ejecución del habla.

La música es reconocida como una característica universal de la cognición humana: todo ser humano sano nace con la capacidad de apreciarla. Sin embargo, el papel de la música en el desarrollo humano a menudo se considera secundario y más lento en madurar. Algunos autores argumentan que mientras que la adquisición del lenguaje en los niños es rápida y en gran medida autónoma, la música se adquiere más lentamente y depende de una enseñanza y práctica sustanciales. Como resultado, conjetura que la música parece "derivarse del lenguaje". En su forma más extrema, se ha descrito la música como "tarta de queso auditiva, una exquisita confección" sin ninguna utilidad biológica.

Al igual que los bebés anhelan caminar, tienen un impulso acelerado por el lenguaje

Varios factores han nublado la comprensión del enredo de la música y el lenguaje, especialmente en los más jóvenes. En primer lugar, las definiciones excesivamente restrictivas de la música a menudo imponen suposiciones adultas a los recién nacidos. En segundo lugar, la música y el lenguaje a menudo se tratan como sistemas en gran medida independientes cuya convergencia depende de factores como la formación musical. En tercer lugar, mientras que la habilidad lingüística se mide normalmente en función de la población adulta en general, la habilidad musical suele medirse en función de la experiencia de los músicos profesionales, lo que lleva a expectativas no coincidentes que hacen que el aprendizaje musical parezca más arduo y lento. 

Contrariamente a las teorías prevalecientes de que la música y el lenguaje están cognitivamente separados o que la música es un subproducto del lenguaje, los teóricos de la Escuela de Música Shepherd de la Universidad de Rice y la Universidad de Maryland, College Park (UMCP) defienden que la música es la base para la capacidad de adquirir el lenguaje.

"El lenguaje hablado es un tipo especial de música. Por lo general, el lenguaje se considera fundamental para la inteligencia humana, y la música a menudo se trata como dependiente o derivada del lenguaje. Pero desde una perspectiva de desarrollo, se sostiene que la música es lo primero y el lenguaje surge de la música, según Brandt, profesor asociado de composición y teoría en la Shepherd School, fue coautor del artículo con la estudiante graduada de la Shepherd School Molly Gebrian y L. Robert Slevc, profesor asistente de psicología de la UMCP y director del Laboratorio de Cognición del Lenguaje y la Música. 

"Los bebés escuchan primero los sonidos del lenguaje y solo después su significado", refiere Brand, quien señala que las amplias habilidades de los recién nacidos en diferentes aspectos de la percepción del habla dependen de la discriminación de los sonidos del lenguaje, es decir, "los aspectos más musicales del habla".

Desde una perspectiva de desarrollo, se sostiene que la música es lo primero y el lenguaje surge de la música

Los autores definen la música como "el juego creativo con el sonido". El término "música" implica una atención a las características acústicas del sonido, independientemente de cualquier función referencial. Como adultos, las personas se centran principalmente en el significado del habla. Pero los bebés comienzan escuchando el lenguaje como "una actuación vocal intencional y a menudo repetitiva", dijo Brandt. "Lo escuchan no solo por su contenido emocional, sino también por sus patrones y consistencias rítmicas y fonémicas. El significado de las palabras viene después".

Brandt y los coautores desafían la opinión predominante de que la cognición musical madura más lentamente que la cognición del lenguaje y es más difícil. "Demostramos que la música y el lenguaje se desarrollan a lo largo de líneas de tiempo similares", afirman.

Al principio, los bebés no distinguen bien entre su lengua materna y todas las lenguas del mundo. A lo largo del primer año de vida, se van perfeccionando poco a poco en su lengua materna. Del mismo modo, los bebés inicialmente no distinguen bien entre sus tradiciones musicales nativas y las de otras culturas; Comienzan a perfeccionar su propia cultura musical al mismo tiempo que perfeccionan su lengua materna.

El artículo explora muchas conexiones entre escuchar el habla y la música. Por ejemplo, reconocer el sonido de diferentes consonantes requiere un procesamiento rápido en el lóbulo temporal del cerebro. Del mismo modo, reconocer el timbre de diferentes instrumentos requiere un procesamiento temporal a la misma velocidad, una característica de la audición musical que a menudo se ha pasado por alto, dijo Brandt.

Los bebés comienzan escuchando el lenguaje como "una actuación vocal intencional y a menudo repetitiva"

No se puede distinguir entre un piano y una trompeta si no puedes procesar lo que se está escuchando a la misma velocidad que escuchas la diferencia entre “ba” y “da”. De esta y muchas otras maneras, escuchar música y hablar se superponen. Los autores argumentan que, desde una perspectiva musical, el habla es un concierto de fonemas y sílabas.

"Si bien la música y el lenguaje pueden ser cognitiva y neuronalmente distintos en los adultos, sugerimos que el lenguaje es simplemente un subconjunto de la música desde el punto de vista de un niño", dijo Brandt. "Llegamos a la conclusión de que la música merece un lugar central en nuestra comprensión del desarrollo humano".

Brandt dijo que más investigación sobre este tema podría conducir a una mejor comprensión de por qué la musicoterapia es útil para las personas con trastornos de la lectura y del habla. Las personas con dislexia a menudo tienen problemas con la ejecución del ritmo musical. "Muchas personas con déficits lingüísticos también tienen déficits musicales", dice Brandt.

Por último, compartir esta reflexión de Victor Hugo: “La música expresa aquello que no puede decirse con palabras, pero no puede permanecer en silencio.

La música es la base de la adquisición del lenguaje