<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
domingo. 25.09.2022
MEMORIALISTAS EXIGEN LA EXHUMACIÓN DE MOSCARDÓ Y MILANS DEL BOSCH

Los actos de exaltación franquista vuelven este mes de septiembre a la ciudad de Toledo

La Hermandad de Nuestra Señora Santa María del Alcázar rememora un año más a sus “heroicos defensores”.

Cartel_exhumacion_portada
Cartel de la concentración que tiene previsto convocar la ‘Plataforma Castilla-La Mancha por la III República’.

Toledo vuelve a convertirse este mes en epicentro de la exaltación franquista coincidiendo con el aniversario de la entrada triunfal de Franco en la ciudad el 28 de septiembre de 1936 tras los dos meses que duró el llamado asedio al Alcázar y que pasaría a convertirse en todo un símbolo para el régimen.

Como valedora de la “hazaña” que protagonizaron las tropas sublevadas contra el legítimo Gobierno de la República, se encuentra la Hermandad de Nuestra Señora Santa María del Alcázar que un año más ha programado una serie de actos religiosos en honor y “gratitud” a la virgen por “los especiales beneficios que con su providencia maternal” otorgó a los “heroicos defensores del Alcázar”.

Así reza en los estatutos de estos ‘Hermanos de la Fe’ que se constituyeron ese aciago año -como “defensores y refugiados”- en una Fundación erigida canónicamente por el entonces Cardenal Arzobispo de Toledo, Isidoro Gomá y Tomás, quien jugó un papel destacado a favor de los sublevados durante la Guerra Civil y en la dictadura.

Toledo y su Alcázar siguen siendo un lugar predilecto para los nostálgicos del franquismo. En su cripta, custodiada por la Hermandad, se encuentran enterrados los cuerpos de los golpistas Jaime Milans del Bosch y José Moscardó. Este último fue protagonista de esa batalla cuando se parapetó en julio de 1936 con un centenar de sublevados en la fortificación frente a las fuerzas republicanas que pretendían liberarla.

Historiadores como Paul Preston relatan que más de 500 personas, en su mayoría mujeres y niños, fueron utilizados como rehenes por los franquistas para disuadir de los ataques a los milicianos republicanos. Algunos fueron incluso fusilados en el interior de la fortaleza. Tras las semanas de asedio, Franco entraba en Toledo el 28 de septiembre. Dos días antes regulares del militar Mizzian (del que ya hemos contado un truculento episodio de su vida en Nuevatribuna) desataron una carnicería sin precedentes como relatan algunos cronistas de la época.

Esa gloriosa gesta es la que cada año rememoran los ‘Hermanos de la Fe’. Solo hay que leerse sus estatutos para comprobar el tufo de nostalgia franquista que aún pervive en la Hermandad. En los mismos aparece consignada la soflama de Isidoro Gomá “Toledanos, albricias: Toledo vuelve a ser nuestro”, clamó dando inicio a la extensa propaganda franquista que vendió ese asedio como uno de sus grandes hitos y cuyas mentiras han sido en parte desmontadas por diferentes historiadores.

"FUERA LOS FASCISTAS GOLPISTAS"

Cartel_exhumacion
Cartel inicial de la convocatoria con la fecha del 24 de septiembre que la Subdelegación del Gobierno ha rechazado autorizar por coincidir con la procesión de la virgen.

Desde el jueves 22 de septiembre hasta el domingo 25, la Hermandad rinde culto a su virgen con una procesión y varias misas. Sin embargo, este año, los hermanos podrían encontrarse de frente con una concentración para exigir que se acabe con los actos de exaltación franquista y se exhumen los restos de Moscardó y Milans del Bosch de la cripta del Alcázar.

La ‘Plataforma Castilla-La Mancha por la III República’ tiene previsto convocar un acto de protesta en la Plaza Zocodover para pedir que “saquen del Alcázar de Toledo a los fascistas golpistas que están ahí enterrados: Moscardó y Milán del Bosch, golpistas reconocidos”.

Olga Ávalos, portavoz de la plataforma, dice que se sigue vulnerando la Ley de Memoria Histórica, incluso con incursiones en el Alcázar de gente portando banderas fascistas. El colectivo denuncia que la Iglesia Católica es “cómplice del fascismo” al promover todos los años “la entrada en Toledo del genocida dictador Franco donde murieron miles de toledanos y toledanas que defendían la República”.

No es la primera vez que desde asociaciones memorialistas y republicanas se ha pedido la exhumación de Moscardó y Milans del Bosch del Alcázar cuyas tumbas alientan el furor de los seguidores de Franco. El Foro por la Memoria de Castilla-La Mancha defiende que se trata de un caso similar al del dictador, cuyo cuerpo se exhumó del Valle de Cuelgamuros, al tratarse de una cripta privada en un edificio público, como también es el caso del Alcázar, catalogado como Bien de Interés Cultural.

En un principio, la concentración de la plataforma iba a celebrarse el mismo día de la procesión de la virgen (como figura en el cartel inicial), pero según han comunicado a este periódico miembros de la misma, la fecha ha sido rechazada este mismo viernes por la Subdelegación del Gobierno que les pide elijan otro día para la convocatoria.

En el escrito, se argumenta que "no se considera procedente su celebración al coincidir en tiempo y espacio con la procesión de la Virgen del Alcázar".

CAMPAÑA DE RECOGIDA DE FIRMAS

Olga Ávalos, que también es concejal de IU Podemos en el Ayuntamiento de Toledo, reconoce que va a ser difícil conseguir la autorización para trasladar los restos de ambos golpistas. El consistorio no tiene competencias y ante la más que previsible negativa de las autoridades militares, la única vía posible sería a través del Ministerio de Defensa. Por ello, la Plataforma estudia poner en marcha una campaña de recogida de firmas que serán enviadas al Gobierno.

Este mismo colectivo participó muy activamente en la consulta popular estatal sobre monarquía o república que se celebró el pasado mes de mayo. En la concentración en Toledo, también exigirán que se organice un proceso constituyente de la III República, “un Estado democrático sin reyes que roban al pueblo”, afirman.

Los actos de exaltación franquista vuelven este mes de septiembre a la ciudad de Toledo