<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 03.02.2023

"La iglesia quiere meter a las mujeres en la cárcel y nosotros no"

AGNESE MARRA
Así ha entendido la campaña de la Conferencia Episcopal el portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, quien ha insistido: "Las mujeres necesitan seguridad jurídica por esa razón vamos a despenalizar el aborto". El portavoz de la Conferencia Episcopal se justifica: "Esta campaña no va en contra de nadie, sólo queremos dar voz a los que no pueden defenderse".
> ‘Declaración de Madrid’
> Bebés y linces en la campaña de los obispos
NUEVATRIBUNA.ES - 17.03.2009

La Iglesia una vez más se pone de protagonista de la vida política española. Provocar y ensombrecer reformas y adelantos democráticos que amplían derechos y protegen a los vulnerables, paradójicamente no es del agrado de los obispos españoles.

Así demostró ayer la Conferencia Episcopal en su campaña “Protege mi vida” en la que se defiende con vehemencia el ‘No’ al aborto con novedosas tácticas publicitarias. Una burda apelación al ecologismo con la imagen de un lince y un bebé, en la que el animal lleva escrito ‘Protegido’ y el recién nacido se pregunta: "¿Y yo? ¡Protege mi vida!".

La sutil comparación de la vida de un bebé con un lince y su machacona insistencia sobre que estos animales están más protegidos que los recién nacidos es sin duda una buena campaña mediática y por ende peligrosa. La Conferencia Episcopal pretende reabrir un debate sobre ‘SI’ o ‘NO’ al aborto, algo que ha señalado el ministro de Sanidad, Bernat Soria: “que no va a poder darse porque ese debate se cerró hace 20 años”.

Los obispos no sólo abogan por la prohibición del aborto, también piden cárcel para quien lo practique, y nuevamente apelan al lince: “El Código Penal establece penas de prisión para quien atente contra la flora y la fauna por lo que la protección de la vida humana, incluso jurídicamente, debe ser adecuada a este hecho. En la ley actual, el aborto está tipificado como delito en el Código Penal", constató el portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino.

EL GOBIERNO MANTIENE LA CALMA

Un día después de estas declaraciones, Camino ha intentado justificarse: “Esta campaña no va en contra de nadie. Sólo pretendemos dar voz a aquellos seres humanos que no pueden defenderse por sí mismos".

La campaña ha ofendido y también ha conseguido adeptos, pero el Gobierno hasta ahora se ha mostrado tranquilo: “El camino que sigue la Conferencia Episcopal es distinto del que sigue la sociedad española", ha declarado Bernat Soria, quien ha insistido que el debate aborto ‘SI’ o ‘NO’ ya está cerrado y que ahora “se trata de adaptar nuestra legislación al entorno europeo, a esos países a los que decimos que queremos parecernos”.

En este sentido, el ministro de Sanidad ha señalado que en estas dos décadas en las que la interrupción del embarazo está permitida en España no le consta que ningún profesional sanitario haya tenido problemas de objeción de conciencia y que la nueva ley tampoco va a suponer problemas en este sentido.

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, preguntado por la campaña de la Conferencia Episcopal ha respondido: “Es una campaña demagoga y extremista y por lo que he entendido estamos hablando de mujeres que tienen que interrumpir su embarazo, muy a menudo, por circunstancias dramáticas y según parece, la Iglesia quiere meterlas en la cárcel y nosotros no queremos”. Alonso insistió: “estas mujeres necesitan seguridad jurídica por esa razón vamos a despenalizar el aborto”.

EL PP DEL LADO DE LA IGLESIA

El Partido Popular no ha querido apoyar explícitamente la campaña del Episcopado: "No seré yo quien la critique. Cualquiera tiene derecho a hacer la campaña que estime conveniente", ha dicho la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría.

Pero la portavoz ha aprovechado para arremeter contra la reforma que prepara el Gobierno: "Reabre de forma frívola un debate cerrado en su día y con el aval del Tribunal Constitucional", ha añadido Sáenz de Santamaría, quien ha subrayado aspectos de la nueva norma que le parecen "preocupantes", como que chicas mayores de 16 años puedan abortar sin el conocimiento ni el consentimiento de sus padres: "Habrá muy pocos padres que estén de acuerdo con esa medida". Para Santamaría se está trasmitiendo a las adolescentes el "mensaje erróneo" de que el aborto es "un método anticonceptivo más".

EL PRÓXIMO ASALTO DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL

El primer ‘asalto’ parece haberlo ganado el Gobierno socialista, sin hacer demasiado caso a la campaña. Pero el pulso entre Iglesia y Gobierno sigue abierto y la Conferencia Episcopal se guarda sus cartas. El próximo golpe se llevará a cabo cuando se concrete y remita a las Cortes la reforma de la ley que en 1985 despenalizó la interrupción voluntaria del embarazo. Para entonces el Episcopado prepara una “movilización masiva” en contra del Ejecutivo, así lo aseguró ayer Martínez Camino.

Se volverán a ver carteles de alusión a la familia, a la defensa de la vida y a los asesinatos de la ciencia. Autobuses llenos de fieles llegarán a Madrid desde toda España y posiblemente los ánimos se verán más que alterados. La iglesia le ha cogido el gustillo a manifestarse, sus técnicas se han modernizado y una vez más en marketing los obispos consiguen un sobresaliente.

"La iglesia quiere meter a las mujeres en la cárcel y nosotros no"
Comentarios