#TEMP
sábado 28/5/22

"España es el país europeo más vulnerable ante el cambio climático"

AGNESE MARRA
Así lo explicó Aída Vila, responsable de la campaña de Greenpeace contra el Cambio Climático en la que se señalan las consecuencias que ya se están padeciendo en nuestro medio ambiente. La ONG que celebra su 25 aniversario le pide al Gobierno que destine 2700 millones de euros para evitar esta lacra.
NUEVATRIBUNA.ES - 05.05.2009

Sus campañas son ejemplos de acción social. Quién no se acuerda de las lanchas que se tiraban encima de los cazadores de ballenas en las aguas japonesas, los recientes bloqueos de las nucleares españolas, o las performance montadas ante la industria armamentística. Las campañas de Greenpeace se mantienen en la memoria y la ONG ha querido hacer un repaso a sus 25 años de trabajo en España con más de 300 acciones a sus espaldas.

Pero esta ONG ecologista no se ha limitado a los recuerdos. Su 25 aniversario también se ha convertido en una acción y su celebración se ha realizado en forma de denuncia. Los peligros del Cambio Climático se han puesto encima de la mesa y Aída Vila, responsable de esta última campaña, ha enumerado las nocivas consecuencias que ya se padecen en el medio ambiente español.

El informe sobre Cambio climático , elaborado por Greenpeace, muestra algunos ejemplos, científicamente referenciados, de los efectos que ya se están produciendo en los ecosistemas terrestres y marinos, en los sectores productivos y económicos y en la salud y la calidad de vida de los españoles.

Según explicaba Aída Vila, España es uno de los países más vulnerables ante los efectos del cambio climático de la Unión Europea. “El aumento de la temperatura de 1,5C registrado en nuestro país en el último siglo supera ampliamente la media del continente que se sitúa en 0,95C, y además representa más del doble de la media mundial que está en 0,74C”, explicó Vila.

La subida del nivel del mar es una de las principales preocupaciones de los ecologistas, que afirman que las zonas más vulnerables son el norte de la península y las Islas Canarias, donde se han registrado un aumento de entre 2 y 3 milímetros al año en la segunda mitad del siglo XX.

Aída Vila no duda al señalar los escenarios de mayor riesgo. Según la experta los glaciares pirenaicos han perdido más del 80% en los últimos años, las playas y zonas costeras se enfrentan a un riesgo de retroceso de como mínimo 15 metros, y lo mismo sucede con los humedales y las lagunas litorales.

La flora y la fauna española también se han visto seriamente perjudicadas. “Los impactos en la flora y la fauna proliferan en todo el territorio, desde las migraciones altitudinales constatadas en la Sierra madrileña de Guadarrama hasta las alteraciones en el ciclo reproductivo de especies o la presencia de especies tropicales invasoras en las Islas Canarias”, señalaba Aída Vila.


CATÁSTROFES Y TURISMO

Los temores que provoca el cambio climático en relación con las catástrofes naturales o los fenómenos meteorológicos extremos parece haberse desvelado: “Este es el país de Europa con mayor mortalidad relacionada con el calor, por no mencionar el aumento del número de incendios como el que ocurrió en Galicia en 2006 y las víctimas que éstos se cobran”, explicó Vila, que también quiso recordar los daños que han provocado las inundaciones con pérdidas personales y materiales: “La media anual de cuantías pagadas en concepto de seguro por inundaciones en los últimos años se sitúa entre los 50 y 100 millones de euros”, especificó Vila.

Uno de los servicios prioritarios para la economía española, como es el turismo, también puede verse dañado. El aumento de las temperaturas, la menor disponibilidad de recursos hídricos y las alteraciones en el litoral afectan directamente al turismo de playa y la disminución de las precipitaciones en forma de nieve ya ha puesto en jaque a algunas estaciones de esquí del país y amenaza a otras con el cierre en menos de una década, aseguraban desde Greenpeace.

2.700 MILLONES DE EUROS CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

El escenario planteado no es nada alentador. Los datos ofrecidos por Greenpeace indican que la situación que encontramos en España supera con creces cualquiera de las previsiones anteriores y la amenaza de impactos irreversibles es mucho más inmediata de lo que se hubiera podido imaginar.

Desde la ONG la solución que plantean es clara: “La única forma de impulsar las negociaciones internacionales en materia de clima es poner el dinero sobre la mesa. Los gobiernos acaban de destinar al rescate de los bancos el equivalente a una cena de lujo semanal para cada ciudadano de la UE, lo que Greenpeace les pide para el rescate del clima equivale, en los mismos términos, a un café”, declaró Aida Vila.

Greenpeace ya ha ahecho sus cálculos, y le pide al Gobierno que destine 2.700 millones de euros a la lucha contra el cambio climático, además de comprometerse a reducir las emisiones permitan mantener la temperatura global por debajo de los 2C.

Según Vila, para conseguir este objetivo, se necesitaría que los países desarrollados alcanzaran una reducción mínima de emisiones del 40% para 2020 (tomando como referencia los niveles de 1990) y que los países en desarrollo contribuyeran moderando su crecimiento proyectado de emisiones entre un 15 y un 30% para 2020.

"España es el país europeo más vulnerable ante el cambio climático"
Comentarios