sábado 14.12.2019
Médicos Sin Fronteras en sierra leona

Médicos Sin Fronteras abre la primera maternidad para embarazadas con Ébola

La nueva unidad se halla en Kissy, en las afueras de Freetown, dentro de un centro de tratamiento que MSF gestiona desde el 8 de enero.

Adama Kargbo, de 18 años | Sierra Leona
Adama Kargbo, de 18 años | Sierra Leona

“El personal medico en el servicio de maternidad se centrará en dar una atención especializada a las embarazadas y en intentar minimizar el sangrado de la madre en el momento del parto y en los instantes posteriores, para evitar que muera por una hemorragia”

Médicos Sin Fronteras ha abierto en Sierra Leona la primera maternidad específicamente creada para embarazadas con Ébola. La nueva unidad se halla en Kissy, en las afueras de Freetown, dentro de un centro de tratamiento que MSF gestiona desde el 8 de enero. Durante las últimas tres semanas ya se habían producido ingresos en sus instalaciones, pero con la apertura del nuevo servicio de maternidad, los profesionales de la organización médico humanitaria podrán ofrecer atención especializada a las embarazadas con Ébola o sospechosas de tenerlo.

“El personal medico en el servicio de maternidad se centrará en dar una atención especializada a las embarazadas y en intentar minimizar el sangrado de la madre en el momento del parto y en los instantes posteriores, para evitar que muera por una hemorragia”, explica Olivia Hill, coordinadora médica de MSF en Freetown, quien añade: “Las mujeres embarazadas que contraen el Ébola tienen una probabilidad de supervivencia más baja de lo normal. Los pocos estudios que existen nos indican que fallecen hasta en un 95%. Para el feto, las posibilidades de sobrevivir son aún menores".

El servicio de maternidad cuenta con 33 camas para casos confirmados y sospechosos de Ébola, mientras que el centro de tratamiento tiene otras 40 camas. En ese centro ya han sido ingresadas mujeres embarazadas, pero las que lo hagan a partir de ahora tendrán cuidados especializados en la nueva unidad.

“Se sabe relativamente poco sobre las embarazadas con Ébola, así que este servicio de maternidad permitirá entender mejor los efectos del virus en este grupo de población tan vulnerable"

“Se sabe relativamente poco sobre las embarazadas con Ébola, así que este servicio de maternidad permitirá entender mejor los efectos del virus en este grupo de población tan vulnerable, y servirá para aprender a mejorar los cuidados obstétricos en un contexto tan complicado como el del Ébola”, afirma Olivia Hill.

Desde el comienzo de la epidemia de Ébola en Sierra Leona, las embarazadas han tenido un acceso limitado a los servicios de salud. La fiebre y el sangrado (comunes durante el embarazo) son también síntomas de Ébola, y el personal médico a menudo es reticente a atender a estas mujeres o a permitir que den a luz en sus centros por miedo al contagio.

Ya antes del Ébola, Sierra Leona era el país del mundo con mayor tasa de mortalidad materna; un estudio de la OMS del año 2013 cifraba en 1.110 las muertes maternas por cada 100.000 partos. En España, según cifras de ese mismo estudio, sólo se producen 4 muertes maternas por cada 100.000 partos.

Comentarios