<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
domingo. 02.10.2022
PUEBLOS Y PAISES | EDMUNDO FAYANáS ESCUER

La sufrida Polonia

País este de grandes sufrimientos, al estar situado entre dos grande potencias militares y económicas, siendo su territorio recortado y variado en función pactos entre las potencias hegemónicas. Esperemos que de una vez por todas Polonia viva en paz y en democracia, se lo merecen.

Mapa de Polonia
Mapa de Polonia

Tiene una extensión de  312.685 km2. Al norte linda con el mar Báltico y Rusia, al este con Rusia, Bielorrusia y Ucrania, al sur con Eslovaquia y Chequia y al oeste con Alemania.

Hay tres grandes regiones, al sur se encuentra la zona montañosa, en el centro esta formada por grandes planicies, que son una continuación de la llanura rusa, al norte con zonas lacustres y la zona costera báltica.

Polonia significa llanura, su altitud media es de 173 metros. Este país forma parte del Escudo Báltico y la llanura Sarmática. La inclinación del terreno es de sur a norte.

Sus montañas se encuentran en el sur del país, con los Sudetes y la cordillera de los Cárpatos, lindando con Eslovaquia. Podemos diferenciar en los Cárpatos polacos dos partes, por una se encuentra los Altos Tratas, que es un macizo cristalino y, los Beskides formado por colinas cubiertas de grandes masas forestales. En los Altos Tratas se encuentra el punto más alto de Polonia, el monte Rysy 2499 metros. A continuación nos encontramos con la región de Silesia formada por una depresión sedimentaria donde se alternan colinas boscosas junto a depresiones de pequeño tamaño.

Mayoritariamente su sistema hídrico vierte sus aguas al mar Báltico, con sus dos grandes ríos el Vístula en la zona oriental y el Oder en la zona más occidental.  

El río Vístula es el mayor del país con una longitud de 1.047 km y su cuenca abarca  la mitad del territorio del país.   Nace en los montes Tatra, en la zona montañosa del sur del país, pasando por las ciudades de Cracovia, Varsovia, formando en su desembocadura un gran delta. Su cuenca hidrográfica esta surcada por grandes afluentes como Nida, el San, el Wieprz, el Pilica y el más grande de todos el Bug con 772km. El rio Bug hace frontera con Ucrania y Bielorrusia.

El río Oder tiene una longitud de 854 km y su cuenca hidrográfica recoge el agua del tercio occidental de Polonia. Sus principales afluentes son el Warta y el Neisse. Tanto el Oder como el Warta forman frontera con Alemania.


Paisaje típico polaco

El sistema hídrico polaco tiene dos grandes  periodos de recogida de agua, el primero coincide con la primavera y el deshielo y el segundo coincide con las fuertes lluvias que se dan en el mes de julio.

Polonia es el segundo país de Europa en lagos, concentrándose en la región de Mazuria y de Pomerania. Cabe citar el lago Sniardwy y el Mamry. Sus costas bálticas tienen una extensión de 440 km siendo una costa baja y arenosa. Apenas tiene puertos naturales, destacando solamente dos. Por un lado, el de Szczecin situado en la desembocadura del río Oder y el otro en la ciudad de Gdansk en la desembocadura del río Vístula.

Polonia tiene un clima continental frío con un invierno muy riguroso. El aire ártico domina gran parte del año, su conjunción con corrientes más cálidas hace moderar la temperatura y provoca considerables precipitaciones. A la primavera le cuesta llegar  y los veranos son suaves  con abundantes tormentas. Los principios del otoño suelen ser soleados al principio, siendo los inviernos muy fríos. La cantidad de lluvia media en el país es de 600 mm anuales, pero esta no es homogénea.

El territorio polaco está ocupado  en un 28% de bosques, siendo sus principales especies, los pinos, alerces, abetos, robles, hayas y abedules. El país tiene una gran variedad de animales, destacando el bisonte europeo, el oso pardo, el lobo gris, castores y linces. El bioma, que domina, es el bosque templado de frondosas.

Los problemas medioambientales han mejorado muchísimo desde el año 1989. Esto es debido a la desaparición poco a poco de la industria pesada de la época soviética que era muy contaminante.   Sin embargo, la contaminación atmosférica sigue siendo muy importante, debido a las emisiones de oxido de azufre por el uso del carbón, que genera una fuerte lluvia acida, que deteriora sus masas boscosas. A ello se une la situación geográfica del país, pues absorbe el tránsito del aire y el agua de muchos otros países.

La contaminación del agua a causa de los residuos industriales y urbanos sigue siendo un problema prioritario, así como la forma de encarar los residuos tanto industriales como urbanos.


Los campos agrícolas polacos

Polonia tiene una población de 38.500.000 de habitantes. Se distribuye de forma irregular por su territorio. La mayor parte de su población se concentra entre Poznan, Varsovia, Plock y Lodz así como en la zona minera de Alta Silesia. Tiene una densidad de 123 habitantes por km2, siendo el 61% población urbana y el resto rural.

Entre sus ciudades cabe destacar su capital Varsovia con más de 2.200.000 de habitantes, le siguen  Lodz con un poco mas de un millón de habitantes, Cracovia con 800.000, Wroclaw con 650.000 y Poznan con 600.000.

Polonia ha tenido casi siempre un alto índice de natalidad. En la actualidad esto ha cambiado y su crecimiento poblacional se ha convertido en negativo.

La mayoría de su población es de origen eslavo, dominando en un 98% los polacos, existiendo pequeñas minorías de ucranianos y bielorrusos. Esto hace, que su mayoría hable el polaco. La religión mayoritaria es la católica, que abarca al 80% de su población, existiendo pequeñas minorías religiosas de ortodoxos y protestantes.

Polonia está dividida en 49 provincias con un sistema democrático republicano presidencialista. Su sistema parlamentario bicameral, con una Dieta  formada por 460 miembros y un Senado con 100 senadores.

LA ECONOMIA POLACA

La agricultura polaca apenas llega al 4% del PIB, sin embargo da trabajo al 12,5 % de su masa laboral, lo que significa un bajo nivel productivo. El campo polaco ha estado dominado tradicionalmente por los latifundios. Pero esto se fue modificando poco a poco al término de la Segunda Guerra mundial debido a la reforma comunista, a la incorporación al país de Silesia y al proceso industrializador de la agricultura.


Cracovia

Con la caída del comunismo polaco se produce el alquiler de la inmensa mayoría de las granjas estatales a los granjeros, ya  que la venta era imposible al faltar el crédito. Podemos cifrar en dos millones las granjas privada existentes actualmente, que representan el 90% de su agricultura teniendo una media de 8 ha de extensión.

Polonia es el mayor productor europeo de patatas y centeno, siendo uno de los mayores productores mundiales de remolacha. Cabe destacar también su producción de colza. Polonia exporta dulces, frutas manufacturadas y verduras. Tiene también una importante ganadería porcina y vacuna, destacando su exportación de carnes y de productos lácteos.

Antes de la Segunda Guerra Mundial la base industrial polaca estaba basada en la minería del carbón, industria textil, química, maquinaria, hiero y acero. Como consecuencia de esta guerra todo su aparato industrial quedo destruido. Con la llegada del comunismo desarrollo potentes industrias pesadas con un modelo centralista que generaba gran contaminación y que con el tiempo fue colapsando por su falta de competitividad.

Con la caída de régimen comunista se inicia un proceso reformador en la industria pesada  a otra industria, más dirigida a atender las necesidades del mercado, dentro de un corte ya capitalista.   Al principio, tuvo muchos titubeos, pero después tuvo crecimientos anules del 18%.

Esta reforma capitalista iniciada en 1991 significó la eliminación del control  sobre precios y la desaparición de la mayoría de las subvenciones, lo que permitió abrir el mercado polaco a la competencia  internacional.

Polonia se ha convertido en el país mas atractivo de los del Este europeo en atraer inversiones extranjeras. Fue el primer país que tenia economía comunista donde se terminó antes la recesión  y que ha partir del año 1992 ha ido creciendo a una media anual del 5% de su PIB. Actualmente el sector privado ya representa  el 66% de su PIB, aunque el gobierno sigue dominando una gran parte de la economía.


Varsovia

LA HISTORIA DE POLONIA

Los polanos en el siglo X sometieron a los pueblos  kuiavianos, mazovianos, ledzianos, pomeranos, vislanos  y silesianos. Fue el conde Mieszko quien a finales del siglo X fundó el primer Estado polaco.

Hasta el siglo XII, Polonia fue gobernada por una monarquía hereditaria, que contaba con un ejército profesional y donde el campesinado paga los tributos y se movilizaban en defensa del país cuando el rey lo necesitaba.

Ante la fuerte expansión que se daba en el Imperio Germánico, el rey polaco Mieszko aceptó la subordinación, a cambio del reconocimiento de su soberanía como país. Contó con el apoyo del Papado y fue en el año mil cuando se fundó la primera metrópoli eclesiástica.

En la época feudal, Polonia se dividió en varios ducados y en unos veinte señoríos, que fueron con el transcurso de los tiempos aumentando su autonomía. Sin embargo, la afluencia de colonos alemanes cambió la situación. A partir del siglo XIII, la población de las ciudades polacas estaba compuesta de eslavos, alemanes y judíos cada vez más abundantes, que trajeron modelos jurídicos, capitales y nuevas técnicas artesanales y agrícolas.

Con la llegada del rey Casimiro el Grande, mediado del siglo XIV, Polonia se convierte en una monarquía estamentaria, con el rey como árbitro entre la nobleza, el clero, la burguesía y el campesinado. Debido a matrimonios entre familias regias en el año 1386 Polonia se une a Lituania, aunque se respetaron la existencia de los países.

A lo largo del siglo XV asistimos a varias guerras contra el imperio teutónico, lo que hizo que recuperara diversos territorios, esto supuso que se diera autonomía a Pomerania y algunos privilegios a las ciudades. Se inicia uno de los periodos más prósperos de Polonia no solo a nivel económico sino también cultural.

En el siglo XV fue creada la Dieta General de Polonia y Lituania, con dos cámaras, la de diputados integrada por representantes de la nobleza y el senado, con el Consejo Real presidido por el rey.   Los dos estados, la Dieta, la política exterior quedaron unidas por el rey, mientras que la administración, la justicia, las finanzas y el ejército de cada país permanecían separados..

El siglo XVI de Polonia se le conoce como “la república de la nobleza” pues el rey debía consultar a los nobles para fijar impuestos y declarar la guerra. Fue un periodo donde se redujeron los derechos de la burguesía y del campesinado polaco, mientras que se reforzaron los del clero y la nobleza.

A partir de 1573 se acaba la dinastía Jagellón, y la Dieta aprueba la elección libre del rey, implantando además la libertad religiosa en el país en un momento que Europa sufría las guerras de religión.

El siglo XVII fue muy convulso pues Suecia disputaba el dominio del mar Báltico, al mismo tiempo que Rusia entraba en conflicto con Lituania y se notaba la presencia de Austria y del imperio turco sobre toda Europa central.

En la zona del río  Dniéper, justo en la zona que hace frontera con Ucrania, se produce una sublevación de los campesinos libres y de los nobles empobrecidos. Esta sublevación dio origen al surgimiento de los cosacos. El rey intentó llegar a acuerdos con los cosacos, pero estos lo rechazaron y provocaron un debilitamiento de Polonia.

Los cosacos se aliaron con Suecia y Rusia, enemigos tradicionales de Polonia, y aprovecharon tal alianza para atacar al país. El rey Juan Casimiro tuvo que refugiarse en la región de Silesia y contó con el apoyo de Austria. Estas guerras devastaron el país y al final fueron expulsados tanto suecos como rusos y los cosacos acabaron siendo derrotados. Pero Rusia se quedó con la región de Smoleks y Ucrania la región del Dniéper y de Kiev.

A lo largo del siglo XVIII asistimos al reparto de Polonia entre los diversos estados europeos. Sin embargo, fue un periodo donde se consolidó la identidad nacional como pueblo. Ya en el siglo XIX hubo varias sublevaciones de corte libertario. La conciencia nacional y el catolicismo se fueron fortaleciendo como señas de identidad del ser polaco y la resistencia también se expresó en la cultura.


El puerto de Gands

La revolución rusa de 1917 hizo que Polonia fuera apoyada por las potencias occidentales. En 1918, un gobierno provisional encabezado por Josef Pilsudski implantó la jornada de ocho horas y la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. La paz de Riga, firmada en 1921, otorgó la independencia a los estados balcánicos y fijó los nuevos límites de Polonia en la parte oriental.

La constitución de 1921 se basa en un nuevo sistema parlamentario que sirvió para fortalecer al partido comunista polaco, pero este fue ilegalizado en 1923. El general Josef  Pilsudski dio un golpe de Estado en 1926 y le siguieron dos años de fuerte prosperidad económica. Sin embargo, en 1929 comenzó una gran crisis económica.

Polonia se sentía amenazada ante el surgimiento de dos colosos a ambos lados de su frontera, la URSS y Alemania mientras que Francia e Inglaterra le daban su apoyo formal. El uno de septiembre de 1939 se produce la invasión alemana de Polonia y se inicia así la segunda guerra mundial.

Esta guerra provocó la muerte de millones de polacos, sobre todo judíos, en los campos de concentración nazis, pero también debido al hambre y a las ejecuciones.

El gobierno se exilió y dirigió la resistencia. Cuando la URSS atacó Polonia se creó un ejército interior de resistencia. Tras la derrota alemana se acuerda en el Tratado de Yalta la formación de un gobierno provisional con la intención de convocar elecciones democráticas. Pero el partido mayoritario era el Partido Obrero Polaco.

En 1945, la URSS y el gobierno provisional firmaron un acuerdo sobre la frontera oriental de Polonia a lo largo de la línea Curzon. Los aliados fijaron la frontera occidental en la línea de los ríos Oder y Neisse. Después se produce la unificación del Partido Obrero polaco con el partido socialista, formando el Partido Obrero Unificado Polaco  (POUP).

El POUP gobernó siguiendo el modelo del PCUS soviético, donde la industria y el comercio fueron nacionalizados y el estado polaco construyó grandes fundiciones de acero y metalúrgicas e implanto la colectivización de la agricultura.

En 1970, la república federal de Alemania reconoció la frontera occidental de Polonia. Ese mismo año se produjeron desordenes públicos ante la carestía de la vida, el gobierno polaco ordenó disparar y eso creó  una fuerte crisis en el POUP. Nuevamente en 1976 hubo nuevas manifestaciones que también fueron reprimidas con armas. El Papa Juan Pablo II visitó el país en 1979 convocando a grandes multitudes.

En agosto de 1980 se produce un paro en los astilleros Lenin de Gdansk, dirigido por Lech Walesa que acabo convirtiéndose en una huelga general y donde el gobierno tuvo que negociar y  reconocer al sindicato Solidaridad que llegó a tener diez millones de afiliados.  

Ante esta situación de inestabilidad política el POUP nombró al general  Wojciech Jaruzelski como secretario general del partido y en diciembre de 1981 se declaró el estado de guerra y el sindicato Solidaridad fue ilegalizado. Con la mediación de la iglesia católica, gobierno y el sindicato Solidaridad volvieron a negociar en 1989, cuando en la Unión Soviética se había iniciado la perestroika.

En las elecciones de junio de 1989, siendo elegido como presidente del país el moderado de Solidaridad  Mazowiecki, siendo el primer presidente no comunista del bloque soviético. Polonia restableció relaciones diplomáticas con el Vaticano e Israel. A cambio Estados Unidos y Alemania se comprometieron a darle apoyo económico. La posterior reunificación de las dos Alemania provocó inquietud en Polonia, pero Alemania se comprometió a respetar las fronteras  actuales.

En enero de 1990 desaparece el POUP, naciendo la Socialdemocracia de la república de Polonia (SDRP) y la Unión  Social demócrata Polaca (PUSD). En este mismo mes se puso en funcionamiento el plan acordado con el FMI de ajuste económico, solicitando la adhesión a la Unión Europea y posteriormente solicitó también el ingreso en la OTAN.

En mayo de 1990 vuelva a estallar una huelga en los astilleros de Gdansk y Walesa acusó al presidente Mazowiecki de olvidar su origen obrero, esto provocó la división de Solidaridad en diversos partidos políticos. En diciembre de 1990 Walesa gano las elecciones con el 75% de los votos. De ahí hasta la actualidad todos ya conocemos la historia de Polonia. País este de grandes sufrimientos, al estar situado entre dos grande potencias militares y económicas, siendo su territorio recortado y variado en función pactos entre las potencias hegemónicas. Esperemos que de una vez por todas Polonia viva en paz y en democracia, se lo merecen.

La sufrida Polonia