sábado 27/11/21

Se habla de "varios muertos" en el asalto al campamento saharaui

Las fuerzas de seguridad de Marruecos han irrumpido a la fuerza en el campamento de resistencia de las afueras de El Aaiún y lo han destruido totalmente. Hay cierta confusión sobre el balance, aunque es seguro que hay bastantes heridos y posible que haya algún muerto.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 8.11.2010

El campamento de resistencia saharaui levantado a las afueras de El Aaiún se encuentra "totalmente destruido" y en estos momentos "la guerra continúa en la ciudad", según ha declarado la cooperante española Raquel del Castillo, dirigente de la organización no gubernamental Thawra, que ha precisado que se han registrado "varios muertos". "Han llegado varios muertos al hospital, procedentes tanto del campamento como de la ciudad", ha declarado y ha añadido que "todas las jaimas han sido quemadas, el campamento está absolutamente destruido".

Según su relato, "la guerra en estos momentos continúa en la ciudad". Se han escuchado "disparos" en las principales avenidas de El Aaiún y "la gente se defiende con lo que puede. Han arrebatado un camión antidisturbios de los marroquíes y se defienden con él".

Previamente, un representante del comité de organización del campamento, Brahim Ahmed, había hablado de heridos pero sin precisar el número ni el estado de las víctimas. "Han comenzado los combates hace como 40 minutos en el este del campamento", declaró a Europa Press hacia las ocho y cuarto de la mañana, hora española. "Hay bastantes heridos, pero no podemos precisar el número ni si hay víctimas mortales", añadió.

Las fuerzas marroquíes, precisó, han utilizado helicópteros y han lanzado gases lacrimógenos. "Todos estábamos preparados, estábamos despiertos", explicó. "Esperamos poder resistir hasta la tarde, es un campamento de 4.680 jaimas", agregó.

Por su parte, el delegado del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyun, ha asegurado que Marruecos empezó esta mañana a desmantelar de forma violenta y por la fuerza el campamento de Gdaim Izik, donde más de 20.000 saharauis han instalado sus jaimas para reivindicar sus derechos.

Según Beyun, la intervención en el campamento, situado a unos 18 kilómetros de El Aaiún, comenzó sobre las seis de la mañana, hora local, y en ella han participado fuerzas marroquíes, presentes en la zona desde ayer. "Empezaron a desmantelar el campamento y hay un helicóptero sobrevolando la zona que está lanzando una especie de bengalas que explotan en el aire para asustar a los saharauis", ha relatado.

El desmantelamiento, ha indicado, comenzó por la parte este del campamento y "hay confrontaciones entre los habitantes del campamento y las fuerzas marroquíes que están intentado desalojarlo".

Las webs de organizaciones que apoyan la causa saharaui, como tenerifeconelsahara, hacen el siguiente relato de lo que ha sucedido: "La agresión es brutal. Se está torturando a todo el mundo, niños, mujeres, hombres, ancianos. Es una lucha cuerpo a cuerpo contra todos los ciudadanos saharauis. Están destruyendo sus haimas. Una parte del campamento está ardiendo. Las mujeres están aterrorizadas pero no quieren huir porque temen que maten a sus maridos y a sus hijos. La intervención militar contra ciudadanos civiles indefensos, es brutal. El helicóptero está lanzando gases lacrimógenos contra la población y agua caliente. La invasión al campamento está siendo en estos momentos atroz".

El relato finaliza con una llamada de socorro: "Se pide la intervención inmediata de la comunidad internacional. Se exige una respuesta de la ONU ya".

En Facebook, ya se comentaban hace horas detalles que apoyan la idea de una operación perfectamente planificada por parte de Marruecos: "La situación en El Aaiun es un infierno. Según testigos (ciudadanos de Smara), han podido contar a dedo, 172 vehículos militares (camiones Gacel), y otros de marca Toyota, repletos de efectivos del ejército traídos del muro defensivo de Amgale, pertenecientes a 6º Regimiento de Infantería motorizada. Desde hace unas dos horas, se dirigen hacia El Aaiún" (hace diez horas).

El Aaiún, capital de la ex colonia española, fue este domingo escenario de enfrentamientos entre fuerzas marroquíes y manifestantes a los que no se dejaba llegar al campamento. Hace días que se temía que Marruecos llevara a cabo una operación militar como la de esta mañana, aunque fuentes oficiales se han resistido a confirmarla. Es más, este domingo el portavoz del Gobierno de Marruecos, Khalid Naciri, aseguraba que "desde diferentes frentes se quiere que corra la sangre, pero no vamos a darles esa satisfacción".

Los negociadores del Gobierno marroquí y del Polisario, que quiere la independencia del territorio, se reunirán en Nueva York este lunes en el marco de unas conversaciones auspiciadas por las Naciones Unidas, en el más reciente intento de desbloquear el conflicto. Los saharauis protestaban desde el pasado 10 de octubre en el campamento de Gdaim Izik, de unas 4.680 jaimas, para reivindicar sus derechos socioeconómicos, como el acceso a un trabajo y a una vivienda.

"MOHAMED VI DIO LA ORDEN"

El discurso pronunciado el pasado sábado por el rey de Marruecos, Mohamed VI, con motivo del 35 aniversario de la Marcha Verde ha sido la "orden" para el inicio de la intervención de las fuerzas de seguridad marroquíes contra el campamento de protesta levantado a las afueras de El Aaiún y desmantelado en la mañana de este lunes.

El discurso "constituyó una orden para el comienzo de esta brutal intervención de las fuerzas marroquíes contra civiles saharauis, pacíficos e indefensos", ha denunciado el Ministerio de Información de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en un comunicado recogido por la agencia de noticias saharaui SPS. "Las autoridades de ocupación marroquíes preparaban esta perfilada operación, que continua hasta el momento, intensificando sus preparativos llamativamente desde el discurso del rey de Marruecos", señala. En ese sentido, destacan el "claro tono de amenaza" de la alocución del monarca alauí.

El rey marroquí prometía en su discurso mejoras sociales y la profundización del proceso de regionalización en el Sáhara Occidental, pero también proclamó la soberanía marroquí sobre la totalidad del territorio, incluida la franja oriental situada más allá del muro militarizado marroquí, controlada por el Frente Polisario. "Nuestro país no va a permitir ninguna violación, modificación o puesta en duda de la marroquidad de estas zonas, ni cualquier intento provocativo de imponer un hecho consumado o cambio del statu quo", afirmó Mohamed VI.

Se habla de "varios muertos" en el asalto al campamento saharaui
Comentarios