jueves. 23.05.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS 20.3.2010

La información ha sido facilitado por una portavoz de Bomberos de la Generalitat, dependiente de la Conselleria de Interior, después de que las imágenes fueran difundidas por televisión y por la red.

El Ministerio Público francés difundió dos vídeos en los que se identificaba a estas cinco personas como presuntos etarras que participaron en el tiroteo que causó la muerte del agente Jean-Serge Nérin. Una de las imágenes fue grabada por las cámaras del centro comercial Carrefour de Villiers-en-Biere. Según los medios franceses, los cinco bomberos habían sido reconocidos como presuntos etarras por compañeros del agente fallecido.

Sin embargo, se trata de cinco bomberos --tres de ellos integrantes del cuerpo de la Generalitat y otros dos, del ayuntamiento de Barcelona-- que se encontraban en Francia junto a otras cinco personas realizando escalada. Ellos mismos han sido los que han alertado al servicio de Bomberos de Catalunya, en torno a la medianoche del viernes, después de recibir varias llamadas de familiares y amigos que decían haberlos reconocido en el vídeo difundido por Francia.

LA PETICIÓN DE COLABORACIÓN CIUDADANA SIGUE EN PIE

El director general de la Policía Nacional francesa, Fréderic Péchenard, ha admitido el error de las imágenes pero ha dejado claro que no hay ninguno en cuanto a la autoría del atentado que costó la vida a un gendarme: "Incluso aunque para nosotros ese error sea igualmente una decepción, no se pone en entredicho la implicación de la banda terrorista ETA en los hechos". Incluso, ha argumentado que el error ha servido para llamar la atención a los posibles testigos, que igual de otra forma no hubieran sido conscientes de la presencia de los etarras.

La indagación en las imágenes del supermercado se debió, según Péchenard, al aviso de un policía francés jubilado que indicó la víspera del asesinato la presencia de un grupo de cinco personas que parecía que hablaban español, en un centro comercial vecino.

El etarra detenido el mismo martes, Joseba Fernández Aspurz, tras el asesinato del gendarme francés, es un militante probado de ETA. "Aspurz lo ha reconocido", ha asegurado el responsable policial, añadiendo que el detenido se encontraba en posesión de un arma que procedía del robo a mano armada de Vauvert.

Según 'France Info', los policías franceses fueron engañados por Aspurz, que tras ver el vídeo con las imágenes de los cinco hombres entrando en un supermecado reconoció a los supuestos miembros de ETA.

ERRORES COMO ÉSTE "A VECES OCURREN"

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha lamentado la confusión. En declaraciones a la Cadena SER, María Teresa Fernández de la Vega ha asegurado que errores como éste "a veces ocurren en una línea de investigación, que se ha hecho pública precisamente para solicitar la colaboración ciudadana".

También ha dicho que España y Francia seguirán trabajando en la lucha antiterrorista "con el compromiso firme", al tiempo que ha advertido a los terroristas de que "no hay escondite posible", ya que si intentan huir o esconderse "se les va a encontrar".

No son etarras ¡Son bomberos!