#TEMP
domingo. 26.06.2022
ECOLOGISTAS EN ACCIÓN CONTINUA CON SUS DENUNCIAS

La explosión en Marcoule pone de manifiesto el peligro de la tecnología nuclear

La explosión de un horno en el complejo de Marcoule, en el sur de Francia, pone de manifiesto el peligro de tratar con esta tecnología.

Ecologistas en Acción lamenta la pérdida de vidas (las últimas informaciones hablan de un muerto y al menos tres heridos) y el riesgo al que se somete a la población.

La explosión de un horno para fundir de la instalación nuclear de tratamiento de residuos de baja actividad de Centraco, gestionada por SOCODEI, del grupo EDF, en la mañana de hoy en el complejo nuclear de Marcoule viene a poner de manifiesto de nuevo el riesgo a que se somete a la población al jugar con estas tecnologías.

Marcoule, junto al río Ródano y cerca de Orange, en el departamento de Gard, es un centro donde se produce el reproceso de plutonio y se investiga en tecnologías para el reciclado del combustible nuclear. De hecho es allí donde se encuentra el pequeño reactor reproductor Phénix, clave en el programa de la industria nuclear para ensayar combustibles con plutonio.

La explosión viene a poner de manifiesto el riesgo inherente a la tecnología nuclear y desaconseja la extensión y continuidad de esta actividad.

Declaraciones de los grupos ecologistas

Representantes de organizaciones ecologistas han afirmado que la explosión en el almacén de residuos radiactivos de las instalaciones nucleares de Marcoule, en el departamento de Gard (sur de Francia) es "bastante preocupante" y "demuestra de nuevo el peligro de la energía nuclear".

Así, el responsable de la campaña de Energía de Greenpeace, Carlos Bravo, ha comentado, en declaraciones que la explosión "también pone de manifiesto el peligro de los residuos radiactivos, a lo que se une la presencia de plutonio en estas instalaciones". "En esta instalación hay muchos reactores desmantelados, con una gran cantidad de residuos radiactivos, es muy peligrosa", ha advertido.

Por su parte, el responsable del área Nuclear de Ecologistas en Acción, Paco Castejón, ha defendido que "lo más sensato" después de esta accidente es "olvidarse de este tipo de tecnologías, que son peligrosas para el medio ambiente".

Mientras, el responsable de Cambio Climático y Energía de Amigos de la Tierra, Alejandro González, ha asegurado que este accidente "evidencia que se ha puesto en riesgo, una vez más, la fragilidad de las instalaciones nucleares". "Ningún tipo de instalación garantiza que haya seguridad suficiente como para evitar catástrofes nucleares de este tipo", ha aseverado.

González también ha afirmado que este suceso "evidencia, en el caso de Francia, que es un error su política energética, en la que las centrales nucleares han proliferado en las últimas décadas de manera apabullante".

Tal y como han explicado los representantes de Greenpeace y Ecologistas en Acción, Marcoule no es una central nuclear de producción de electricidad, sino un centro de procesamiento de plutonio, en el que se desarrollan nuevos tipos de combustible nuclear mediante la quema de plutonio.

Equo afirma que el accidente nuclear en Francia vuelve a demostrar la peligrosidad de la industria nuclear

Para Equo el accidente que ha tenido lugar esta mañana en un centro nuclear francés, y que ha provocado la muerte de un trabajador y varios heridos, vuelve a demostrar seis meses después del accidente de Fukushima que la industria nuclear no es segura y que es urgente avanzar hacia un futuro 100% renovable.

Juan López de Uralde, Portavoz de Equo, ha afirmado que “este accidente es un nuevo fracaso de la industria nuclear y una nueva demostración de los riesgos asociados a la gestión de residuos radioactivos”.

La explosión en Marcoule pone de manifiesto el peligro de la tecnología nuclear
Comentarios