domingo. 19.05.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 03.04.2010

Las decenas de miles de manifestantes antigubernamentales que tomaron hoy algunas de las calles más céntricas de Bangkok anunciaron su intención de paralizar el centro de la capital hasta el lunes con el fin presionar al Gobierno.

Jatuporn Prompan, uno de los líderes del Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, el nombre oficial de la plataforma cívica que organiza las protestas, aseguró que la manifestación iniciada hoy se prolongará dos días más porque no pararán "hasta ganar la batalla".

"Hoy es un nuevo día en que declaramos la guerra para obtener la democracia y mañana lograremos la victoria decisiva", agregó.

La Policía ha iniciado negociaciones con los líderes del movimiento para tratar de convencer a los "camisas rojas" de que mañana dejen de bloquear el cruce de Ratchaprasong, uno de los centros neurálgicos de la ciudad, con comercios, hospitales y colegios en los alrededores.

Los "camisas rojas", como se conoce al grupo civil partidario del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, partieron del centro de Bangkok y se dividieron para manifestarse en dos zonas distintas de la capital y crear el caos.

SIN INCIDENTES

Pese a los temores de que prendiera la violencia, se produjo sólo un incidente violento, cuando un joven arremetió con su automóvil de lujo contra las motocicletas estacionadas de los manifestantes.

El Gobierno les ofreció el lunes, durante la segunda y última ronda de conversaciones celebrada hasta la fecha, disolver el Legislativo en diciembre.

Las manifestaciones diarias han transcurrido sin violencia de momento, aunque más de una quincena de soldados y civiles han resultados heridos en cerca de una treintena de ataques con granadas y explosivos contra edificios oficiales perpetrados por desconocidos.

Los "camisas rojas" consideran ilegitimo al actual Gobierno por no haber sido elegido en las urnas sino mediante pactos parlamentarios, tras la disolución del anterior Ejecutivo en diciembre de 2008 por fraude electoral.

Tailandia atraviesa una profunda crisis política fruto de la pugna entre los partidarios y detractores de Shinawatra, desde que fue depuesto en 2006 mediante una asonada incruenta.

Los "camisas rojas" se proponen bloquear el centro de Bangkok hasta el lunes