sábado 21.09.2019
BRICS | EDMUNDO FAYANÁS ESCUER

Las vergüenzas de la India

Las vergüenzas de la India

La prensa y los organismos internacionales nos presentan a la India como un país de éxito. Su crecimiento ronda los últimos años el 7% anual y en el año 2015 será el país más poblado del mundo, desplazando a China. Además tienes su Bollywood creando más películas que los Estados Unidos………

¿Es esta la única realidad de la India?

La India había sido uno de los creadores de los Países No Alineados, pero es a partir de la década de los noventa del siglo pasado cuando su posición política cambia y se pone al servicio del tándem Estados Unidos- Israel, con el coste que esto conlleva.

Algunos aspectos económicos indios

La apertura a la economía de mercado produce un desmantelamiento de las leyes que protegían a los trabajadores indios. Se inicia un proceso de privatización de los recursos naturales y por último se desarrolla lo que se denomina el fundamentalismo hindú, donde se impone un conflicto entre las diversas comunidades existentes en el país, siendo una de las formas de dividir a la gente y utilizado desde el poder para evitar su cuestionamiento.

Este nuevo sistema neocapitalista indio ha provocado el suicidio de más de un cuarto de millón de campesinos, fenómeno sistemáticamente ignorado por la prensa. Otro dato esclarecedor de la realidad india es que el 80% de su población vive con menos de veinte rupias diarias, que al cambio es menos de cuarenta céntimos de euro.

El poder mediático en la India es inmenso, disponiendo de una gran cantidad de canales informativos. Sin embargo, todos ellos son propiedad de grandes empresas o son financiadas por éstas, con lo cual ya nos podemos imaginar la información que emiten.

El gobierno indio está privatizando una gran parte de las tierras boscosas existentes en la parte central del país, donde viven unos cien millones de indios. Lo mismo sucede con sus recursos mineros, sobre todo la bauxita, así como el desarrollo de las infraestructuras. Todo esto enfrenta al gobierno con la población local que no quiere abandonar sus tierras. Ante esta resistencia popular el gobierno emplea la represión mediante la fuerza, ya sea bien utilizando al ejército, o favoreciendo la creación de verdaderos ejércitos de paramilitares con el objetivo de expulsarles y hacerles la vida muy complicada a través de la represión. Con lo cual el desorden y la crisis social están garantizados.

Desde el poder, se usan los medios mediáticos, calificando a todo aquel que se opone a sus medidas neoliberales como maoístas o terroristas, aplicando medidas de excepción militar. Todo ello genera una grave situación social, que concita grandes resistencias populares a estas políticas neoliberales aplicadas desde el gobierno y que son tan alabadas por los organismos y la prensa internacional.

Sirva como dato esclarecedor, que el ministro del Interior indio quiere, que el 70% de la población del país viva en las ciudades, esto significa que deben emigrar del campo a la ciudad unos 600 millones de indios.

Al inicio de la independencia india, se planteaba una profunda reforma agraria, basada en el principio “la tierra para quien la trabaja”. Pero nada de esto se ha hecho en el país. La realidad es que hay muchos millones de indios que no tienen tierras, siendo en muchos casos asalariados muy mal pagados, viviendo en barrios pobres colindantes con las grandes metrópolis de la India.

La India y la energía nuclear

La India no ha firmado el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares. Sin embargo, nadie ha cuestionado su desarrollo nuclear (como se hace con Irán que si firmó dicho Tratado) ni ha planteado ningún boicot a su carrera armamentística nuclear, a pesar de que los indios apenas tienen para comer.

Actualmente, la India dispone de 19 reactores nucleares, que producen unos 4.000 megavatios. El gobierno indio plantea duplicar su actual parque nuclear. Esta propuesta está levantando fuertes resistencias sociales, no sólo de las poblaciones cercanas a las nuevas centrales nucleares, sino también de agricultores y pescadores.

El gobierno indio muestra un total desprecio hacia la opinión de estas personas, que son las que van a sufrir las consecuencias de estas centrales. Da la sensación de que la vida de estos indios no valiera nada y lo único que defiende el gobierno son los intereses de la industria nuclear francesa, con Areva a la cabeza y a la industria nuclear rusa.

A todo ello hay que añadir, que los lugares elegidos para su emplazamiento, no son los adecuados, por encontrarse en zonas con fuerte sismicidad, donde ya se han producido tsunamis y donde el agua es un bien escaso. Mientras que con campañas publicitarias desde el gobierno, defienden que sus reactores son cien por cien seguros y que la probabilidad de accidente nuclear es cero. Como vemos, una vez más, el gobierno indio considera tontos a sus ciudadanos.

La India y la mujer

Otro papel que levanta grandes contradicciones es el papel de la mujer india en la sociedad. Una activista india por los derechos humanos decía: “nosotras, las mujeres indias hemos sido sobadas, manoseadas, tocadas, empujadas, ridiculizadas, pellizcadas y violadas. Algunas de nosotras literalmente violadas, y algunas violadas por los ojos, los comentarios o los gestos. Cada una de nosotras se ha enfrentado a esa realidad desde la pubertad, e incluso algunas desgraciadamente lo han sufrido incluso antes. Algunas lo hemos sufrido en las casas, otras en la escuela y la mayoría de nosotras en la calle”.

Las mujeres indias están marcadas por la desigualdad y el abandono de los poderes públicos, teniendo que soportar la discriminación, el prejuicio y la violencia. La India vive bajo una estructura patriarcal, donde el dominio del hombre está legitimado dentro de la familia y la sociedad. Últimamente aparecen diariamente noticias sobre violaciones sexuales en la India, sin que apenas suceda nada.

Como vemos, la prensa internacional nos vende maravillas de ese país, cuando la realidad diaria y social es cruel, injusta y antidemocrática. Cuando los organismos internacionales y los grupos mediáticos defensores de los intereses de los ricos, nos presentan los grandes logros económicos de la India, mostrémonos incrédulos, pues normalmente la realidad es bien distinta de como se ve y se siente en la India real.

Las vergüenzas de la India