viernes. 23.02.2024

Las víctimas del terremoto temen que la mafia quiera sacar tajada

La rehabilitación de los Abruzzos tendrá un coste de 12.000 millones de euros y la posible intromisión de la Mafia en la reconstrucción de la zona es una amenaza por la que no quieren pasar los italianos. El ministro de Interior, Roberto Maroni, ha asegurado que harán un control minucioso y que no lo permitirán, pero la desconfianza no cesa.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 15.04.2009

No esperan encontrar más víctimas y ahora comienza una de las tareas más complicadas para el Gobierno italiano, la reconstrucción de los Abruzzos. Las pérdidas que produjo el terremoto son innumerables, pero el ministro de Interior, Roberto Maroni, ha anunciado que se necesitarán al amenos 12.000 millones de euros para devolver sus casas a las víctimas y rehabilitar la zona.

A todos los problemas pendientes se une uno nuevo: temor a la mafia. Los italianos temen que escudados bajo las tareas de reconstrucción se esconda la especulación de una de las lacras más peligrosas del país trasalpino.

"El miedo de la población de Abruzzo es ver como la ayuda se destina a una especulación sin límites nacida de la reconstrucción", ha señalado el escritor Roberto Saviano, perseguido por la mafia, en un artículo publicado este martes por el diario La Repubblica.

En este sentido, el escritor que libra su personal batalla con la Camorra italiana, ha exigido una comisión de vigilancia para evitar que la mafia participe en las labores de reconstrucción. Saviano afirma que las adjudicaciones públicas de las obras de reconstrucción de la región central italiana pueden traer subcontrataciones controladas por los intereses empresariales de las mafias.

"Aquí los riesgos de infiltraciones criminales son muchos. Desde hace años, los clanes de la Camorra construyen e invierten. Y por una extraña paradoja del destino, justo el edificio donde están encerrados la mayor parte de los jefes inversores del sector del cemento, es decir, la cárcel de L"Aquila, ha sido el que ha quedado más intacto. El más resistente", añade.

EL GOBIERNO PIDE TRANQUILIDAD

El Gobierno no ha tardado en lanzar un mensaje de tranquilidad. Maroni tiene claro que no se puede dejar entrar a la especulación y tiene que estar todo bien atado. "Se debe llevar a cabo un examen minucioso y un estudio detallado de los daños ocasionados (...) Hay que sentarse con la oposición, con los principales afectados por el seísmo, con el alcalde de L"Aquila y con presidentes de la región".

Según datos de la Fiscalía de la ciudad de L"Aquila, difundidos por varios medios locales, desde hace tiempo la mafia ya había comenzado a infiltrarse en la administración pública de Los Abruzzos.

La alarma a esta intrusión señala en especial a la Cosa Nostra, la mafia siciliana, que buscaría establecer en la región empresas para el lavado de dinero con el objeto de obtener financiación para las licitaciones de obras públicas.

Las víctimas del terremoto temen que la mafia quiera sacar tajada