#TEMP
lunes 16/5/22
LA SITUACIÓN HUMANITARIA “ES DESESPERANTE”

Las fuerzas de la ONU cercan a los defensores de Gbagbo

La situación humanitaria en Costa de Marfil es desesperante y las organizaciones no gubernamentales tienen serios problemas para llevar a cabo sus labores de ayuda.

El ministro de Defensa francés, Gérard Longuet, ha afirmado este jueves que las fuerzas de la Misión de Naciones Unidas en Costa de Marfil (ONUCI) han conseguido acorralar a los últimos defensores del presidente saliente, Laurent Gbagbo, en una zona "limitada" del país africano.

"En este momento, la situación militar es la siguiente: la tropas de la ONUCI han rodeado en una zona limitada a los últimos defensores del presidente saliente Gbagbo", ha afirmado Longuet durante una comparecencia en el Senado francés.

LA SITUACIÓN HUMANITARIA ES "DESESPERANTE" 

La situación humanitaria en Costa de Marfil es desesperante y las organizaciones no gubernamentales tienen serios problemas para llevar a cabo sus labores de ayuda, según revela este jueves un reportaje sobre el terreno de Radio France Internationale (RFI).

En la principal ciudad del país, Abiyán, la situación es cada vez más preocupante. La mayoría de sus habitantes se han encerrado en sus casas y en muchos puntos de la ciudad las calles están desiertas y en poder de los saqueadores. Faltan alimentos y se producen frecuentes cortes de agua y electricidad, incluso en los hospitales.

En algunos lugares de Abiyán, una simple salida para conseguir un poco de agua supone un peligro de muerte. "No hay nada en las tiendas, no se puede salir", declaró un vecino de Abiyán. "La gente tiene hambre", añadió.

Los enfermeros y los médicos se ven obligados a pernoctar en sus puestos de trabajo y no pueden regresar a sus casas por motivos de seguridad. Apenas tienen medios para suministrar cuidados a sus pacientes, los medicamentos empiezan a escasear y apenas sale agua de los grifos.

La organización no gubernamental frances Acción contra el Hambre (ACH) ha hecho llegar esta semana dos camiones cargados con doce toneladas de ayuda humanitaria, sobre todo para las poblaciones desplazadas del oeste del país.

Abiyán, en cambio, sufre un verdadero bloqueo 'de facto', según el director general de ACH, François Danel. "Los problemas de acceso y el toque de queda dificultan mucho la circulación de personas y mercancías", declaró Danel desde Man, localidad situada a menos de cien kilómetros de Duékoué.

Las fuerzas de la ONU cercan a los defensores de Gbagbo
Comentarios