#TEMP
domingo. 26.06.2022

Lahore revive el terror de Bombay

Al menos seis personas han muerto en el ataque efectuado contra el equipo de cricket de Sri Lanka en Lahore (en el este de Pakistán), entre ellas cinco agentes de Policía y el conductor que viajaba en un segundo autobús detrás del equipo.
AGENCIAS - 3.3.2009

Otras fuentes hablan de ocho muertos, dos civiles y seis agentes. Además, según las autoridades paquistaníes, seis jugadores ceilandeses resultaron heridos al igual que el segundo entrenador del equipo, un británico. Los asaltantes dispararon fusiles AK-47 y lanzaron cohetes y granadas contra el autobús del equipo, según explicó el jefe de la Policía de Lahore, Habib-ur-Rehman. Según indicó, la Policía está registrando los edificios pero aparentemente ha perdido el rastro a los asaltantes. "No sabemos dónde están", admitió el responsable policial.

El de este martes fue el mayor ataque contra un equipo deportivo internacional desde que milicianos palestinos atacaron a los atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972. El suceso se produce en un momento complicado para Pakistán, cuyo Gobierno está siendo presionado para que lleve a cabo un control más efectivo de los milicianos de Al Qaeda y talibán presentes en su territorio.

El presidente paquistaní, Asif Alí Zardari, condenó el atentado y pidió a las autoridades competentes que se investigue "inmediatamente" lo ocurrido para que "los autores sean identificados y se conozcan sus motivos", informa la agencia APP. Asimismo, dio instrucciones para que los heridos reciban la mejor atención médica posible.

Por su parte, el primer ministro, Yusuf Raza Gilani, denunció que el objetivo del ataque "terrorista" es "dar mala imagen a Pakistán", al tiempo que dio instrucciones a las autoridades provinciales para que se refuercen las medidas de seguridad y para que le remitan un informe sobre los hechos.

El ataque contra la selección de cricket lleva las señas de identidad de los milicianos que llevaron a cabo los atentados de Bombay, en India, el pasado mes de noviembre, según señaló hoy el gobernador de la provincia de Punjab, Salman Taseer.

Alrededor de una docena de asaltantes armados atacaron el autobús en el que viajaba el equipo de cricket ceilandés y la escolta policial mientras se dirigían al estadio de Lahore. Según el gobernador, la Policía tiene rodeada en estos momentos la zona en la que se cree que se han escondido los asaltantes. Se trataría de una zona comercial próxima. "Quiero decir que es el mismo patrón, los mismos terroristas que atacaron Bombay", afirmó el gobernador desde el lugar de los hechos. "Son criminales entrenados, no eran gente corriente. El tipo de armamento que portaban, el tipo de armas que tenían, el modo en que atacaron (...) no eran ciudadanos de a pie, obviamente estaban entrenados", subrayó.

Los atentados de Bombay fueron llevados a cabo por diez hombres armados. El asalto, que duró del 26 al 28 de noviembre, se cobró la vida de 179 personas. India ha denunciado que el plan se orquestó en Pakistán y que contaba con el respaldo de personas vinculadas con los servicios de inteligencia paquistaníes.

Lahore revive el terror de Bombay
Comentarios