#TEMP
lunes 23/5/22

La violencia en Afganistán, en su nivel más alto desde el fin del régimen talibán

Tanto es así que el máximo representante civil de la OTAN en Afganistán, Mark Sedwill, ha advertido de que en 2014, cuando se espera que las fuerzas afganas reciban de las fuerzas internacionales el control total de la seguridad, aún habrá algunas zonas donde no será posible realizar esta transición.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 17.11.2010

Sedwill ha admitido que el proceso de traspaso de la responsabilidad en el ámbito de la seguridad podría extenderse "hasta 2015 y más allá" en algunas áreas donde aún podría haber problemas de seguridad, aunque no reveló cuáles. "Para entonces esperamos realizar una supervisión estratégica en grandes zonas del país", mientras las fuerzas lideradas por Estados Unidos y la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), la misión de la OTAN, entregan gradualmente el control de la seguridad a los afganos, ha explicado.

Según sus declaraciones a los medios, "el fin de 2014 no significa el fin de la misión", sino que ésta "cambia". "Es el punto de inflexión", ha precisado.

El presidente afgano, Hamid Karzai, ha fijado el objetivo de que en 2014 las fuerzas de seguridad nacionales asuman totalmente la responsabilidad de mantener la seguridad. El secretario de Defensa y la secretaria de Estado de Estados Unidos, Robert Gates y Hillary Clinton, respectivamente, creen que es una meta realista, pero otros no opinan igual.

El presidente norteamericano, Barack Obama, que va a revisar el próximo diciembre su estrategia en la guerra de Afganistán, pretende iniciar en julio de 2011 la retirada gradual de los militares estadounidenses, y los gobiernos de los países europeos aplicarán un calendario similar.

Entretanto, la violencia en Afganistán ha alcanzado su nivel más alto desde el derrocamiento del régimen talibán a finales de 2001. El representante de la OTAN ha asegurado que el momento en que se realice la transición variará según las zonas y dependerá de las condiciones en que se encuentre cada una.

Por otra parte, ha adelantado que el comandante de las fuerzas internacionales desplegadas en Afganistán, el general David Petraeus, y él mismo mantendrán una reunión el próximo febrero con un comité ministerial afgano para hablar del tema de la transición. "La cuestión es que queremos que construir un liderazgo afgano en Afganistán, pero somos conscientes de que necesita (nuestro) apoyo", ha manifestado.

Sedwill ha reconocido que los logros conseguidos son precarios pero ha destacado que las fuerzas afganas y las de la OTAN vuelven a tener la iniciativa en la lucha contra la insurgencia, liderada por los talibán. "Creemos que las cosas son distintas respecto a hace unos años" porque ahora las fuerzas internacionales tienen más recursos, incluidos 30.000 soldados estadounidenses más, ha dicho.

La violencia en Afganistán, en su nivel más alto desde el fin del...
Comentarios