jueves. 23.05.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS 18.03.2010

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Jerzy Buzek, condenó hoy la "brutalidad policial" contra las Damas de Blanco en Cuba y exigió a La Habana la "liberación inmediata de todos los presos políticos".

"Urjo al Gobierno cubano a dejar de hostigar a las personas que se manifiestan por la libertad", señaló Buzek en un comunicado sobre la actuación de las fuerzas de seguridad cubanas contra una treintena de Damas de Blanco ayer en las afueras de La Habana.

Este colectivo de familiares de opositores encarcelados fue galardonado en 2005 con el premio Sájarov que concede cada año el Parlamento Europeo a defensores de la libertad y la democracia.

"Llevamos casi cinco años esperando para entregar el premio a las Damas de Blanco, que siguen sin tener permiso para salir de su país", lamentó Buzek.

El presidente de la Eurocámara aseguró que la institución está "seriamente preocupada por la situación de los presos políticos en Cuba" tras la muerte de Orlando Zapata, y en especial, por el "alarmante estado" del periodista Guillermo Fariñas.

"No podemos permitirnos otra muerte en Cuba", recalcó. Buzek, en nombre del PE, volvió a pedir en su comunicado la "liberación inmediata de todos los presos políticos".

"El Gobierno cubano debe respetar las libertades fundamentales, especialmente la libertad de expresión y de asociación política. Es una condición sine qua non para que las relaciones con el país mejoren", aseguró.

La pasada semana, el pleno de la Eurocámara aprobó una resolución en la que condenaba la muerte del opositor Orlando Zapata tras unos 85 días en huelga de hambre y en la que exigía al régimen castrista la liberación de los prisioneros políticos y de conciencia.

Además, los eurodiputados llamaron en ese texto a todas las instituciones de la UE a apoyar un proceso de transición democrática en Cuba y a reforzar los contactos con los opositores al Gobierno.

AGREDIDAS POR LAS FUERZAS DE SEGURIDAD CUBANAS

Las fuerzas de seguridad cubanas agredieron este miércoles a unas cuarenta Damas de Blanco mientras realizaban una marcha pacífica en La Habana para reivindicar la excarcelación de todos los disidentes y conmemorar el séptimo aniversario de la Primavera Negra de 2003, una oleada de represión en la que el régimen castrista detuvo a 75 intelectuales y periodistas opositores.

Posteriormente, según denunció a Europa Press Carlos Serpa Maceira, director de la Unión de Periodistas Libres de Cuba, las fuerzas de seguridad las trasladaron hasta la sede de las Damas de Blanco por la fuerza, "bajo una fuerte custodia policial" y en autobús, mientras las opositoras "gritaban que estaban siendo secuestradas" por la Policía cubana.

En un comunicado de prensa posterior recogido por Europa Press, las Damas de Blanco exiliadas en Estados Unidos condenaron la violencia desatada por "la Policía castrista contra un grupo de hermanas nuestras a la salida de la Iglesia de Santa Bárbara, en el municipio de Arroyo Naranjo", donde pidieron por la salud del periodista Guillermo Fariñas, quien mantiene desde hace tres semanas una huelga de hambre por la libertad de los presos de conciencia que se encuentran enfermos.

"Reclamamos de los gobiernos democráticos del mundo y de las organizaciones de derechos humanos internacionales una acción inmediata que detenga las atrocidades que, en sus estertores finales, pueda cometer el régimen de Fidel y Raúl Castro contra su pueblo", agregó el comunicado emitido por las exiliadas.

La Eurocámara condena la "brutalidad policial" contra las Damas de Blanco