sábado 29/1/22

La concesión del Sajarov a Fariñas desinfla el posible cambio de la Posición Común hacia Cuba

La nueva ministra de Asuntos Exteriores española, Trinidad Jiménez, se estrenará este lunes en Bruselas precisamente con el debate sobre Cuba. Todo indica que no tendrá más éxito que su predecesor, el ministr Moratinos, que hizo denodados para inducir cambios en las relaciones con la isla.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 21.10.2010

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) realizarán el lunes que viene, en un consejo del ramo en Bruselas, un "debate abierto" sobre la "posición común" que mantiene el bloque con Cuba desde 1996, según ha dicho una portavoz de la jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton. "Vamos a hablar de la situación en Cuba y tendremos en cuenta el asunto de los prisioneros políticos y el anuncio de reformas en el país. Queremos ver cómo podemos, desde la UE, hacer una contribución a esas reformas", ha añadido la portavoz de Ashton según cita la agencia DPA.

Esta declaración, sin embargo, se contradice con los indicios que apuntan a que la UE mantendrá su Posición Común porque, aunque ha entrado en una "lógica que mira hacia adelante" en sus relaciones con Cuba, sigue "dividida" sobre qué política debe aplicar. La pregunta es "si mantenemos esa política o preparamos un instrumento un poco diferente que acompañe el movimiento que parece tener lugar en Cuba", según fuentes europeas, en alusión a las actuales excarcelaciones de disidentes y a lo que parece ser una tímida apertura económica del gobierno.

Alemania defiende una política de "esperar y ver" y República Checa y Eslovaquia figuran entre los países radicalmente opuestos a eliminar la Posición Común. En ese contexto, se espera como mucho que la UE busque el lunes una "solución intermedia", que podría pasar por mantener la Posición Común y crear "un marco de diálogo" con Cuba para obtener resultados "más eficaces" en materia de derechos humanos.

Otro dato que hace vislumbrar el mantenimiento de la actual política europea hacia Cuba es la concesión por el Parlamento Europeo del Premio Sajarov 2010 a la libertad de conciencia al disidente cubano Guillermo Fariñas. Fariñas, candidato de la derecha europea, mantuvo este año una huelga de hambre de 135 días, que abandonó tras el anuncio de la liberación de los 52 disidentes.

Para derogar la Posición Común, que se reexamina anualmente desde su instauración en 1996, a instancias del entonces gobierno español del conservador José María Aznar, es necesaria la unanimidad de los 27 países miembros de la Unión Europea (UE).

La nueva ministra de Asuntos Exteriores española, Trinidad Jiménez, se estrenará este lunes en Bruselas precisamente con el debate sobre Cuba. Su predecesor en el cargo, Miguel Ángel Moratinos, hizo denodados esfuerzos durante la presidencia semestral española de la UE para inducir un cambio en la "posición común", pero no tuvo éxito. Lo único que obtuvo Moratinos en junio fue el acuerdo de la UE para aplazar a octubre la revisión de la Posición Común a la espera de conocer los frutos de un inédito diálogo entre el régimen castrista y la Iglesia católica, que permitió el inicio, un mes más tarde, de la liberación de 52 prisioneros políticos.

El ex presidente del gobierno español José María Aznar fue el principal impulsor de esa iniciativa, que condiciona una mayor apertura de las relaciones de la UE con Cuba a que La Habana mueva ficha en el tema de los derechos humanos y libertades democráticas.

La concesión del Sajarov a Fariñas desinfla el posible cambio de la...
Comentarios