domingo 24/10/21

La ayuda humanitaria, otra víctima de la tensión prebélica entre las dos Coreas

El enviado de la ONU para los derechos humanos en Corea del Norte, Marzuki Darusman, ha instado a reanudar cuanto antes la ayuda humanitaria al país comunista y a retomar el diálogo multilateral con el régimen de Kim Jong-il. Pyongyang acusa a su vecino del sur y a Estados Unidos de llevar a la península coreana al "borde de la guerra" con su plan de realizar maniobras militares a gran escala.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 26.11.2010

Marzuki Darusman subrayó en Seúl la necesidad de que la asistencia a la población norcoreana prosiga tan pronto como se rebaje la tensión provocada por el ataque de Pyongyang contra una isla surcoreana del Mar Amarillo (Mar Occidental), informó la agencia surcoreanaYonhap.

Dos militares y dos civiles murieron a causa de los disparos de artillería efectuados este martes por Corea del Norte sobre la isla de Yeonpyeong, en plena frontera marítima. Después de ese ataque, Corea del Sur decidió suspender el envío de la ayuda humanitaria prometida a Pyongyang tras las inundaciones que sufrió en agosto, que incluían material médico y 7.000 toneladas de cemento para la reconstrucción de las zonas asoladas.

Entretanto, Corea del Norte acusa a su vecino del sur y a Estados Unidos de llevar a la península coreana al "borde de la guerra" con su plan de realizar maniobras militares a gran escala, después del ataque.

Washington y Seúl mantienen que tenían previsto realizar las maniobras, en las que va a participar el portaaviones norteamericano USS George Washington, antes de los sucesos del martes. Sin embargo, la agencia oficial norcoreana, la KCNA, sostiene que “la situación en la península de Corea está cada vez más cerca del borde de la guerra debido al temerario plan de aquellos elementos de gatillo fácil de realizar nuevamente ejercicios de guerra dirigidos contra" Corea del Norte.

Quizá como justificación de estos ejercicios, el Ejército de Corea del Sur ha informado de que está investigando posibles disparos de artillería que supuestamente provenían de Corea del Norte producidos a primera hora de la tarde en la zona (madrugada hora española). "Tenemos informaciones de disparos de artillería dentro del territorio de Corea del Norte y muy próximo a la isla bombardeada el pasado martes", han asegurado fuentes militares. Estas declaraciones apuntarían a que los disparos podrían deberse a maniobras de Pyongyang en su propio territorio.

Las dos explosiones detectadas por el Ejército surcoreano se habrían producido "en un punto indeterminado todavía" del mar Amarillo, en una zona próxima a la isla de Yeonpyeong. Por el momento, el régimen estalinista de Pyongyang (capital de Corea del Norte) no ha confirmado si ha procedido hoy a un nuevo ataque con artillería.

Corea del Norte no reconoce la frontera en el Mar Amarillo marcada al final de la guerra de Corea por el comando de la ONU liderado por Estados Unidos, ya que considera que fue trazada unilateralmente demasiado cerca de sus costas.

La ayuda humanitaria, otra víctima de la tensión prebélica entre las dos...
Comentarios