miércoles. 17.04.2024

Los Servicios Civiles de Paz de Gaza son una misión internacional de observación de potenciales violaciones de derechos humanos en el mar frente a la Franja de Gaza, independiente de cualquiera de las partes implicadas en el conflicto. La misión está avalada por más de 50 organizaciones de todo el mundo, entre las que se encuentran varias del Estado español, como Ecologistas en Acción, ACSUR, Nova, Paz con Dignidad o el Instituto por los Derechos Humanos de Cataluña.

El barco Oliva, claramente identificado como de los Servicios Civiles de Paz en Gaza, empezó el 20 de abril del 2011, a llevar a cabo su misión. Esta no es otra que dar respuesta mediante un cuerpo de observadores internacionales, a la llamada de varias organizaciones locales que denuncian los ataques continuos que sufren los pescadores palestinos como consecuencia del bloqueo al que está sometida la Franja de Gaza. Este bloqueo en el mar supone la restricción del área navegable para los palestinos a tres millas náuticas de la costa (5,5 km). Entre las organizaciones locales que avalan la iniciativa se encuentran también organizaciones Israelíes como el ICAHD o CAPI.

Descripción de los hechos:

Aproximadamente a las 8:15 de la mañana dos fragatas Israelíes se aproximaron al Oliva mientras navegaba dentro del límite de tres millas impuesto unilateralmente por Israel.

Tras rodear varias veces al Oliva, los fragatas israelíes abrieron fuego con cañones de agua, inundando el interior en un aparente intento de hundirlo.

Dos miembros del CPSGaza, de nacionalidad norteamericana y el capitán del Oliva, de origen palestino, fueron rescatados por pequeñas embarcaciones de pesca, al considerar que el Oliva corría peligro de naufragar, y fueron transportados a un barco de pesca cercano.

Una de las fragatas comenzó entonces a rodear al barco de pesca en el que se encontraba la tripulación del Oliva y continuó disparando intermitentemente con los cañones de agua durante aproximadamente una hora. A través de los altavoces, el único mensaje que se le enviaba al equipo del CPSGaza y los pescadores que les rescataron era: ¿Dónde está lo que habéis pescado? ¡Enseñadnos lo que habéis pescado!

En un momento dado, la fragata Israelí decide marcharse, pero lanzando un claro mensaje antes de partir, que si el CPSGaza regresa al mar, dispararán contra los observadores internacionales de los derechos humanos y contra los pescadores.

Ese tipo de actuaciones y amenazas hacia un cuerpo de observadores internacional muestra la intención de ocultar los crímenes que se cometen con este bloqueo ilegal” dice Alexandra Robinson, uno de los miembros del CPSGaza que sufrío el ataque Israelí.

Los servicios Civiles de Paz son una iniciativa internacional, no violenta, independiente de cualquiera de las dos partes implicadas en el conflicto, cuyo mandato es la observación y registro de potenciales violaciones de derechos humanos en Gaza.

El ejército israelí ataca a un barco de observadores internacionales