domingo 24/1/21
PUEBLOS Y PAÍSES | EDMUNDO FAYANÁS ESCUER

El Irán de los ayatolás

La economía de Irán es una economía mixta, que conserva un potente sector público, que representa el 50% de su economía.

Irán tiene una extensión de 1.648.195 km2. En el norte, hace frontera con Armenia, Azerbaiyán y Turkmenistán y también con el mar Caspio. Por el oeste con Turquía e Iraq. En el este con Afganistán y Pakistán. Al sur con el golfo Pérsico y el mar de Omán.

Se trata de un país montañoso, de 1200 m de altitud media. Su paisaje está dominado por cordilleras que separan varias cuencas y mesetas unas de otras. La parte occidental del país es la más montañosa, con cordilleras como los montes Zagros y los montes Elburz .

Los montes Zagros son la principal cadena montañosa del país, una serie de sierras paralelas intercaladas con llanuras que dividen el país desde el noroeste al sureste. Muchos de sus montes superan los 3.000 m de altitud y hay al menos cinco picos por encima de los 4.000 m. Dentro de los montes Zagros puede diferenciarse una cordillera que queda al norte, los montes Rud, de origen volcánico. Entre los Zagros y los Rud hay una serie de valles con una altitud media de 1.500 m.

Los montes Elburz son una cadena montañosa estrecha pero alta. Está formada por materiales antiguos y volcanes  más recientes. Esta barrera natural frente al Caspio, sólo se ve cortada por el paso del río Sefid. En los montes Elburz se encuentra el monte volcán Damavand con 5.671 m, que es el punto más elevado del país.

En el centro de Irán se encuentra la Meseta Central. Su altitud media es de alrededor de 900 m, pero varias de sus montañas alcanzan los 3.000 m. La mitad oriental del país consiste básicamente en un desierto  formado por cuencas esporádicas de lagos de sal. Se distinguen dos desiertos de sal o desiertos áridos, el Gran Desierto Salado y el Dash-e-Lut.   

Sólo hay dos llanuras importantes, al norte, junto al mar Caspio  y al suroeste, la llanura de Juzestán. A lo largo de la costa del mar Caspio se encuentra la depresión aralo-cáspica; esta llanura del mar Caspio es más larga y estrecha que la de Juzestán. Se extiende a lo largo de unos 640 km. Llanuras más pequeñas se hallan a lo largo de la costa del golfo, en el estrecho de Ormuz.

Tiene un clima continental desértico o seco. Todo Irán  es árido o semiárido, excepto en la costa del mar Caspio, donde domina un clima subtropical. En el noroeste, los inviernos son fríos, con intensas nevadas y temperaturas bajo cero en diciembre y enero. La primavera y el verano son relativamente suaves, mientras que los veranos son secos y cálidos. En el sur, los inviernos son suaves y los veranos muy cálidos, con una temperatura media diaria en julio por encima de los 38°. En la llanura de Juzestán  el calor del verano está acompañado por una alta humedad.

Irán tiene una escasa precipitación anual y se produce de octubre a abril. En la mayor parte del país, la precipitación anual tiene una media de 25 cm3 o menor. La gran excepción son los valles de montaña más altos de los montes Zagros y la llanura costera del Caspio, donde la media de precipitaciones llega al menos a 50 cm3. En la parte oeste del Caspio, la pluviosidad excede de 100 cm3 y se distribuye de manera relativamente igual por todo el año.

No hay grandes ríos en el país. El único que es navegable es el río Karún  con 830 km de longitud, y solamente por embarcaciones de fondo plano. Otros grandes ríos son el Kharkeh con 700 km y que es afluente del río Tigris. El río Sefid-Rud con 670 km, que desemboca en el mar Caspio. El río Zayandeh con 400 km  que desagua en el lago salado de Gavkhouni. Comparte con Afganistán el río Hilmend  que recorre buena parte del país y desemboca en el lago Hilmend .

Hidrográficamente, Irán puede considerarse dividido en las siguientes grandes vertientes: La vertiente del océano Índico, la más importante del país, que se encuentra subdividida a su vez en dos:

  • Los ríos que desembocan en el golfo Pérsico y los ríos que desembocan en el golfo de Omán, en general pequeños ríos costeros.
  • Cuencas endorreicas. La mayor parte del país drena a través de cuencas endorreicas, esto es, sin salida al mar.

Más del 10% del país está cubierto de bosque. Los más extensos se encuentran en las laderas montañosas que se alzan desde el mar Caspio,con roble, fresno, olmo, cipreses y otros árboles valiosos. En la meseta hay bosques de quercus arbustivos, aparecen en las laderas montañosas más irrigadas, y los lugareños cultivan huertos y crece el plátano, álamo, sauce, nogal, haya y arce.

La polución del aire se debe a las emisiones industriales y de coches pero fundamentalmente de las refinerías. Hay una fuerte deforestación y desertización. Las aguas del mar Pérsico están muy contaminadas de petróleo. Los suelos se han degradado y salinizado. La gran urbanización que sufre el país, produce una gran contaminación al no ser tratadas sus aguas residuales. El país tiene problemas de abastecimiento de agua potable

Irán tiene una población de 67 millones de habitantes. Su esperanza de vida es de 70 años. El 80 % de la población está alfabetizada. El promedio de hijos por mujer es de 1,71. Sus principales ciudades son Teherán que tiene casi ocho millones de habitantes, Mashhad con 2.200.000, Isfahan con 2.200.000 y Tabriz con 1.300.000.

Casi dos tercios de la población dominan alguna lengua indoirania, aunque la única oficial es el farsi. Étnicamente el 61% son persas, 9% kurdos y el 2% baluchies. Dentro del grupo túrquico destacan: los azeríes y los turkmenos, pero también hay árabes armenios, judíos, y asirios. En las escuelas se enseña el árabe, por ser la lengua en que está escrito el Corán.

La mayoría son musulmanes: 89% chiitas y un 9% sunitas. Entre las religiones minoritarias destacan la Fe bahá'í, el zoroastrismo, el judaísmo y el cristianismo.

En la Antigüedad había religiones politeístas en Irán, en el siglo VIII a.C. Se inicia el zoroastrianismo o mazdeísmo, que es hecho religión oficial en el siglo VI. En 636 d.C. la zona es conquistada por los árabes y la religión oficial pasa a ser el Islam. La dinastía Safaví iniciada en 1501, unifica al país e instaura como religión oficial, el islam chií duodecimano, que sigue siéndolo en el siglo XXI.

Las minorías en Irán podemos clasificarlas en tres grandes apartados:

1º  Refugiados de otras nacionalidades: árabes, azeríes, turkmenos, armenios.
2º Minoría religiosas: chiitas, bahais, cristianos.
3º  Minoría étnicas: kurdos, bajtiares, baluchis.

SU ECONOMÍA

La economía de Irán es una economía mixta, que conserva un potente sector público, que representa el 50% de su economía. Su sector  principal está dominado por la producción de hidrocarburos. Es una de las pocas grandes economías del mundo que, a causa de su relativo aislamiento de los flujos internacionales de capital, no resultó gravemente afectada de la crisis financiera de 2008.

El sector privado de la economía iraní está limitado por una política de control de precios y de subsidios, centrada en los alimentos y la energía. El gobierno iraní ha iniciado un programa de reformas económicas, orientado a promover una economía de mercado, sustituyendo las subvenciones a productos de consumo por ayudas a personas necesitadas.

La mayor parte de las exportaciones iraníes y de los ingresos del estado son de petróleo y gas natural. En el año 2010, constituyeron el 80% de los ingresos de divisas y el 60% del presupuesto total del Estado. En el 2012, las sanciones al comercio internacional de Irán votadas por la ONU a causa d su programa nuclear redujeron las exportaciones petroleras hasta un nivel estimado como el más bajo desde 1986. En septiembre de 2012, la cotización del rial iraní había alcanzado un mínimo histórico de 23.900 riales por dólar estadounidense.

La mayor parte de la población vive del sector primario, que es autosuficiente, y solamente el 10% de sus tierras son cultivables. Dado el carácter semidesértico de la mayor parte de su territorio, en la meseta de Irán  se ha desarrollado más el pastoreo que la agricultura. Predomina el ovino o, con el fin de obtener lana para la tradicional elaboración de alfombras  persas. La agricultura cultiva principalmente cereales, algodón y tabaco.

El crecimiento elevado de trabajadores, no lleva emparejado un crecimiento económico real, lo que provoca un nivel de desempleo  considerablemente alto. Los expertos calculan que se debería crecer por encima del 5% para absorber un ritmo de incorporación al mercado laboral de 900.000 nuevos trabajadores cada año.

La explotación del petróleo ha provocado que tanto la extracción del crudo, su refino y la elaboración de productos derivados, sea la principal fuente de riqueza del moderno Irán. El golfo Pérsico contiene dos tercios de las reservas mundiales de petróleo. En el año 2005 se estimaba que era el quinto país productor del mundo, con unos 3.979.000 barriles diarios. El Estado es el propietario de estos recursos petrolíferos, por lo que en parte la economía iraní es planificada.

Además de la importante industria textil, existe la de las perlas,  en la zona del estrecho de Ormuz. El sector servicios y comercial, está representado por empresas privadas de pequeño tamaño. El gobierno desarrolla una política de mayor diversificación, para no depender tanto de las fluctuaciones del precio del petróleo en el mercado internacional. Además en el año 2007, dejó de facturar el petróleo en dólares y eso le provocó grandes recelos por parte de Estados  Unidos.

A pesar de la subida del precio del petróleo, no han disminuido las dificultades económicas, que incluyen una tasa de paro que alcanzan los dos dígitos y una elevada inflación, que ha llegado a ser del 26% en junio de 2008.

Su moneda es el rial iraní.

LA HISTORIA DE IRÁN

Antes del siglo XVIII a.C. llegaron al territorio iraní los pueblos indoeuropeos sometiendo a los pastores que habitaban la zona. Estos pueblos dominaron las regiones montañosas y después conquistaron las llanuras mesopotámicas, bajo el reinado de Ciaxares. Con la llegada al poder en el siglo VI a. C. de Ciro el Grande se produce la expansión hacia la Anatolía, Grecia, Egipto, el actual Afganistán y parte de la India.

A partir del siglo IV a. C. este vasto imperio cae en manos del Alejandro Magno. Posteriormente los seléucidas y los romanos no consiguieron conservar la parte oriental del Imperio. Con la llegada al poder de la dinastía Arsácida reconquistaron su independencia y la mantuvieron después los sasánidas hasta el siglo VII d. C.

Al producirse la conquista árabe en el año 644, el país fue  islamizado, pero siguió manteniendo su lengua y su propia cultura. Cuando se produjo la crisis del califato de Bagdad, Irán (Persia) se independizó bajo los descendientes de Tahir, último virrey árabe, y luego bajo las dinastías persas.

En el año 1258 se produce la invasión de los mongoles de Kablai Jan dominando el país durante tres siglos. Posteriormente, tuvieron lugar luchas dinásticas entre los descendientes de Timur Lenk y los otomanos. Lo que permitió la llegada al poder al persa Ismail Sha.

En el año 1501, el chiismo se convirtió en la religión oficial de Irán. La dinastía de los Qajar y posteriormente la de los Pahlavis mantendrían el chiismo como religión del Estado. A finales del siglo XVI Abbas I consiguió unificar el país, expulsar a los otomanos y a los portugueses que habían ocupado el estrecho de Ormuz. Irán empezó a ser una potencia hegemónica desde la India hasta Siria

Tuvo que hacer frente a los rusos que avanzaban por Asia Central y a los ingleses que se encontraban en la India y Afganistán. A inicios del siglo XX, rusos e ingleses se repartieron el país en zonas de influencia económica y se adjudicaron concesiones petrolíferas a una compañía inglesa.

El país fue ocupado en la I Guerra Mundial y la corrupción existente produjo la sublevación de 1921  encabezada por el periodista Sayyid Tabatai y Reza Jan, comandante de la guardia. Reza Jan fue nombrado primer ministro en 1923. Dos años después Tabai fue depuesto y es nombrado rey Reza Jan. Este denunció todos los tratados que reconocían derechos de extraterritorialidad a los extranjeros, abolió también el velo a las mujeres, reformando los sistemas de educación y sanidad y canceló las concesiones petroleras a los extranjeros.

Reza Jan como vemos intenta establecer un Estado moderno militarmente fuerte. Buscó su neutralidad en la II Guerra Mundial. Sin embargo el país fue invadido en 1941 por Inglaterra y la URSS y el Sha fue depuesto y exiliado. Lo sustituyó su hijo Mohammed Reza Pahlevi  muy dócil a los intereses extranjeros.

Con la Constitución de 1949, nacionalistas y progresistas ganan poder en el Parlamento y apoyan como primer ministro a Mohammed Mossaeegh, para que nacionalizara el petróleo y expropiara a la compañía Anglo Iraní Oil Co.

En 1953, Estados Unidos impone un bloqueo económico a Irán y apoya un golpe de Estado donde se restablece el poder absoluto al Sha, Mohammed Reza Pahlevi. El golpe significa la matanza de los dirigentes izquierdistas y nacionalistas y la prisión para miles de iraníes.

El Sha facilita la llegada de las multinacionales y provoca la occidentalización de la sociedad iraní.   Todas estas medidas encontraran resistencia el clero chií, así como en numerosos grupos de campesinos y urbanos. Hacía finales de la década de 1960. La expansión de las empresas extranjeras y el cambio acelerado de los hábitos tradicionales del país provocó que el potente sector del comercio retirara el apoyo al Sha.

La oposición al Sha fue integrada por el Frente Nacional, el Partido comunista Tudeh, los guerrilleros fedayines y los mujadines y desde el exilio, eran apoyados por el ayatollah Jomeini. Las manifestaciones comenzaron en 1977 en las escuelas secundarias se fueron a lo largo del tiempo ampliando y en 1979 regresa triunfante Jomeini. En febrero de 1979, el pueblo tomó el palacio real y el primer ministro del Sha renunció y el ejército acepto la nueva realidad política.

La Revolución islámica se presentó como una alternativa a los modelos occidentales y despertó un gran entusiasmo en todo el mundo árabe. Es nombrado primer ministro Mehdi Bazargán que pertenecía  al Frente Nacional, buscó el desarrollo de una política de conciliación nacional entre las exigencias de la tradición religiosa y un nuevo modelo de economía mixta. Su resultado fue un fracaso   Los religiosos apoyados por los guardianes de la revolución y  por el prestigio de Jomeini, se hicieron con el poder.

A comienzos de noviembre de 1979 los estudiantes toman la embajada norteamericana en Teherán, quedando los funcionarios como rehenes. Hubo un intento de los norteamericanos de un rescate militar pero fracasó. En 1980 estalla la guerra Irán-Iraq.

En el año 1981, el Partido Revolucionario Islámico gana ampliamente las elecciones y empieza a dominar todo el aparato del Estado. Es elegido primer ministro Ali Jamenei instaurándose un Estado teocrático, produciéndose un periodo de fuerte represión contra los opositores del nuevo régimen.

La imagen de Irán se deterioró internacionalmente cuando Jomeini decretó la muerto del escritor Salman Rushdie por considerar blasfemos su libro Versos Satánicos. El 3 de junio de 1989 muere Jomeini y es sustituido por Ali Jamenei.

Los últimos años ya son conocidos por todo. Esperando, que Irán encuentre un camino lleno de paz de prosperidad, dejando de ser  protagonista en el mundo actual por su enfrentamiento con los Estados Unidos e Israel.

El Irán de los ayatolás