miércoles. 17.04.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 29.9.2010

Las fuertes lluvias registradas las últimas semanas han sido la causa y la precariedad de las viviendas ha hecho el resto. César Narváez, jefe operativo de la dirección de Protección Civil de Oaxaca, ha informado de que son tres las viviendas sepultadas, además de que otras 50 se encuentran con daños. "Nosotros venimos a rescatar personas vivas, pero a estas alturas creemos que las personas sepultadas ya están muertas", ha dicho Narváez.

En todo caso, las lluvias torrenciales relacionadas con la depresión tropical Matthew provocaron el desprendimiento de una franja de unos 200 metros del cerro en esa localidad. Unas 500 personas fueron reubicadas en albergues, que se instalaron en escuelas y sitios considerados más seguros.

"Estoy en Tabasco. El clima no permite aterrizar, lo mismo en Tlahuit Oax. El secretario de Gobernación trata de llegar por tierra", ha anotado el presidente de México, Felipe Calderón, en su cuenta de twitter donde ha informado de serios daños, “pero quizá no de la magnitud estimada inicialmente”.

Calderón ha afirmado que se apoyará a los habitantes de Santa María Tlahuitoltepec "hasta donde Dios lo permita”. El mandatario ha hecho estas declaraciones a bordo del avión presidencial TP-01, admitiendo que si es factible se recurrirá a la ayuda internacional para apoyar a Oaxaca.

En un día marcado para supervisar los daños por las lluvias en Tabasco y Chiapas, el Ejecutivo ha tenido que cancelar la gira y regresar al Distrito Federal sin que su avión hubiera podido aterrizar debido a las condiciones meteorológicas en el sureste del país.

Por otra parte y mediante un comunicado, Calderón ha expresado sus condolencias por las víctimas y ha dado a conocer que será el titular de Gobernación, Francisco Blake, quien coordine las acciones de la Sedena, la Marina, la SCT, CFE y Pemex a fin de prestar todo el apoyo necesario a los pobladores y sus autoridades.

El presidente ha explicado que elementos de las fuerzas armadas se encuentran ya en el lugar de la tragedia ocurrida al filo de la medianoche: “Básicamente son rescatistas de protección civil y elementos del Ejército mexicano quienes hacen las primeras labores de remoción de lodo y tierra que ha sepultado esas viviendas, también contribuyen diversas dependencias, CFE, Conagua, SCT han envido (a su personal); no sé si vayan en camino pero está listo un grupo de ingenieros y geólogos que nos permitirán ayudar a determinar los riesgos que existen en las labores de rescate; queremos evitar que haya más pérdidas de vidas o un nuevo derrumbe”.

En cuanto a cómo se produjo la tragedia, Donato Vargas, secretario del Comisariado de Bienes Comunales de Santa María Tlahuitoltepec, ha relatado: “Estábamos todos durmiendo y lo único que escuchamos fue un ruido muy fuerte, y pues salimos de la casa y vimos que el cerro se había caído". “Por la hora en la madrugada (la gente) se encontraba durmiendo y eso puede ser fatal”, ha explicado el director de Protección Civil de Oaxaca, Carlos Ramos Aragón, a la emisora Formato 21.

Santa María Tlahuitoltepec se encuentra a unos 2.600 metros de altura ubicada en un pequeño valle que está rodeado de montañas y según las autoridades cuenta con una población de 9.000 personas . Es una zona de indígenas Mixes que se dedican al cultivo y muchos de los cuales no hablan en español. El pueblo y Villa Hidalgo –en donde otro alud provocó un muerto– se localizan en la región de la sierra norte de Oaxaca, a unos 220 kilómetros al sureste de la capital mexicana y a dos horas de la capital del Estado.

Hay pocas esperanzas de hallar con vida a los once sepultados por el alud de Oaxaca