#TEMP
jueves. 30.06.2022

Fin de la guerra ¿qué les espera a los iraquíes?

El martes Obama hizo el anuncio oficial, la guerra se da por acabada y ahora toca la ‘operación nuevo amanecer’, es decir, reconstruir un país devastado. Sin embargo, EEUU exige a Irak que resuelva sus problemas rápidamente, cuando Al Qaeda e Irán amenazan por conseguir cuotas de poder.
NUEVATRIBUNA.ES / A.M - 01.09.2010

La ‘Operación libertad’ se da por terminada, ahora es el turno de ‘Nuevo Amanecer’. Estas metáforas son las que usa Estados Unidos para recordar que la guerra de Irak se ha terminado y que ahora toca la reconstrucción del país que han dejado devastado. Los iraquíes tendrán que buscar un amanecer que por ahora se antoja oscuro.

Después de siete años de una guerra injusta el presidente Obama – quien se opuso a la invasión cuando era senador- ofreció el martes un discurso en prime time para contarle a todos los norteamericanos que la guerra que tanta polémica ha causado se daba por acabada.

"Esta noche estoy anunciando que la misión de combate estadounidense en Irak ha terminado. Hemos cumplido con nuestra responsabilidad, ahora es tiempo de pasar página dijo Obama que cree que "el pueblo iraquí tiene ahora que liderar la responsabilidad por la seguridad de su país".

En el discurso del presidente norteamericano sorprendieron varias cosas. La primera son las prisas, la urgencia con que le exige a Irak la formación un nuevo Gobierno nacional "justo, representativo y que rinda cuentas al pueblo iraquí". Cuando los norteamericanos han estado siete años, al menos los últimos seis intentando reconstruir el destrozo. Sin embargo, ahora pretenden que los iraquíes, un país completamente desestructurado solucione su Estado rápidamente.

Parece que Obama se ha olvidado de las brutales tensiones internas en la zona del Kurdistán y entre musulmanes chiítas y sunitas, que no llegan a un acuerdo sobre los ingresos petroleros. Conflictos que ya existían antes de la invasión y que ahora sólo se han incrementado, divididos por los que se han acercado a Estados Unidos y los que siempre se han situado como enemigos de los invasores.

También es curioso que Estados Unidos exija que los iraquíes lleguen a un acuerdo, en una de las etapas de mayor violencia, a la que se enfrenatrán medio millón de policías iraquíes, que según Ghassan al-Attiyah, director del Instituto Iraquí para la Democracia y el Desarrollo, “no cumplen con los estándares profesionales”.

Si Estados Unidos no ha podido con Al Qaeda será difícil que Irak pueda, a sabiendas de que la organización terrorista espera sacar tajada del vacío de poder que se queda en el país. Pero no sólo Al Qaeda tiene sus ojos en Irak, su vecino Irán está deseando echarle el guante los recursos de su eterno amigo / enemigo.

Pero lo que ya no es curioso, sino más bien cínico, fue la frase que le dedicó Obama al pueblo americano, cuando dijo que "Estados Unidos ha pagado un precio muy alto para poner el futuro de Irak en manos de su pueblo". Si echamos un vistazo al balance oficial de cifras, parece bien claro el país que más ha perdido en esta guerra.

Desde 2003 han sido asesinados 106.348 civiles, la cifra supera el millón si nos atenemos al informe de Irak Body Count. La guerra ha provocado 2.555.555 de desplazados, 1,5 millones de iraquíes tuvieron que abandonar su hogar y un millón optó por el exilio.

Las consecuencias son trágicas. La ONU calcula que el 70% de los menores en las inmediaciones de Bagdad padece trastornos. El 52% de los hogares no cuenta con agua potable y el suministro eléctrico no alcanza las 18 horas diarias; y el futuro de los iraquíes se antoja más negro con una tasa de paro del 60%, en una sociedad en la que el 23% de la población está por debajo del umbral de la pobreza. Desde 2003 han fallecido 4.427 soldados estadounidenses.

Fin de la guerra ¿qué les espera a los iraquíes?
Comentarios