#TEMP
miércoles. 06.07.2022

Estado de emergencia en Hungría por un desastroso vertido de barro rojo

El fango rojo, un residuo que se produce durante la producción de aluminio y que tiene grandes cantidades de silicio, hierro y otros metales pesados, se extendió ayer lunes...
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 5.10.2010

...por Kolontar y otras dos aldeas a causa de la rotura de una balsa de contención de la planta de aluminio de Ajkai Timfoldgyar Zrt, perteneciente a la empresa MAL Zrt.

El Gobierno de Hungría ha declarado el estado de emergencia en tres condados del oeste del país debido al vertido tóxico procedente de la balsa de contención de una planta de alumnio, según informó la agencia de noticias MTI. El vertido ha causado al menos cuatro muertos, seis desaparecidos y alrededor de 120 heridos, según el último balance oficial. El estado de emergencia afecta a los condados de Veszprem, Gyor-Moson-Sopron y Vas.

La Unidad Natural de Desastres (NDU) informó este martes de que otras cuatras aldeas se han visto afectadas y que al menos cuatro personas han muerto y otras seis están desaparecidas. Otras muchas personas sufren quemaduras e irritaciones de ojos a causa del plomo y de otros elementos altamente corrosivos.

El vertido, estimado en unos 700.000 metros cúbicos, se ha llevado por delante automóviles, puentes y viviendas y ha obligado a evacuar a alrededor de 400 vecinos de la zona. "Hemos echado varias toneladas de yeso en el río Marcal y esperamos contener el fluido tóxico de esta forma", declaró la portavoz de la NDU, Gyorgyi Tottos. "Es una catástrofe ecológica", afirmó el secretario de Estado de Medio Ambiente, Zoltán Illés, quien indicó que el vertido amenaza tres ríos húngaros, incluido el Danubio, el segundo río más largo de Europa, informó la agencia MTI.

ERROR HUMANO

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, ha dicho que el vertido tóxico posiblemente ha sido provocado por un error humano ya que no hay signos de que se deba a causas naturales. En una rueda de prensa, Orban ha aclarado que no existe peligro de radiación en la zona afectada por el fango rojo.

Centenares de bomberos, miembros de los equipos de rescate y soldados han sido movilizados para tratar de contener la fuga química y ayudar a la población afectada. En Devecser las aguas contaminadas inundaron más de 400 inmuebles, obligando a la evacuación de sus habitantes. En las cercanías de los pueblos afectados se prohibió el transporte, hasta que concluyan las operaciones de rescate.

Estado de emergencia en Hungría por un desastroso vertido de barro rojo
Comentarios