#TEMP
miércoles. 06.07.2022
AJUSTADO RESULTADO: 2.735 A FAVOR Y 2.325 EN CONTRA

El referéndum en la emblemática FIAT italiana aprueba el recorte de derechos

Los trabajadores de la planta de Mirafiori del grupo automovilístico Fiat, en la ciudad de Turín (norte de Italia), han aprobado en referéndum por una ajustada mayoría el plan de futuro para la fábrica acordado el pasado diciembre entre la mayor parte de sindicatos y la dirección de la compañía.

nuevatribuna.es | 15.02.2011

Según informó hoy la comisión electoral, el sí se impuso con 2.735 votos a favor (54,05%), frente a los 2.325 votos en contra (45,95%), en un referéndum que comenzó el jueves por la noche y terminó el viernes por la tarde y que registró un muy elevado dato de participación del 94,2 por ciento.

El resultado de esta votación era del todo decisivo para la supervivencia de la planta, según sus impulsores, después de que la alianza de Fiat con la estadounidense Chrysler y los últimos movimientos del grupo italiano hayan despertado sospechas por un posible interés de ir reduciendo la producción en Italia. El primer ministro Silvio Berlusconi, ha tomado en el conflicto y había afirmado que, si los empleados rechazan el acuerdo, "la Fiat tendría buenas razones para irse de Italia y fabricar en otros países".

El plan de futuro, que el consejero delegado de Fiat, Sergio Marchionne, había definido como clave para la permanencia del grupo en la planta de Turín, había sido firmado por los sindicatos FIM, UIL, FISMIC y UGL, mientras que había sido rechazado por COBAS y FIOM.

"Hoy es una jornada histórica. Ya nada será como antes", dijo a la entrada de la planta en una rueda de prensa Paolo Pirani, secretario de uno de los sindicatos que firmaron el acuerdo el pasado diciembre, la Unión Italiana del Trabajo (UIL). "Es una victoria de todos los trabajadores de Mirafiori, incluso de quienes han votado no. Es una elección importante porque garantiza un futuro a Mirafiori y a la industria en Italia. Los sindicatos que han firmado el acuerdo han demostrado representar a los trabajadores", agregó.

La secretaria general de la CGIL, Susanna Camusso, ha acusado a Marchionne de "insultar a Italia" con sus amenazas de cerrar la planta y llevarse la producción a Serbia. Según la sindicalista, la Fiat se sitúa en connivencia de un Gobierno que “no hace su trabajo y milita por la reducción de los derechos".

En el referéndum se votaba el plan acordado entre la dirección del grupo y la mayoría de sindicatos el pasado 23 de diciembre, que prevé una inversión conjunta entre Fiat y Chrysler de 1.000 millones de euros para la planta. El acuerdo también contempla la producción de 280.000 vehículos al año de Suv Chrysler y Alfa Romeo en Mirafiori.

CONDICIONES “ESCLAVISTAS” PARA LA CGIL

Para la CGIL, el pacto obliga a una serie de condiciones, consideradas "esclavistas" y contrarias al Estatuto de los Trabajadores por la CGIL. Los empleados deben renunciar a sus permisos sindicales, y aceptan limitar las bajas por enfermedad a los casos graves (hemodiálisis, hepatitis, problemas circulatorios...) que requieran ingreso hospitalario. El pacto, que supondrá la extinción del convenio colectivo vigente, es un documento muy detallado que regula incluso las pausas de diez minutos en la cadena productiva y el momento de la media hora del almuerzo.

La empresa se fija el objetivo de reducir el absentismo por enfermedad por debajo del 3,5%; anula las bajas por enfermedad cercanas a fiestas, descanso o puentes y estipula nuevos sistemas de turnos, tres de ocho horas de lunes a sábado, que derogan las leyes en vigor y pueden ser modificados en función de las necesidades del mercado.

Por su parte, en una entrevista que publica hoy el diario romano "Il Messaggero", el ministro de Desarrollo Económico (Industria), Paolo Romani, defiende el plan de futuro de la planta de Mirafiori como expresión de "un nuevo método" de trabajo que acerca a la fábrica "a los estándares de sus competidores".

El asunto, que tiene por protagonista a esta emblemática planta de Fiat inaugurada en 1939 en presencia del dictador Benito Mussolini, se ha convertido en las últimas semanas en uno de los de mayor actualidad en Italia, en un momento en el que el país trata de recuperarse de la recesión económica.

El referéndum en la emblemática FIAT italiana aprueba el recorte de derechos
Comentarios