<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 03.02.2023

El presidente Álvaro Colom ordena investigar los espeluznantes crímenes

El presidente de Guatemala ha asegurado que los experimentos reconocidos por el Gobierno de Estados Unidos, que inoculó gonorrea y sífilis a decenas de personas, son "crímenes de lesa humanidad".
NUEVATRIBUNA.ES - 3.10.2010

Álvaro Colom ha ordenado a los ministerios de Salud, Gobernación y Defensa que localicen todos los archivos de la época para determinar la connivencia de las autoridades guatemaltecas con los responsables estadounidenses de llevar a cabo los experimentos. Además, ha acordado con la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, la creación de una comisión de investigación conjunta, con representación de ambos países pero cuya composición aún está por determinar, para averiguar qué fue de las víctimas de tales prácticas.

La comisión se constituirá este lunes y los resultados de su investigación determinarán si procede una denuncia o el reclamo de indemnizaciones. La investigación se realizará en Guatemala y tendrá el apoyo de los Estados Unidos, según el ofrecimiento del presidente Obama a su homólogo guatemalteco, durante la llamada telefónica para disculparse tras haber salido a la luz todos los hechos.

Por lo que se refiere a la investigación del propio Gobierno de Guatemala, el incendio del Hospital Neuropsiquiátrico, ocurrido en 1960, la puede complicar bastante. Según el diario La Hora, el incendio borró por completo las posibilidades de conocer registros sobre los experimentos que los científicos de los Estados Unidos (EE.UU.) practicaron en Guatemala entre 1946 y 1948, que han derivado en una ola de indignación entre los guatemaltecos. Las instalaciones del hospital quedaron completamente destruidas y a la fecha no se han esclarecido fehacientemente ni las causas del desastre, ni los posibles responsables del hecho en el que murieron unas 200 personas.

REVERBY, LA PRIMERA EN TIRAR DE LA MANTA

Prensa Libre publica declaraciones de la investigadora Susan Reverby, catedrática en el Wellesley College, quien ha destapado la información al colocarla en su portal. Reverby dice que ha llegado a la conclusión de que durante los experimentos se creó una muestra con una población controlada, lo que daría certeza a los investigadores de EE. UU. del comportamiento de la penicilina para combatir enfermedades como sífilis, gonorrea y chancroide.

Según sus declaraciones, el gobierno de Barack Obama se habría visto obligado el viernes último a oficializar la información de los experimentos y ofrecer disculpas a Guatemala, debido a que por un error en el sitio de Internet de la investigadora se publicó ese hallazgo. Reverby relata que encontró los informes acerca de Guatemala en los archivos del médico estadounidense John C. Cutler, encargado de dirigir las pruebas en otros lugares, como Alabama, EE. UU. La investigadora se confiesa sorprendida por el hallazgo que, según explica, no debía ser divulgado hasta enero del 2011, cuando se publicará el informe completo.

Los informes de Reverby detallan cómo el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos avaló experimentos con prostitutas, reos, soldados y enfermos mentales, a quienes se les transmitieron, sin que lo supieran, sífilis, gonorrea y chancroide.

Reverby indica que en los documentos a los que tuvo acceso nunca se detalla si el presidente de Guatemala o algún ministro de la época tuvieron información sobre los experimentos. “Quienes ayudaron a llevar a cabo el estudio estaban a cargo de la Sección de Enfermedades de Transmisión Sexual del Departamento de Salud de Guatemala; si había alguien más arriba de ellos, no consta en los archivos que revisé”, afirma.

Uno de los informes publicados en la página de Internet del Departamento de Servicios Humanos y de Salud de Estados Unidos detalla que en varias cartas intercambiadas entre los facultativos involucrados en el experimento en Guatemala reconocen “la naturaleza poco ética de los estudios de investigación”.

INMIGRANTES Y EXPERIMENTOS, DOS ASUNTOS "QUE NO HAY QUE MEZCLAR"

Por otra parte, organizaciones defensoras de los inmigrantes han aprovechado para plantear que se presione a Estados Unidos con el fin de que otorgue el Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés) para los guatemaltecos en aquel país. Al respecto, Colom ha dicho que esas son dos cosas diferentes. "No hay que mezclar una cosa con la otra", han sido sus palabras. Por lo que se refiere a los inmigrantes, opina que hay que dejar que Estados Unidos revise los documentos sobre el avance de la reconstrucción tras el paso de la tormenta Ágatha que ha causado 170 muertos en Guatemala.

Ante la muerte y destrucción que ha provocado 'Agatha', el Gobierno guatemalteco ha solicitado a Estados Unidos un Estatus de Protección Temporal (TPS) para los miles de inmigrantes de esta nacionalidad. Según la cancillería, la petición ha sido enviada por la vía diplomática al Departamento de Estado de Estados Unidos para que inicie su trámite, y debe ser el presidente Barack Obama el que decida si lo otorga o lo rechaza. La Ley de Inmigración y Nacionalización de Estados Unidos señala que un país puede acogerse a esta figura al ser golpeado por un desastre natural.

El presidente Álvaro Colom ordena investigar los espeluznantes crímenes
Comentarios