martes. 20.02.2024

nuevatribuna.es | 08.01.2011

Al ser preguntado si tenía enemigos cuando se dirigía al hospital donde fue ingresada su hija, Spencer Giffords respondió "Sí, el Tea Party entero", en declaraciones al sensacionalista 'The New York Post'.

El padre de la congresista señaló que los políticos están en pleigro constante. "Reciben amenazas constantemente", dijo. "No tenemos ninguna información, se supone que la Policía debería llamarnos, pero no lo han hecho", se lamentó.

Esta no ha sido la primera vez que han atacado a los demócratas en Tucson, capital de Arizona. La oficina de Giffords en Tucson fue una de las tres sedes del Partido Demócrata atacadas el pasado mes de marzo, antes de la aprobación definitiva de la reforma sanitaria impulsada por Barack Obama.

Entonces, los atacantes rompieron una de las ventanas de la oficina y los colaboradores de Giffords aseguraron que el ataque fue perpetrado con una pistola de aire comprimido.

"Obviamente era una cuestión muy pasional para mucha gente", ha declarado el también miembro de la Cámara de Representantes Jeff Flake en declaraciones a la radio pública NPR. También las leyes sobre inmigración son una cuestión especialmente polémica en Arizona.

Giffords fue tiroteada a quemarropa este sábado en un acto ante un supermercado del norte de Tucson por un individuo que logró herirla en la cabeza. Los disparos indiscriminados del atacante han acabado con la vida de seis personas, según las últimas informaciones oficiales.

El padre de Giffords dice que "el Tea Party" era su enemigo