miércoles. 24.04.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 09.06.2009

El líder indígena peruano Alberto Pizango, sobre el que pesa una orden de busca y captura por parte del Gobierno peruano, se ha refugiado en la embajada de Nicaragua en Lima a la espera de que se le conceda asilo político. Pizango se encontraba en paradero desconocido desde el pasado viernes tras un violento enfrentamiento entre el Ejecutivo peruano y las comunidades indígenas de la selva amazónica que se saldó con una matanza en la que perecieron unos 30 policías.

En declaraciones recogidas por el diario El Comercio, el embajador nicaragüense, Tomás Borge, ha confirmado que ayer Pizango se refugió en la Embajada de Nicaragua solicitando asilo político. A pesar de que horas antes el ministro de Exteriores peruano, José Antonio García Belaunde, aseguró que Nicaragua le concedió asilo político, Borge ha precisado que se reunirá con el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, "con la finalidad de analizar este caso y tomar una decisión". La decisión se tomará durante la jornada de hoy.

Pizango, sobre el que las autoridades mantenían la hipótesis de que podría haber huido a Bolivia, acusó el pasado viernes al presidente peruano Alan García de "genocidio".

Los indígenas amazónicos iniciaron el pasado 9 de abril un paro indefinido de las comunidades selváticas que ha incluido hasta el momento cortes de carreteras, bloqueo de ríos y tomas de yacimientos petroleros y gasísticos. Reclamaban la derogación de varias normativas que suponían un perjuicio para los recursos naturales de la zona, pero las protestas acabaron en disturbios.

La Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), de la que Pizango es presidente, cifra en al menos una treintena el total de víctimas, entre indígenas y otros civiles, que fallecieron durante los enfrentamientos. Las cifras oficiales del Gobierno hablan de 34 campesinos y 9 uniformados fallecidos.

El líder indígena peruano solicita asilo político en Nicaragua