jueves. 20.06.2024

"Las acusaciones sobre complicidad o incompetencia son absurdas", declaró el primer ministro. "Nosotros no habíamos invitado a Bin Laden a venir al país", dijo el primer ministro paquistaní, Yusuf Raza Gilani, quien compareció este lunes ante la Asamblea Nacional para explicar la reciente operación militar estadounidense en la que murió Bin Laden, efectuada a escasa distancia de Islamabad y sin conocimiento ni autorización de Pakistán.

En su comparecencia, Gilani advirtió de que las acciones unilaterales como la efectuada por los norteamericanos contra Bin Laden pueden acarrear "graves consecuencias", aunque aseguró que su Gobierno concede "gran importancia" a las relaciones con Estados Unidos.

Según Gilani, en el caso Bin Laden ha habido errores de los servicios de Inteligencia, pero no se deben atribuir exclusivamente a Pakistán y, por tanto, no se debe responsabilizar a su país de los "errores de otros". En este sentido, advirtió de que la cooperación en materia de Inteligencia es fundamental para la lucha contra el terrorismo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró ayer domingo a la cadena CBS que Osama bin Laden contaba con una "red de apoyo" en Pakistán que podría proceder "de dentro o de fuera del Gobierno".

El Gobierno de Pakistán niega su complicidad con Bin Laden