miércoles 27/10/21

El Frente Polisario eleva a once los muertos

Al menos once muertos, 723 heridos y 159 desaparecidos es el nuevo balance que el Frente Polisario ha ofrecido este martes del asalto de las fuerzas de seguridad marroquíes al campamento de protesta próximo a El Aaiún y de los disturbios que se produjeron a continuación en las calles de esta ciudad.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS 09.11.2010

Según el Polisario, el balance podría aumentar "vistas las dimensiones de la agresión bárbara ejecutada por las fuerzas armadas reales". Además, la lista de 723 heridos "no es exhaustiva", precisa el comunicado remitido por la Delegación del Frente Polisario en España.

En lo que respecta a los desaparecidos, "se trata de personas buscadas por sus familiares y amigos" y, según el Polisario, se puede "suponer que hay muertos entre ellos". Mientras, en El Aaiún se ha comenzado a enterrar a los "mártires" de la "barbarie de un ocupante déspota y feudal que no corta en cometer asesinatos cobardes dignos del apartheid y el nazismo".

Asimismo, el Polisario denuncia que las fuerzas marroquíes, que han "saqueado cientos de casas y tiendas y destruido vehículos de saharauis", "utilizaron balas reales, gases lacrimógenos, porras, palos y cañones de agua contra una población civil pacífica indefensa compuesta por más de 26.000 personas, en su mayoría mujeres, niños y personas mayores".

En opinión del Polisario, que controla la autoproclamada República Saharaui Arabe Democrática (RASD), "todo estuvo minuciosamente preparado por el Estado Mayor (marroquí), bajo las órdenes de los más altos oficiales del Ejército y en coordinación con los especialistas de los servicios de Inteligencia que controlan perfectamente (...) el arte de la tortura, la liquidación física y la desaparición".

Por último, critican que las autoridades marroquíes no hayan permitido entrar en El Aaiún a periodistas extranjeros, diputados y eurodiputados, así como a representantes de la sociedad civil, lo que consideran demuestra que "el asesino" no quería contar con "testigos molestos".

CALMA TENSA EN EL AAIÚN

Varias fuentes saharauis y pro saharauis han informado de que la situación en la capital de Sahara Occidental, El Aaiún, es de una "calma muy tensa" y que la ciudad está "tomada por los militares". Asimismo, han denunciado que a lo largo de la noche se han registrado asaltos e incendios de viviendas y automóviles, en los que han intervenido colonos civiles marroquíes "con el beneplácito de las autoridades".

"El Aaiún está tomada por los militares", informó a Europa Press una portavoz de la organización no gubernamental Thawra, que cuenta con dos compañeros sobre el terreno, Silvia García y Javier Sopeña. Los dos españoles, explicó, "se encuentran cada uno en una punta de la ciudad y no han podido encontrarse todavía". "Él ha podido salir a pie de la ciudad y ella se encuentra con un grupo de mujeres que llegaron un poco tarde a sus casas", añadió.

Según las informaciones de que dispone Thawra, procedentes de "varias personas" presentes en el terreno, de momento se ha registrado la muerte de siete saharauis, seis en el campamento de protesta desalojado y uno ("el que ha aparecido en las fotografías") en la propia ciudad.

Aparte, prosiguió, en las últimas horas han sido incendiados "todos los coches de los saharauis", han sido "arrasadas" numerosas viviendas y se han registrado "muchos detenidos" que han sido trasladados a cárceles y cuarteles. También se ha informado de alrededor de 300 desaparecidos, entre ellos "muchos niños que habían salido del colegio" y cuya suerte desconocen sus familias, aseguró.

Por su parte, el presidente de la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos, Ramdan Mesaud Larbi, declaró a Europa Press desde El Aaiún que la situación en estos momentos es de "calma muy tensa" y que se aprecia una fuerte presencia militar en las calles de la ciudad.

Asimismo, explicó que la población "se ha encerrado en sus casas" y que varios "civiles no autóctonos" (marroquíes) se pasearon anoche por las calles con una actitud "provocativa" contra las viviendas de los saharauis, a los que insultaban y llamaban "traidores". "Lo peor es que iban acompañados de la Policía, lo que significa que contaban con el beneplácito de las autoridades".

Por otra parte, la activista saharaui Elghalia Sjimi (de la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos y antigua compañera de prisión de la también activista Aminetu Haidar) declaró a Europa Press que en su barrio la situación es actualmente "tranquila".

No obstante, explicó, le han llegado noticias de actos de violencia y de incendios de casas en otras zonas de El Aaiún, así como los testimonios de muchas mujeres que no habían podido llegar a sus casas y que debieron pasar la noche en las viviendas de sus familiares. "Han podido llegar a sus casas y nos han contado que han pasado miedo a causa de la violencia", añadió.

Djimi aseguró también que se aprecia "mucha presencia militar" en las calles de la ciudad y advirtió de que, de momento, "no hay cifras exactas" sobre víctimas de la operación militar y policial lanzada ayer lunes por Marruecos contra el campamento de protesta y contra El Aaiún.

El Frente Polisario eleva a once los muertos
Comentarios