viernes. 23.02.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 16.08.2010

El general David Petraeus, máximo responsable del ejército norteamericano en Afganistán, ha declarado en una entrevista en la NBC que una retirada de las tropas estadounidenses en 2011, como anunció Obama, podría ser prematura. Preguntado sobre si se plantea descartar que el proceso comience en esa fecha, ha respondido que "ciertamente, sí".

El general añadía que "no consideraba esta fecha como vinculante". Además, aseguraba que durante sus conversaciones con el presidente Obama, éste le había dicho que lo que esperaba de él "son sus mejores consejos militares".

Las declaraciones del general Petraeus llegan en el momento más bajo de popularidad de los estadounidenses sobre la guerra de Afganistán y cuando el número de soldados muertos ha alcanzado el récord mensual de 66 en julio.

Según una encuesta realizada por Gallup y publicada en EE.UU. a principios de agosto, el 62% de los estadounidenses creen que la situación en Afganistán es "bastante" o "muy mala, frente al 34% en desacuerdo.

Además el 41% de los encuestados cree que la entrada en la guerra en Afganistán después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 fue "un error" cuando eran un 28% a finales de 2008.

Desde la llegada de Obama, el Gobierno ha querido dar un giro a la guerra de Afganistán, que ya dura más de nueve años (desde que Estados Unidos lanzó la operación "Libertad Duradera" en 2001).

En diciembre Obama anunció una nueva estrategia hacia la región con el envío de 30.000 soldados más y el compromiso de que las tropas estadounidenses dejarán el país un julio de 2011, así como un enfoque global que incluye más cooperación con los países vecinos como Pakistán, para controlar la actividad de la insurgencia en la frontera.

EL OBJETIVO: CAPTURAR A BIN LADEN

Petraeus ha asegurado además que capturar al líder del grupo terrorista Al-Qaeda, Osama bin Laden, vivo o muerto, es uno de los principales objetivos de Estados Unidos.

Bin Laden "continúa siendo un icono y creo que capturarlo o matarlo es todavía una tarea muy importante para todos aquellos que están comprometidos con el terrorismo en el mundo", dijo Petraeus.

El líder del grupo terrorista de origen saudí, que se ha convertido en el hombre más buscado del mundo, continúa en paradero desconocido. Algunos analistas creen que podría estar en la zona tribal de Bajaur (noroeste de Pakistán).

El comandante Petraeus cuestiona la retirada de las tropas de Afganistán