domingo. 14.07.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 4.6.2009

Fuentes de la investigación francesa han asegurado que el Airbus A330 volaba a una velocidad "errónea" cuando se produjo el accidente en la madrugada del pasado lunes.

Así lo afirma el diario francés Le Monde que cita como fuente a la Oficina de Investigaciones y Análisis Aéreos, organismo encargado de determinar las causas del accidente en Francia. Afirman que uno de las posibles motivos del siniestro, es que el aparato volaba a velocidad inadecuada sobre el océano Atlántico en una zona de fuertes turbulencias.

La otra parte de la investigación, la brasileña, rechaza la posibilidad de que la aeronave explotase en pleno vuelo, a causa de un rayo u otro incidente como habían apuntado algunas informaciones. Según las investigaciones, las manchas de combustible dispersas en el mar hacen descartar un incendio en el aire. Los seis mensajes automáticos de emergencia enviados a Air France también permiten aclarar que el avión no explotó cuando volaba, pero aún se desconocen las causas claras del siniestro.

"No hay hipótesis claras sobre lo que pudo causar el derrumbe de la aeronave, pero lo que sí está claro es que perdió presión como consecuencia de una avería eléctrica, porque el aparato envió al menos seis mensajes automáticos a la compañía poco después de informar sobre fuertes turbulencias", ha afirmado el ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim.

Previamente, Le Figaro había publicado que los expertos barajaban la hipótesis de que el Airbus 330-200 se hubiera desintegrado en pleno vuelo basándose en la dispersión de los restos del aparato, que, en algunos casos, es de hasta 300 kilómetros. Este elemento habría hecho pensar en una gran explosión en la aeronave. Algunos testimonios, como el del comandante del vuelo 974 de Air Comet, que cubría Lima-Madrid a la misma hora que desapareció el Airbus de Air France, parecían apuntar en esa dirección: De repente, observamos en la lejanía un fuerte e intenso destello de luz blanca que tomó una trayectoria descendente y vertical que se desvaneció en seis segundos". El comandante llamó también la atención sobre la falta de socorro por parte del avión siniestrado. "No se escuchó ninguna comunicación en frecuencia de emergencia o aire-aire antes ni después de este suceso".

BÚSQUEDA DE LOS RESTOS

El miércoles, la Marina brasileña localizó nuevos restos del A330, entre ellos una pieza metálica de 7 metros de diámetro y una huella de queroseno de 20 kilometros, que se añaden al asiento y al salvavidas naranja ya avistados el martes.

El submarino francés Nautilus, que participó en las tareas de búsqueda de los restos del Titanic, se encargará de rastrear las cajas negras del avión del Air France que desapreció en el Océano Atlántico, según el diario brasileño Folha. El mini submarino ya se está trasladando al lugar donde aparecieron restos del Airbus 330, a unos 700 kilómetros de la isla de Fernando de Noronha. Dos pilotos franceses son los encargados de comandar la nave de búsqueda marítima.

El Nautilus fue la primera nave en alcanzar el casco del Titanic, que se hundió en el mar en el año 1912, después de que la embarcación fuese detectada en el Océano Atlántico Norte.

El avión de Air France desaparecido volaba a una velocidad "errónea"