#TEMP
domingo 29/5/22

EEUU corta su ayuda a Honduras antes de la cita de Costa Rica

El anuncio lo ha hecho la embajada estadounidense en el país centroamericano en una nota que hace referencia también al diálogo que debe empezar este jueves en Costa Rica entre Zelaya y el jefe de Estado de facto, Roberto Micheletti. El objetivo debe ser "el retorno del gobierno legítimo de Honduras y la restauración de un orden constitutional y democrático". > IU estudia llevar a Micheletti al TPI

NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 9.7.2009 Estados Unidos ha dejado en suspenso todas sus ayudas a Honduras como represalia por el golpe de Estado que ha desalojado del poder a Manuel Zelaya . En total son casi 200 millones de dólares, de los que 16 en concepto de asistencia militar ya han sido cancelados. Otros 180 millones son en concepto de ayuda al desarrollo. La economía hondureña depende en gran medida de EE.UU. La embajada precisa que mantendrán sus programas de ayuda alimentaria y médica y el capítulo para la preparación de elecciones "libres y justas". El pasado sábado, la Organización de Estados Americanos (OEA) decidió suspender la participación de Honduras y pidió a sus miembros (incluido EE.UU.) que revisaran sus relaciones con el país en todos los aspectos, incluidas sus ayudas económicas. EE.UU. tiene en el país una base área (Soto Cano) con 600 soldados. En los años 80, fue usada por la CIA para sus actividades contrarrevolucionarias (la contra) en Centroamérica. En cuanto a la reunión que hoy está previsto que se celebre en Costa Rica, allí se encuentra ya Manuel Zelaya que ha manifestado que va a aprovechar la entrevista con el presidente "de facto", Roberto Micheletti , para exigir la disolución del gabinete formado tras el golpe militar que le apartó del poder en un margen de 24 horas. "Esperamos que en las próximas 24 horas, o sea en el día de mañana, tengamos una respuesta muy clara de la contraparte golpista que rompió el proceso democrático en el país, con el fin de que se puedan cumplir las resoluciones", afirmó Zelaya al llegar a Costa Rica. Y añadió: "Nuestra presencia aquí no obedece a ninguna negociación, en esto está empeñado el honor de todos los pueblos de América, simplemente se está escuchando a través del mediador cuál es el planteamiento de los que han establecido este régimen de facto (...) para ver cómo están ellos planificando su salida, que es lo más honroso para las democracias de América Latina". Zelaya expresará su petición al presidente de Costa Rica, Óscar Arias , quien actuará de mediador. El escenario de estas primeras conversaciones será la residencia de Arias, ubicada en el sector de Rohrmoser, en el distrito de Pavas de San José. Se espera que estas reuniones se extiendan hasta el viernes, aunque eso será algo que se determinará cuando se diseñe la agenda de negociaciones. El gobierno interino de Micheletti -respaldado por los dos principales partidos políticos, la Corte Suprema de Justicia y los empresarios- insistió en Tegucigalpa en que el retorno de Zelaya como presidente es innegociable, pese al apoyo de Estados Unidos y la OEA, que exigen su restitución. Micheletti confirmó su viaje a Costa Rica con un equipo de asesores con estos propósitos: "(Disposición) absoluta, entera para escuchar, buscar diálogo, que al final busque la solución que queremos encontrar en el país, la paz y la tranquilidad y lógicamente sostener nuestra democracia". Por su parte, la ministra interina de Finanzas, Gabriela Núñez , dijo que la suspensión de la ayuda de EEUU es "contraproducente" para el diálogo que se inicia en Costa Rica. "Es realmente preocupante esta decisión de Estados Unidos, pues afecta importantes proyectos que estaban en marcha (...) Es contraproducente para las negociaciones", dijo Núñez a Reuters tras conocerse la medida, cuyo impacto en la economía todavía se está analizando. DIFÍCIL SOLUCIÓN El golpe en Honduras es la peor crisis en Centroamérica desde la invasión estadounidense a Panamá en 1989 y se ha convertido en un desafío para el presidente estadounidense Barack Obama, que mostró un decido apoyo a la mediación de Arias para evitar una escalada de la violencia en el país. "Esta no es una situación que se resuelva en un abrir y cerrar de ojos. No es un tema que se pueda anticipar que se resuelve muy fácilmente, es muy complicado porque hay procedimientos penales de por medio", dijo Carlos López , el embajador designado por el gobierno interino ante la ONU. Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly , afirmó que "ahora tenemos un diálogo en marcha que abre una posibilidad real de resolver esto a través del diálogo entre las partes en conflicto". Arias, ganador del premio Nobel de la Paz por su trabajo para poner fin a conflictos militares y guerras civiles que asolaron la región durante la Guerra Fría, se ha mostrado optimista para lograr un acuerdo pese a las posiciones radicales: "Lo que sí quiero es no dejarlos salir de aquí hasta que haya un acuerdo". El Gobierno interino, que se niega a restituir a Zelaya, lo acusa traición a la patria, abuso de poder y corrupción, pese a la presión internacional y la suspensión de Honduras por Organización de Estados Americanos (OEA). Por su parte, Zelaya, cuyo respaldo en las encuestas había caído a niveles del 30 por ciento en las semanas previas al golpe, insiste en que las autoridades están reprimiendo a la población y exige el castigo a los "usurpadores". Entre otras cosas, opinó sobre la visita de Micheletti a Costa Rica: "Se ha creado en Costa Rica un régimen de excepción, recibir a un criminal que ha golpeado nuestro pueblo y los derechos de nuestra democracia, recibirlo aquí y no capturarlo, ya es un estado de excepción". Los hondureños, que se han dividido entre dos presidentes que claman su legitimidad, han protagonizado desde el día del golpe masivas manifestaciones a favor y en contra de Zelaya. Las protestas han dejado un muerto y varios heridos de bala cuando seguidores de Zelaya se enfrentaron con soldados mientras esperaban su retorno en avión, que finalmente las autoridades impidieron bloqueando el aeropuerto. El Gobierno interino de Honduras relajó el miércoles el toque de queda que mantiene vigente en todo el país desde el golpe para que empiece una hora más tarde y se levante una hora antes, aunque permanecerá "hasta que la situación se normalice".

EEUU corta su ayuda a Honduras antes de la cita de Costa Rica
Comentarios