sábado 27/11/21

Cuba ha celebrado hoy un Primero de Mayo con sus habituales desfiles cuya principal novedad fue la participación de trabajadores del incipiente sector privado de la isla, en una jornada que el Gobierno dedica a reafirmar la unidad sobre la "actualización" de su modelo económico.

El presidente Raúl Castro ha encabezado el acto principal del Día de los Trabajadores en la Plaza de la Revolución de La Habana, donde tuvo lugar el tradicional y multitudinario desfile que ha abierto el sector sanitario con una gran pancarta con el lema "Preservar y perfeccionar el socialismo".

Salvador Valdés, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, sindicato único) fue el encargado de pronunciar el discurso más importante de un día centrado en "reafirmar" el compromiso con el plan de reformas económicas emprendidas en el país.

"Somos los trabajadores y el movimiento sindical principales protagonistas en el empeño supremo de materializar la actualización del modelo económico cubano", ha insistido el líder sindical.

Ha agregado que esa "batalla económica" no está exenta de "obstáculos y dificultades" y ha llamado a elevar la producción y la productividad laboral, potenciar el ahorro, y combatir enérgicamente la corrupción y la indisciplina social.

También ha exigido el fin del bloqueo que Estados Unidos mantiene sobre la isla desde hace 50 años, reclamó la libertad para los cinco agentes cubanos condenados en ese país por espionaje y trasladó un mensaje de solidaridad con los trabajadores "víctimas" de la crisis económica internacional que son reprimidos por reivindicar sus derechos.

En el Día de los Trabajadores, el máximo líder sindical de Cuba no hizo sin embargo mención alguna al drástico reajuste laboral emprendido en la isla para adelgazar las abultadas plantillas de su sector estatal.

El Gobierno de Raúl Castro se propone eliminar medio millón de empleos públicos de forma progresiva hasta 2015, en un proceso que ya ha suprimido 140.000 puestos estatales a los que se sumarán otros 110.000 este año.

Una de las alternativas a esos despidos es el trabajo autónomo o "por cuenta propia", otra de las medidas "estrella" de las reformas económicas del general Castro que ha supuesto una tímida y controlada apertura a la iniciativa privada.

Precisamente, una de las novedades del Primero de Mayo de este año ha sido la participación de "cuentapropistas" (como se les llama en argot cubano), de los que se calcula un 80 por ciento está afiliado al movimiento sindical después de que en 2010 la CTC aprobara una política para sindicalizar a los autónomos.

"Nos sentimos tan cubanos como todo el mundo y aunque seamos del sector privado venimos a desfilar y lo hacemos con mucho gusto y mucho amor", dijo a Efe el jefe de cocina Óscar Barreras, trabajador de un restaurante-cafetería privado de La Habana.

Barreras asistió al desfile junto a otros 40 empleados del mismo local, que tuvo la iniciativa de llevar al acto un enorme cartel con el nombre del negocio y el lema "los trabajadores por cuenta propia !presentes!".

"Queremos que todos los sectores 'cuentapropistas' se unan y que tomen el ejemplo", advirtió el cocinero, tras resaltar la importancia para los autónomos de sumarse a los sindicatos.

Alberto, otro trabajador por cuenta propia del sector gastronómico, resaltó que el sindicato los "une y apoya" y dijo que la "esencia" de que hayan desfilado hoy "es seguir apoyando al pueblo como siempre se ha hecho".

Entre la multitud, se dejaron ver otros carteles con afirmaciones como "los trabajadores por cuenta propia apoyamos el Partido" y "los cuentapropistas defendiendo el socialismo".

El desfile se desarrolló en un ambiente festivo en medio de los himnos patrióticos y congas cubanas, mientras los participantes gritaban vivas a Raúl y Fidel Castro y portaban carteles con sus imágenes.

También aparecieron pancartas con fotos del Che Guevara, de Carlos Marx, Lenin y hasta del presidente venezolano, Hugo Chávez, quien precisamente llegó esta madrugada a la isla para continuar el tratamiento de radioterapia contra el cáncer que padece.

Como es tradición en Cuba, el único país comunista de América, el acto cerró entre sones de "La internacional" y el paso de un bloque de jóvenes en representación del "futuro" de su revolución.

Cuba dedica el Primero de Mayo a reafirmar su "actualización" económica
Comentarios