martes. 18.06.2024
Imagen del canal de televisión sirio Al Arabiya

Las fuerzas leales al Gobierno de Bashar al Assad han abierto este nuevo frente coincidiendo con el segundo día de asedio a Hama, en el noroeste, donde este martes han muerto al menos otras cuatro personas más.

Durante el primer día de ataques contra Hama, escenario en 1982 de una masacre para aplacar una revuelta de Hermanos Musulmanes, murieron al menos 84 civiles, según el nuevo balance hecho público por activistas pro Derechos Humanos. La ofensiva del domingo del Ejército de Al Assad tuvo como principal escenario el distrito de Hamidiyah.

"Nadie puede abandonar la ciudad porque las tropas y las 'shabbiha' (milicias afines al Gobierno) están disparando de forma indiscriminada con ametralladoras", ha explicado a Reuters un residente que se ha identificado como Raed.

La agencia de noticias oficial, SANA, justifica los bombardeos sobre Hama por la presencia de "grupos armados", un término utilizado desde el principio de las protestas, en marzo, para denunciar a supuestas organizaciones que estarían detrás de las movilizaciones populares. La agencia ha indicado que ocho policías han muerto mientras luchaban en Hama contra "grupos terroristas armados".

Sobre Albu Kamal, las fuerzas del régimen habían mantenido un constante asedio durante dos semanas, en un intento por aplacar a la disidencia que se ha extendido por varios puntos de la provincia de Deir al Zor. Los primeros compases de la intervención han dejado al menos un muerto: Ibrahim al Mashadani, fallecido tras la llegada de los tanques al centro de la localidad.

Durante el fin de semana al menos 29 civiles perdieron la vida en la ciudad de Deir al Zor, capital de la provincia homónima, a causa de la intervención de las fuerzas sirias, según un balance difundido por los propios residentes.

La OTAN dice que no se dan las condiciones para una intervención militar en Siria

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha descartado este lunes una intervención militar en Siria en respuesta a la violenta represión del régimen de Bashar al Assad contra los manifestantes civiles, porque no se reúnen las condiciones necesarias, a diferencia del caso de Libia, para el que sí existe un mandato claro.

"En Libia realizamos una operación basada en un mandato claro de Naciones Unidas y tenemos el apoyo de los países de la región. Estas dos condiciones no se dan en (el caso de) Siria", ha dicho Rasmussen en una entrevista publicada este lunes por el diario francés 'Midi Libre'.

En la misma entrevista, el jefe de los aliados expresa su condena por los últimos actos violentos de las fuerzas de seguridad sirias contra la población. "En Siria, como en Libia y como en todas partes en el norte de África y Oriente Próximo hay que avanzar en la libertad y la democracia", ha añadido.

Segundo día de bombardeos sobre Hama