viernes. 19.04.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 11.11.2009

El primer ministro británico ha descartado la candidatura de su ministro de Relaciones Exteriores, David Miliband, para dirigir la diplomacia europea en sustitución de Javier Solana. El nombre de Miliband se barajaba como una especie de 'compensación' al Reino Unido a cambio de que su ex primer ministro, Tony Blair, no ocupara el otro gran puesto de responsabilidad que se crea en Europa con el Tratado de Lisboa, la presidencia del Consejo. Brown, sin embargo, ha dicho que Blair es su única propuesta: "Gran Bretaña sólo tiene un candidato para los cargos del Consejo Europeo que están siendo discutidas en este momento. Ese candidato es (el ex primer ministro) Tony Blair y su candidatura es para la presidencia del Consejo".

Sobre Blair pesan dos cargas que lastran su posible designación para desempeñar el cargo: su escaso espíritu europeista y su decidida apuesta por la guerra de Irak. Su candidatura suscita resistencia incluso dentro de su propio partido. Brown admitió admitió el martes que el actual enviado especial del Cuarteto para Oriente Medio era "polémico" para algunos en Europa "por decisiones que había tomado", pero insistió en que "era un excelente candidato (...) altamente respetado" en todo el continente. La falta de apoyo socialista para que Blair presida la UE ha hecho que cobre fuerza el nombre del actual primer ministro belga, Herman Van Rompuy, que parecía concitar consenso entre los 27.

Francia y Alemania tendrán en todo caso un candidato común, tal y como ha recordado el jefe de la diplomacia gala, Bernard Kouchner en la emisora France-Inter: "No hay favoritos por el momento. Honestamente. Hay nombres que circulan, está el de Tony Blair, el del primer ministro belga y otros nombres como Jean-Claude Juncker (primer ministro de Luxemburgo). Kouchner ha apostado, sin embargo, por una personalidad "fuerte" para ocupar la presidencia de la UE: "Me parece que ahora ha llegado el momento de que haya una personalidad que pueda imprimir (...) una marca europea. Nos hace falta una representación".

En cuanto a David Miliband, se renuncia a postularse para sustituir a Solana al frente de la política exterior europea supone que vuelve a entrar en liza para sustituir a Gordon Brown al frente del Partido Laborista británico.

Ambos nombramientos, el de presidente estable del Consejo Europeo y el de Alto Representante de la Política Exterior, que será también vicepresidente de la Comisión Europea, serán decididos por los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete el próximo 19 de noviembre durante una cumbre informal extraordinaria. Se trata de concretar los nombramientos antes de que entre en vigor el Tratado el 1 de diciembre.

El nombramiento del nuevo Alto Representante permitirá además renovar la Comisión Europea. La mayor parte de Estados miembros ya han designado a sus comisarios para los próximos 5 años y ahora el presidente, José Manuel Durao Barroso, tiene que repartir las carteras. España aspira a que Joaquín Almunia repita como responsable de Asuntos Económicos, incluso con un aumento de competencias. La presidencia sueca ha admitido que no hay consenso entre los líderes europeos sobre las personas que deben ocupar los nuevos cargos, por lo que lo más probable es que los nombramientos se decidan por mayoría.

Brown quiere a toda costa colocar a Tony Blair en la presidencia de la Unión Europea