lunes. 26.02.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 14.4.2009

Tras seis días de intensas negociaciones, el partido gobernante y la oposición de Bolivia consensuaron esta madrugada en el Congreso Nacional el texto de la Ley del Régimen Electoral Transitorio, que convoca elecciones generales y un referéndum autonómico para el próximo 6 de diciembre, además de comicios departamentales y municipales para el 4 de abril de 2010.

La ley, promulgada hoy por el presidente, Evo Morales, establece un nuevo padrón electoral biométrico y limita a siete los escaños para los indígenas; no obstante, el jefe de Estado boliviano ha suspendido la huelga de hambre que inició el jueves pasado con el fin de presionar para la aprobación del texto, y ha dado inicio a su campaña electoral.

Morales, visiblemente emocionado, firmó la nueva norma electoral ante una multitud de representantes de los diferentes movimientos sociales del país congregados en la plaza Murillo, en La Paz, para presenciar el acto. El presidente dijo que espera obtener en las elecciones los votos necesarios que le garanticen a él y a su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), dos tercios de los escaños de la Asamblea Legislativa Plurinacional. "Vamos a hacer lo que quiera el pueblo boliviano", destacó, según informa la emisora de radio Erbol.

INICIO DE LA CAMPAÑA

Morales dio las gracias a las personas que se han movilizado tanto dentro como fuera del país sumándose a la huelga de hambre que inició el jueves de la semana pasada y afirmó que esta medida ha obligado a los senadores de la oposición, "que no quieren a su pueblo, a aprobar la nueva ley electoral". "Cuando tengamos una asamblea plurinacional mayoritaria (que será elegida en diciembre en las urnas) haremos lo que diga el pueblo boliviano", señaló el mandatario al convocar a sus seguidores a concurrir masivamente a las elecciones y votar por su proyecto de reelección, según indicó la Agencia Boliviana de Información.

"Es otro día más, inolvidable, otra fecha memorable, gracias a la conciencia del pueblo boliviano y gracias a la participación de los distintos sectores, trabajadores, obreros, originarios, universitarios y profesionales", señaló el jefe de Estado después de firmar la ley.

El presidente boliviano recordó varios capítulos de su gestión gubernamental que, a su juicio, los opositores intentaron frenar con demandas de inconstitucionalidad, incluida la nacionalización de los hidrocarburos, buque insignia de sus propuestas de desarrollo nacional.

PRINCIPALES MODIFICACIONES

Esta ley convoca elecciones generales y referendos autonómicos en los departamentos de La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí y Chuquisaca y una consulta regional en el Chaco (en el departamento de Tarija) para el 6 de diciembre; además de la elección de autoridades departamentales y municipales para el 4 de abril de 2010.

Asimismo, establece para los procesos electorales de este año y el próximo la creación de un nuevo padrón electoral biométrico, mediante la inscripción y registro de todos los ciudadanos bolivianos habilitados para votar. Este mismo procedimiento de censo de electores se aplicará en el caso de los ciudadanos bolivianos que viven en el extranjero.

En cuanto a la elección del presidente y el vicepresidente del país, la ley señala que se efectuará en circunscripción única nacional, por mayoría calificada de votos, mediante sufragio universal, obligatorio, directo, libre y secreto. Además, serán proclamados presidente y vicepresidente quienes hayan obtenido por lo menos la mitad más uno de los votos válidos o un mínimo del 40 por ciento de los votos válidos con una diferencia de al menos un 10 por ciento respecto a la segunda candidatura más votada.

En caso de que ninguna de las candidaturas haya obtenido ninguno de estos porcentajes, se realizará una segunda vuelta electoral entre los dos aspirantes más votados y el ganador será quien obtenga la mayoría simple de votos. La segunda vuelta se realizará, con el mismo padrón electoral, en el plazo de 60 días después de la primera elección.

La Ley del Régimen Electoral Transitorio establece siete circunscripciones especiales (escaños reservados para los indígenas) para 36 pueblos originarios y aborígenes de todo el país, pese a que inicialmente se pidieron 14 de los 130 escaños. Se elegirá a un representante titular y a un suplente por mayoría simple.

REACCIONES: LOS INDÍGENAS NO ESTÁN CONFORMES

El presidente boliviano y la quincena de líderes sindicales que lo acompañaban en el ayuno en el Palacio de Gobierno se abrazaron y gritaron "¡victoria!" y vivas a la "revolución" al levantar la protesta cuando conocieron la aprobación del texto, según imágenes transmitidas por la televisión estatal.

Por su parte, el presidente del Congreso y vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, criticó a la oposición por dilatar la aprobación de la ley. "Las fuerzas de derecha en el Senado se atrincheraron porque no querían que hayan elecciones en diciembre", afirmó.

Asimismo, aseguró que los miembros de la oposición "se sienten derrotados, sin programa de gobierno, divididos, sin apoyo social, sin candidatos buscaron impedir que no se celebren las elecciones". "Hemos asistido a una de las sesiones más vergonzosas de un Congreso moribundo, que por suerte ya acaba su ciclo y será sustituido por una Asamblea Legislativa Plurinacional", sentenció, tras lo que pidió que los ciudadanos asistan masivamente a las urnas para evitar "la manipulación y sabotaje en manos de la derecha".

Por su parte, los representantes de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) anunciaron por su parte que a pesar de que no están conformes con la reducción de los escaños especiales que se les había prometido, aceptarán el número que se les asigne, indicó su vicepresidente, Pedro Nuni. En cuanto a la negativa a ofrecer su apoyo a Morales, esta decisión se evaluará en Asamblea, explicó. "Nosotros vamos a trabajar con los escaños que se nos van a dar, vamos a asumirlos como corresponde porque es un derecho, porque tampoco podemos darnos el lujo de rechazar", añadió el líder indígena en declaraciones a radio Fides.

Los 34 pueblos del oriente del país se reunirán en una Asamblea Consultiva en los próximos días, en la que decidirán si dejan de respaldar la candidatura de Evo Morales en las próximas elecciones, así como para definir su nueva estrategia ahora que tendrán representación permanente.

Bolivia resuelve su crisis electoral