#TEMP
domingo. 26.06.2022

Berlusconi se empeña en intervenir en el caso Eluana

El Gobierno italiano podría emitir un decreto para impedir que se desconecte de la alimentación a la joven Eluana Englaro, quien lleva en coma más de 17 años y a cuyo padre la Justicia ha autorizado a suspender su alimentación.
AGENCIAS | 5.2.2009

"Estamos trabajando para intervenir", reconoció el miércoles el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, lo que según la prensa italiana podría pasar por convertir en decreto el proyecto de ley sobre el testamento biológico, que prohíbe el suspender la alimentación y la hidratación a una persona en estado vegetativo.

Según el 'Corriere della Sera', el Gobierno tomará una decisión final en las próximas 48 horas, pero según fuentes próximas al Ejecutivo, "en estos momentos se está analizando la situación para entender qué hacer". Uno de los aspectos a tener en cuenta, señalan las fuentes, es que el caso de Eluana crearía un precedente y la ley sobre el testamento biológico, si sigue los cauces naturales parlamentarios, no sería aprobada antes de verano.

Además, hay que tener en cuenta que el decreto podría ser vetado por el presidente de la República, Giorgio Napolitano. Según los sondeos realizados por el propio Gobierno, la mayoría de los italianos apoyan al padre de Eluana, Beppino, quien ha conseguido el respaldo del Tribunal Supremo en su deseo de que se deje de alimentar a su hija. Frente al apoyo popular, el primer ministro se encuentra, según la prensa, con las presiones tanto de la Iglesia italiana como del Vaticano, que han insistido en que el caso de Eluana sería un caso de eutanasia, y quieren que el Gobierno actúe para impedir su muerte.

Sin embargo, no todos los miembros del Ejecutivo parecen estar de acuerdo con una actuación gubernamental. La ministra de Política Ambiental, Stefania Prestigiacomo, admitió que siente "una angustia profunda" ante la perspectiva de que Eluana Englaro "se apague lentamente por falta de alimentos". Pero enseguida añadió que "no creo que llegados a este punto la política tenga derecho de decidir". "No creo que el Gobierno deba intervenir", aseveró la ministra, miembro del partido de Berlusconi. "Me asusta la idea de que la ley del Estado pueda establecer cuándo se desconecta sin tener en cuenta el caso particular específico, la opinión de los médicos y de los familiares", remachó.

Los médicos, a favor de seguir adelante

Por su parte, los médicos del centro de reposo donde se encuentra Eluana se muestran decididos a seguir adelante con los planes. "Queremos aplicar la sentencia del Tribunal de Apelación de Milán", afirmó la directora de la Clínica la Quiete, Ines Domenicali, quien precisó que el centro "ejecutará la sentencia con ayuda de personal externo".

Mientras, el neurólogo de la joven, Carlo Alberto Defanti, ha tratado de contrarrestar las críticas de los que afirman que Eluana tendrá una muerte atroz. Morir deshidratado "es uno de los tipos de muerte más dulce que se conocen", aseguró en declaraciones a 'La Repubblica', si bien admitió que "nunca será posible saber si Eluana sufrirá". Por tanto, "debemos remitirnos a las pruebas científicas y las pruebas científicas nos dicen que Eluana no sufrirá".

Por otra parte, Defanti anunció hoy que "probablemente" mañana mismo se comience a reducir la alimentación que recibe Eluana, aunque será hoy cuándo se tome la decisión. Los médicos reducirían en un 50% la alimentación como prevé el protocolo.

Berlusconi se empeña en intervenir en el caso Eluana
Comentarios