lunes. 27.05.2024

Desde el comienzo de las protestas en Bahréin, decenas de manifestantes antigubernamentales han sido asesinados y muchos más se encuentran en paradero desconocido. Los cadáveres de los desaparecidos son habitualmente encontrados días después.

El presidente del BCHR, Nabil Rajab, ha señalado que, en la actualidad, uno de cada mil bahreiníes está detenido por motivos políticos. En este sentido, testigos presenciales han señalado que las fuerzas de seguridad del Estado realizan registros casa por casa para detener a los activistas.

Asimismo, seis líderes de la oposición han sido arrestados, negándose el Gobierno de Manama a dar mayor información sobre su situación. Estos seis políticos, cinco de ellos chiíes y uno de ellos suní, fueron detenidos el pasado 17 de marzo.

Entre ellos se encuentra Hasán Mushaima, líder del partido Haq, que regresó al país desde Reino Unido a mediados de febrero después de que el régimen de Bahréin retirara los cargos que pesaban contra él. Miembros de su familia presentes en el momento de la detención señalaron que miembros del Ejército saudí participaron en la operación.

Según informes llegados desde el país asiático, las fuerzas del régimen, respaldadas por tropas saudíes, han intensificado su lucha contra las figuras de la oposición y los manifestantes. Testigos presenciales han indicado que la Policía bahreiní ha disparado gases lacrimógenos y balas de goma contra los manifestantes para disolver diversas manifestaciones en la capital. Asimismo, han señalado que el Gobierno ha enviado a matones para sofocar las revueltas en algunas localidades del interior del país.

Dos manifestantes fallecen bajo custodia policial, según el Ministerio del Interior

El Ministerio del Interior de Bahréin ha hecho público que dos manifestantes detenidos han fallecido mientras estaban bajo custodia policial. Varios grupos de activistas por los Derechos Humanos han señalado que ambas muertes se han producido a causa de los abusos físicos de las fuerzas de seguridad. 

El Ministerio ha señalado que Rashid Zakaria Hassan, de 40 años de edad, fue encontrado muerto en un centro de detención y que fuentes médicas han indicado que la causa de su fallecimiento fueron complicaciones en su anemia. Hassan fue detenido el pasado 2 de abril bajo los cargos de incitar al odio, publicar noticias falsas, promover el sectarismo y llamar al derrocamiento del régimen.

El Ministerio ha identificado al otro fallecido como Alí Isa Saker, de 31 años de edad. Fuentes policiales han señalado que Saker intentó asesinar a un policía atropellándole con su coche. Según estas mismas fuentes, Saker "creó el caos en el centro de detención y falleció en el hospital a causa de las heridas que se hizo en sus peleas con los guardias de la prisión", según ha informado el canal de televisión iraní Press TV.

En Centro Bahreiní para los Derechos Humanos señala que hay más de 500 opositores...