<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
domingo. 02.10.2022
PUEBLOS Y PAÍSES | EDMUNDO FAYANÁS ESCUER

Angola

Esperemos que tras un largo periodo de lucha civil con miles de muertos y el país destruido, consigan un estabilidad económica y que esta llegue al pueblo angoleño que está inmerso en profundas crisis sociales.

Angola fue una colonia portuguesa. Tiene una extensión de 1.246.700 km2. Está situada en el suroeste de África, limitando al sur con Namibia, al este con Zambia y con el Congo tanto al norte como al este. En el oeste está bañada por el océano Atlántico con 1.300 km de costas. A ello, hay que añadirle el enclave de Cabinda que esta totalmente rodeada por el Congo y el océano Atlántico.

Angola se encuentra dividida por dos unidades geomorfológicas, la llanura litoral y la meseta o planato. La zona costera representa una amplia zona paralela al océano que termina en el desierto de Mocamedes lindando ya con Namibia. Esta zona, se extiende desde el sur de Luanda hasta la frontera namibia


Mapa de Angola

Su zona costera es en su mayoría plana. Al norte de Luanda, la costa es muy rectilínea y a veces escarpada, con ocasionales acantilados de baja altura de roca sedimentaria de color rojo, mientras que si viajamos hacia el sur de Luanda es normal encontrarnos con ensenadas. Dentro de las bahías existentes en el país, cabe destacar la de Lobito Bay que destaca por la profundidad de sus aguas permitiendo la entrada y carga de grandes petroleros

La meseta o planato ocupa dos terceras partes del territorio angoleño presentando una altitud media que oscila entre los 450 a los 600 metros, en el que se perciben muy bien dos zonas, una sabana seca al ser y sudeste y otra selvática en el norte así como en el enclave de Cabinda.

Partiendo de este planato aumenta su relieve en la zona de Bié que forma una especie de cuadrilátero al este de la región de Benguela presentando una altitud media que oscila entre los 1.500 y 2.200 metros. Este territorio tiene una extensión territorial del 10% del territorio angoleño y es la principal zona hídrica del país, pues se encuentran los nacederos de sus principales ríos.


Imagen típica de la meseta o planato angoleño

Angola tiene un clima muy bien determinado, presentando estaciones alternas bien diferenciadas, una época lluviosa y otra seca. El clima de la zona costera está muy influenciado por la corriente marina de Benguela, lo que da un clima similar al que se da en Perú. En esta zona se da un clima semiárido, teniendo una corta estación lluviosa que va desde los meses de febrero a abril, siendo los veranos cálidos y secos, mientras que los inviernos son muy suaves.

En la parte norte del país, podemos diferenciar dos estaciones, por un lado una fresca y seca que va desde los meses de mayo a octubre y por otro una estación cálida y lluviosa que va desde los meses de noviembre a abril. Si nos vamos hacia el interior y a alturas superiores a los mil metros tanto la temperatura como la lluvia disminuyen.

En las tierras altas angoleñas, el clima es mucho más saludable con una temporada de lluvias que va desde noviembre a abril y con un clima suave, seguida de una estación seca que va de mayo a octubre.

Su clima está muy influenciado por los vientos y además se suelen producir tormentas muy violentas. Tanto la zona norte del país y el enclave de Cabinda ya próximos al Ecuador tiene lluvias distribuidas la mayor parte del año y temperaturas más calurosas.

La hidrografía es muy importante en el país. La meseta angoleña es una zona donde nacen muchos de los ríos africanos. Así nos encontramos con el nacimiento del río Zambeze que desembocara en el océano Índico, como muchos de los afluentes del río Congo.

Dentro de los afluentes del río Congo nos encontramos con los afluentes Cuango, Cuílo, Cuangue, Cassai, pero sobre estos destaca el río Kwango que junto al río Kassai hace muchos kilómetros de frontera entre Angola y la república del Congo.

Los ríos cuyo cauce van hacia el este son afluentes del río Zambeze. Los ríos que van hacia el sur, son afluentes del río Okavango, al norte de Botswana, que es el único río que no desemboca en el ma,r ni en otro río, siendo un fenómeno muy curioso.

Los ríos de la vertiente atlántica son dos ríos, destacando el Cunene, que tiene agua todo el año y que en la parte final hace frontera entre Namibia y Angola. El río Cuanza que desemboca al sur de Luanda, que es un río muy navegable y que en su cauce alto presenta grandes posibilidades hidroeléctricas.


Foto del río Okavango

El paisaje dominante en Angola es la sabana. En la zona central del país nos encontramos con la sabana arbolada de miombo. Si nos vamos hacia el sur nos encontraremos la sabana de teca, que se corresponde con la zona del río Zambeze occidental y si nos desplazamos hacia el sureste nos encontramos con la sabana arbolada de mopane.

En el suroeste del país está el desierto de Kaoko. Si nos colocamos en la zona norte del país, se da una transición desde la sabana a la selva umbrófila. En el extremo norte nos encontramos con el límite meridional del manglar del África central y en el interior del enclave de Cabinda podemos ver la selva costera ecuatorial atlántica.

En los últimos años se ha observado un uso extensivo de los pastos y un fuerte crecimiento de la erosión del suelo, también determinado por la superpoblación en zonas concretas del país y por la deforestación de selvas tropicales para la exportación de maderas y combustibles.

Angola es el segundo productor de petróleo en África, sin embargo este no se utiliza como recurso alternativo a la leña. La población campesina todavía depende del uso de la madera para hacer fuego. La pérdida masiva de la selva tropical ha propiciado la devastación de su biodiversidad, la contaminación del agua y sedimentación en ríos y pantanos. La deforestación es especialmente intensa en la zona central del país.

Tiene una población que ronda los 18.000.000 millones de habitantes. Su esperanza de vida es una de las más bajas del mundo, estando en 39 años, al mismo tiempo que presenta una alta tasa de natalidad, teniendo una tasa de fertilidad femenina de más de seis hijos por mujer, lo que provoca un considerable aumento poblacional con graves consecuencias sociales y medio ambientales.

Restos de la guerra civil

Seis son los grupos étnicos del país, los ovimbundu que son el 37% de la población, los kimbundu el 25%, los bakongo el 13%, los tucokwe oro 13%, los vangangela el 9% y los vanyaneka el 5%.

Ante el fuerte desarrollo económico que se está produciendo en el país hay más de medio millón de inmigrantes, , de los cuales un 75% proceden del vecino Congo. Cabe destacar cada vez más la presencia de chinos como consecuencia de las fuertes inversiones chinas en el país, calculándose en más de cien mil los chinos que ya están en Angola. Cabe también destacar la presencia de portugueses, por ser los antiguos colonizadores del país.

Su densidad demográfica es escasa con unos 14 habitantes por km2. Esto es debido a que durante varios siglos fue zona de captura de esclavos, por lo que su demografía ha sido escasa. A pesar de ser un país africano el 60% de su población vive en zonas urbanas, destacando su capital, con un desarrollo últimamente espectacular, con unos cinco millones de habitantes. Se ha convertido en la ciudad más cara del mundo junto a Moscú.

El portugués es hablado por el 70% de la población, mientras que el otro 30% es la lengua umbundu la mayoritaria.

La mayoría de los angoleños profesa religiones africanas tradicionales. Hay un 38% que son cristianos católicos y un 15% protestantes declarados. Se practica el sincretismo afro-cristiano


Pozos de extracción de petróleo

La economía de Angola

Angola ha estado inmersa en una guerra civil de treinta años que ha marcado su vida y su desarrollo, debido a esto su renta per cápita es de las más bajas del mundo.

La agricultura proporciona alimentos al 85% de su población. El 90% de su territorio correspondes a pastos y dedica solamente unas 300.000 ha a los cultivos, teniendo muy poco regadío. Su producción más importante es la del café, también ha tenido importancia el cultivo del algodón.

Los productores locales cultivan para su propio consumo casava, junto con pequeñas cantidades de mijo, sorgo, fríjol, batatas, mani, arroz, trigo y patatas. El país tiene algunos caladeros de gran riqueza, especialmente en la frontera sur con Namibia, donde suele ser frecuente ver barcos pesqueros españoles

Su ganadería se encuentra localizada en el sur del país, y nos podemos encontrar explotaciones tradicionales junto a modernas granjas. La explotación de la madera de los bosques naturales se concentra en el área de bosques de Magioompe y el enclave de Cabinda. Destaca la plantación de 550.000 Ha de eucaliptos en la zona de Benguela que alimenta a la industria maderera de la zona. Angola tiene un gran potencial en la utilización de sus recursos hidroeléctricos.

La capital del país, Luanda

El petróleo es la principal actividad de la economía angoleña. Angola entró en la OPEP el uno de enero de 2007. En el año 1976 se fundó Sonangol para la explotación del petróleo ya bien sola o en compañía de otras multinacionales. Su producción de petróleo era de 1.400.000 barriles diario, actualmente ronda ya los dos millones. La principal zona donde se encuentra el petróleo angoleño es el enclave de Cabinda.

Angola siempre ha sido un país exportador de diamantes. El gobierno angoleño ha llegado a acuerdos con la multinacional sudafricana De Beers para la explotación de los diamantes del país y empieza a tener un papel relevante en el mundo de los diamantes.

Actualmente Angola es uno de los países más dinámicos del continente africano, así en el año 2005 creció un 18%, en 2006 un 26% y en 2007 un 17%. A pesar de estos crecimientos el país debe hacer frente a graves problemas sociales y sobre todo políticos por ser un régimen de marcado carácter autoritario y donde la corrupción esta siempre presente.

La historia de Angola

Los habitantes originales de Angola fueron cazadores y recolectores y hablaban la lengua koisan. La expansión del pueblo bantú en el primer mileno d.C. les hizo perder el dominio de la zona. Los bantú eran un pueblo de agricultores, recolectores y cazadores , siendo probable que comenzaran sus migraciones procedentes de las selvas húmedas existentes entre Nigeria y el Congo actual.

En el año 1482 llegó a la desembocadura del río Congo una flota portuguesa mandada por Diego Cao. Ese fue el primer contacto de los angoleños con los portugueses. Se empezó utilizando las misiones evangelizadoras, para pasar posteriormente al comercio y luego a la conquista militar.

Los reinos de la zona se opusieron tenazmente a la ocupación extranjera. Las guerras y la esclavitud redujo su población desde los dieciocho millones de habitantes de 1450 a los ocho millones de 1850.

La conferencia de Berlín de 1884, dividió África entre las potencias coloniales europeas. El número de colonos portugueses creció rápidamente en Angola, llegando a 350.000 en el año 1974.

Surgieron movimientos independentistas a partir de la segunda mitad del siglo XX y se fundó en 1956 el Movimiento Popular para la Liberación de Angola, MPLA. En el año 1961 militantes del MPLA, provenientes de las clases más desfavorecidas, tomaron al asalto las prisiones y los puntos estratégicos de la capital Luanda


El presidente José Eduardo Dos Santos

La caída de régimen dictatorial de Portugal por el Movimiento de las Fuerzas Armadas, provocó que este movimiento militar portugués triunfante, reconociera el derecho de los angoleños a la autodeterminación e invitó a los movimientos independentistas angoleños al MPLA, al FNLA y a UNITA a firmar los acuerdos de Alvor en el año 1975.

El 11 de noviembre de 1975, estaba previsto poner fin a la dominación portuguesa. El MPLA proclamó la independencia en Luanda, tras la retirada de las autoridades y de las fuerzas militares portuguesas, sin mediar un traspaso formal del poder. Dándose inicio a una guerra civil entre los distintos grupos independentistas apoyados desde el exterior.

El MPLA contó con él apoyó de los cubanos y aguantó todos los ataques exteriores que sufrió. Todo este proceso de guerra civil acabó cuando murió el líder de UNITA Savimbi, firmándose los acuerdo de paz en junio de 2002, tras una cruenta guerra civil de más de 27 años que asoló a todo el país.

El gobierno angoleño tuvo que luchar fuertemente para terminar con la minería ilegal de diamantes y que significó la expulsión de miles de mineros extranjeros y unos trescientos mil traficantes de diamantes.

Otro aspecto importante es que tuvo que hacer frente al movimiento independentista de Cabinda. Siendo este el territorio donde se encuentra la principal riqueza de petróleo del país. También consiguió el gobierno angoleño llegar a acuerdos con los movimientos de Cabinda.

Desde que el país ha estado en paz, se ha desarrollado un fuerte crecimiento económico con base en los diamantes y el petróleo.

Esperemos que tras un largo periodo de lucha civil con miles de muertos y el país destruido, consigan un estabilidad económica y que esta llegue al pueblo angoleño que está inmerso en profundas crisis sociales.

Angola
Comentarios