#TEMP
domingo. 26.06.2022

Al menos seis muertos al explotar un autobús con peregrinos iraníes

Una explosión en un autobús en un barrio de las afueras de Damasco ha causado decenas de heridos, según ha informado la cadena qatarí de televisión Al Yazira.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS 03.12.2009

Al menos seis muertos y una docena de heridos ha causado este jueves una explosión en un ómnibus iraní en Damasco, coincidiendo con la llegada a Siria de una importante delegación política de la República Islámica.

Fuentes de seguridad sirias han señalado que la explosión ocurrió en un vehículo que transportaba peregrinos musulmanes iraníes por el suburbio damasceno de Sayyeda Zainab, donde se ubica el santuario de la nieta del profeta Mahoma. Las pesquisas hechas por los expertos indican que no había materiales explosivos en el bus, que estaba vacío cuando ocurrió la deflagración, pero las fuerzas de seguridad de Siria continúan investigando el suceso que -han dicho- "no está aún muy claro".

Un testigo ha comentado a la televisión estatal que los pasajeros acostumbran a llevar botes de gas para su propio uso y otro ha añadido que el vehículo estaba estacionado cerca de una estación de servicio de gas y combustible, mientras que otras fuentes aseguran que estaba en marcha.

Los canales PRESS TV, de Irán, y Al-Jazeera, de Qatar, han informado de que unas 12 personas podrían haber muerto como consecuencia de la detonación, al tiempo que los testigos han relatado que había restos de cadáveres en el vehículo siniestrado.

El incidente se ha conocido mientras el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Saeed Jalili, ofrecía una rueda de prensa tras su llegada a esta capital para discutir varios asuntos de interés común con las autoridades de Siria. Jalili tiene previsto entrevistarse con el presidente sirio, Bashar Al-Assad, el canciller Walid Al-Moallem y otras autoridades para analizar la cooperación y asuntos de seguridad regional, además de reunirse con líderes de varios movimientos palestinos exiliados aquí.

Medios de prensa recuerdan que en 2008 se registraron dos atentados con bomba en Siria, uno cerca de Damasco en el que murieron 17 personas cuando se dirigían en bus al mismo santuario chiita, presuntamente por una acción del grupo radical sunnita Fatah Al-Islam.

Otro incidente violento ocurrió en febrero de ese mismo año con un coche bomba que segó la vida de Imad Mughniyya, el entonces líder del brazo armado del movimiento chiita libanés Hizbulah, un ataque que se presume fue planeado por los servicios de inteligencia de Israel.

Al menos seis muertos al explotar un autobús con peregrinos iraníes
Comentarios