viernes. 19.04.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 29.6.2009

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, ha pedido al poder judicial que se abra una investigación sobre la "sospechosa" muerte de la joven Neda Agha Soltan durante una de las recientes manifestaciones antigubernamentales. Asimismo, ha acusado a la oposición, a los medios de comunicación extranjeros y a los "enemigos" de Irán de utilizar este caso con fines propagandísticos.

En una carta al jefe del poder judicial, ayatolá Mahmud Hashemi-Shahrudi, el presidente ha pedido que la investigación ayude a identificar a los "elementos" implicados en la "sospechosa" muerte de la joven, según informó la agencia oficial de noticias IRNA.

Ahmadineyad acusó a los medios de comunicación extranjeros de utilizar este caso con fines propagandísticos y dio a entender que la oposición y los "enemigos de Irán" en el extranjero se han servido de la muerte de Neda "para sus propios objetivos políticos y también para distorsionar la pura y limpia imagen de al República Islámica en el mundo".

"Le pido que ordene al sistema judicial que asuma seriamente este caso de homicidio e identifique a los elementos que están detrás de él e informe a la población del resultado", se lee en la carta a Hashemi-Shahrudi.

Neda Agha Soltan, una estudiante de Música de 26 años de edad, murió de un disparo el pasado 20 de junio durante los enfrentamientos entre los partidarios del principal candidato presidencial derrotado, Mir Hosein Musavi, por un lado, y la Policía y los paramilitares islámicos Basij, por el otro.

Ahmadineyad ordena investigar la propaganda en torno al caso Neda