#TEMP
miércoles. 06.07.2022

200 kilómetros afectados y 1.250 millones de dólares para contener el vertido de crudo

El almirante de la Guardia Costera estadounidense Thad Allen anunció este lunes que son ya 120 millas (unos 193 kilómetros) de costa los afectados por el vertido de la tubería rota tras el accidente de la plataforma Deepwater Horizon.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 7.6.2010

Allen, que supervisa las acciones que está emprendiendo BP para frenar el vertido del golfo de México, informó además que la petrolera BP, propietaria de Deepwater Horizon, espera poder capturar unos 20.000 barriles de petróleo diarios gracias al sistema de campana instalado ya en el fondo marino. Las últimas estimaciones sitúan entre 12.000 y 19.000 barriles diarios los que vierte a las aguas la tubería rota.

Por el momento, la campana ha permitido recoger durante el domingo 11.100 barriles y la compañía ya ha enviado un segundo buque para aumentar la capacidad de recogida. Sin embargo, Allen advirtió que incluso aunque se hayan logrado estos avances, Estados Unidos tendrá que asumir que la fuga de crudo durará al menos entre cuatro y seis semanas más.

Por otra parte, es portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs afirmó que BP deberá afrontar el pago de miles de millones de dólares en sanciones por el vertido de petróleo. "Son los responsables. Tienen que asumir el coste", dijo. "Esos costes podrían superar ampliamente el precio que se pague en el mercado por el petróleo que está siendo recuperado (...). Habrá sanciones de muchos miles de millones de dólares", aseguró.

Por lo que se refiere a los gastos del grupo petrolero británico BP para intentar contener el derrame de crudo ascienden, por el momento, a 1.250 millones de dólares. Ese monto no incluye los 360 millones de dólares que se destinarían a la construcción de seis terraplenes para proteger los pantanos de Luisiana de crudo.

Recientemente una filial del grupo español BBVA, radicada en Estados Unidos, calculó que el efecto económico del escape de petróleo en esa área podría llegar a los cuatro mil 300 millones de dólares. Agregó que gran parte de los estragos se localizarán en los estados de Florida, Luisiana, Alabama y Misisipi por la dependencia de la industria del turismo y la pesca. A largo plazo los daños medioambientales podrían debilitar las economías locales.

Los expertos coinciden en que las pérdidas del actual derrame superarán las originadas por el desastre del Exxon Valdez en Alaska en 1989, el más grave ocurrido con anterioridad y que costó dos mil 800 millones de dólares. Sin embargo, la catástrofe ecológica provocada por BP, que ocurrió hace mes y medio, ya es considerada por su magnitud la mayor en la historia de Estados Unidos.

Aunque el grupo logró recientemente contener una porción de la fuga de petróleo, calcula que no será hasta agosto en que podrá frenar totalmente el derrame. Según fuentes norteamericanas, este acumula entre 23 y 49 millones de galones vertidos del hidrocarburo.

El presidente estadounidense, Barack Obama, reiteró en más de una ocasión que BP debe asumir los costes del accidente en el Golfo de México, pero como mandatario asumió la responsabilidad de solucionar el desastre.

200 kilómetros afectados y 1.250 millones de dólares para contener el vertido...
Comentarios