martes. 25.06.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 22.7.2009

Silvio Berlusconi ha hecho estas declaraciones con ocasión de la inauguración de una autopista, según recogen los medios italianos.

Esta semana, los escándalos que giran en torno a la vida privada de "Il Cavaliere volvieron a tomar brío, tras la publicación en el semanario L"Espresso de las conversaciones que mantuvo con la prostituta de lujo Patrizia D"Addario. Tanto es así, que Berlusconi ha vuelto a referirse al asunto ante la dirección de su partido, el Pueblo de la Libertad, para asegurar que los "ataques personales" que está recibiendo no le afectan porque lo que cuenta es "la acción de Gobierno"

El primer ministro italiano ha añadido que esta "campaña" se "volverá contra" quien la está practicando. Sobre las fiestas celebradas en sus residencias privadas, ha dicho que a su casa "no van sólo azafatas, sino también jefes de Estado y de Gobierno".

Por su parte, el grupo editorial Espresso, propietario del periódico Repubblica y el semanario Espresso, ha presentado hoy una denuncia contra Berlusconi ante el Tribunal de Milán por haber instigado a los industriales a retirar su publicidad de estos medios de comunicación.

"No soy un santo"