miércoles 26/1/22
HUELGA GENERAL EN GRECIA

"Ningún sacrificio para la plutocracia"

Grecia se ha paralizado de nuevo este jueves por una huelga general convocada por los sindicatos para mostrar al Gobierno su resistencia a las medidas de austeridad decididas ante la crisis financiera sin precedentes que vive el país.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 11.3.2010

Una gran manifestación ha recorrido la capital, Atenas, viéndose alterada por algunos incidentes. Cerca del mediodía, varios miles de manifestantes se habían reunido en dos puntos distintos de la ciudad para protestar contra el plan de ajuste draconiano aprobado la semana pasada. Un grupo de jóvenes enmascarados se introdujo en el cortejo de una de las manifestaciones y lanzó un cóctel molotov y proyectiles contra las fuerzas de seguridad, que respondieron con gases lacrimógenos. Los manifestantes continuaron desfilando hacia al centro de Atenas mientras los jóvenes permanecían en el lugar frente a las fuerzas antimotines, cerca de la escuela politécnica de la capital griega.

Los enfrentamientos se repitieron en la plaza central Syntagma, frente al edificio del Parlamento, punto final de las dos movilizaciones. "Incluso si nos aterrorizan, las medidas no pasarán", "Somos personas, no números", afirmaban dos banderolas de la Confederación General de Trabajadores Griegos (GSSE, un millón de afiliados) y la Federación de la Función Pública (ADEDY), que cuenta con 375.000 miembros.

En la gran plaza Omonia, miles de militantes del PAME, el frente de lucha sindical del partido comunista ultraortodoxo (KKE) coreaban su lema "ningún sacrificio para la plutocracia", mientras agitaban pancartas que decían, por ejemplo "guerra a los capitalistas, esa es la respuesta de los obreros".

Desde medianoche, tanto los transportes aéreos como marítimos estaban paralizados y los servicios ferroviarios interrumpidos. En Atenas sólo ha funcionado una línea del metro para permitir a los huelguistas dirigirse a las manifestaciones organizadas por los sindicatos. El paro ha afectado a todos los demás transportes urbanos: autobuses, trolebuses y tranvías.

La huelga ha provocado además el cierre de las escuelas y de la administración pública, mientras que los bancos y las grandes empresas del sector público han funcionado a un ritmo mínimo. En los hospitales públicos sólo ha trabajado personal de emergencia.

El país no ha podido contar siquiera con la información de radio y televisión debido a la participación en el movimiento del sindicato de periodistas (POESY). La agencia de prensa nacional ANNA ha suspendido sus informaciones durante 24 horas desde las 06H00 locales (04H00 GMT). Los diarios no aparecerán este viernes.

La huelga fue convocada el viernes pasado, en el mismo momento en que la mayoría socialista votaba en el Parlamento el nuevo paquete de medidas que incluye recortes salariales en la función pública, el congelamiento de las jubilaciones y un alza de dos puntos, a 21%, del IVA. Más de ocho de cada diez griegos estiman que las medidas adoptadas provocarán un alza del índice de pobreza en el país, según una encuesta publicada el domingo en un periódico.

Con el país colocado casi bajo tutela financiera por la Unión Europea (UE), que saludó en forma unánime el plan de ahorro, el gobierno del primer ministro Giorgos Papandreou reconoció que el proceso era doloroso, pero descartó cualquier marcha atrás. Además de un enorme déficit, Grecia tiene una deuda pública gigantesca, de unos 300.000 millones de euros, equivalentes al 113% de su PIB.

"Ningún sacrificio para la plutocracia"
Comentarios